lunes, 25 de febrero de 2008

Manantial de Cañaverales: un paisaje coloreado por Dios


(Foto de Gina Marcela Cuello Fragozo)

Es interesante fija la mirada en el lado bueno que posee nuestra interesante Guajira: cada imagen se impregna en el pensamiento de quien la contempla y admira.

En los corazones guajiros el tiempo se detiene para elogiar los paisajes cada instante de nuestra cotidianidad.

Invito a mis hermanos guajiros a pensar en lo que sería de nuestra incomparable Guajira si apreciáramos sus bellos cuadros pincelados por Dios, si miráramos con amor la tierra explotada y no bendecida por nosotros mismos. (Liliana Isabel Suárez, San Juan del Cesar, 25 de febrero del 2.008)

Bienaventurados los que atienden la súplica de plasmar los majestuosos paisajes y hechos que pueden galardonar a la Guajira en estos momentos tan violentos que vive Colombia.



Analytic