viernes, 26 de agosto de 2016

SIRENA DE HOTEL


Vaga sirena de amores terrenos,
que destellas en tu cola  múltiples colores,
que apareces  adrede, y te vas en el tiempo,
que encantas sin cantos, aún en lo seco.

Vaga sirena de miles  amores,
que al azul océano cual barco recorres,
que ahogas sueños, hombres e ilusiones,
en las profundidades de tus locas pasiones.
Vaga sirena de ojos café,
de cola humana y sangre de pez.
Sirena de autos, de whisky y coctel;
sirena de océanos,  de costas  y de hotel.

Vaga sirena de aguas prohibidas,
que desapareces pero nunca olvidas,
que vuelves adrede a la misma isla,
a silbar  de noche, las penas dormidas.

Sirena Guajira, ¡cuándo volveré!
                                  a ver tu silueta desde aquel hotel,            
a mirar de cerca tus ojos café,
                                     tu estupenda cola,  humana y de pez

Analytic