miércoles, 13 de febrero de 2008

Maicao y la globalización fronteriza

MAICAO, RUMBO A UNA GLOBALIZACIÓN TOTAL
MAICAO, LA GLOBALIZACIÓN ES TU DESTINO
Por: Edwin Solano*

Cuando me propusieron escribir un artículo para esta reconocida revista, pensé en muchos temas que a mi parecer podrían ser de interés común, luego de someter cada uno de ellos a un análisis, decidí centrarme en un tema económico que ya no es una propuesta, ni mucho menos una idea suelta en el mundo de la economía mundial, hablo de la GLOBALIZACIÓN DE LOS MERCADOS.

Cuando nos referimos al término globalización de mercados, nos estamos refiriendo a la interrelación comercial entre países que mediante convenios, acuerdos o tratados, abren sus puertas comerciales para que los productos, bienes, servicios y aún la cultura de otra nación ingrese de manera permitida con preferencias y beneficios de tipo arancelario, tributario y por qué no políticos.

Muchos han sido los foros, las conferencias y demás eventos que se han desarrollado en esta zona fronteriza para conocer las perspectivas de los defensores y opositores de la apertura económica entre países y la repercusión de este tema en el avance o desaparición de Maicao en el plano comercial regional y mundial.
Frente a esto, me permito dejar plasmada mi opinión actual sobre el caso, Yo Edwin Solano García, no estoy en desacuerdo con la Globalización de mercados, considero que es la mejor oportunidad y el espacio económico más claro que los últimos gobiernos de Colombia y me atrevo incluir a Dios, han propiciado para que como habitantes de Maicao, nos demostremos a nosotros mismos y a nuestras próximas generaciones que somos capaces de generar desarrollo en medio de la tribulación social, la persecución comercial y el olvido gubernamental de que esta tierra árida e invencible también es Colombia.

Entonces, si alguien está de acuerdo conmigo en lo que planteo, llegaremos a la conclusión de que Maicao, muchos años antes de que se visionara la apertura comercial para Colombia, ya practicaba tal apertura; sí, es cierto, o acaso se nos olvida que nuestro pueblo amado es una zona de frontera Cosmopolita desde sus primeros pasos como vitrina comercial, prueba de ello es que la gran mayoría de las personas que habitamos aquí, realmente no tenemos una descendencia netamente maicaera, eso si nos referimos a los habitantes procedentes de nuestro mismo país, pero qué hay de los Árabes, Judíos, Venezolanos, ecuatorianos, y norteamericanos en escasa representación, que han poblado este territorio durante más de tres (3) décadas. ¿Cómo le podemos llamar al ejercicio comercial desarrollado en Colombia a través de Maicao, entre los habitantes de otras naciones y nosotros?, yo le llamaría GLOBALIZACIÓN DE MERCADOS.

No debo ocultar que efectivamente el fenómeno de la apertura de mercados y las restricciones gubernamentales implantadas en muchos casos de manera irracional en nuestra zona de fronteras han minorado y atentado contra nuestro eje económico, el cual es el comercio; pero esto me hace reflexionar en lo expresado por el Apóstol Pablo en una de sus epístolas:
“A LOS QUE AMAN A DIOS TODAS LAS COSAS LES AYUDAN A BIEN”, o como lo diríamos en nuestro lenguaje común, “NO HAY MAL QUE POR BIEN NO VENGA” y me atrevo a asegurar esto, porque en Maicao somos muchos los que nos hemos beneficiado de la crisis que atraviesa el comercio local y por ende nuestras familias; o si no que la Universidad de la Guajira, la Universidad San Martin, La UNAD y en un tiempo dado la Universidad Popular del Cesar, nos muestren las estadísticas del nivel de población estudiantil de las épocas de bonanzas económicas incontrolables en Maicao y la actualidad, también analicemos los locales comerciales que hoy están en manos de criollos, ¿acaso dos décadas atrás era posible o por lo menos fácil, que un maicaero administrara su propio almacén?
O peor aún ¿Algún dueño de local estaría interesado hace dos décadas en arrendar su local a un maicaero?, agreguemos a esta lista los múltiples docentes universitarios que han aflorado en nuestra tierra; el deseo insaciable de rescatar nuestra cultura tradicional y la generación de empleos directos e indirectos propiciados por la creación de nuevos negocios en líneas diferentes al comercio tradicional.

Sin embargo, estos avances de tipo económico en nuestro Municipio no son suficientes para un desarrollo sostenible con cara al tema en análisis, se requiere que cada uno de los comerciantes maicaeros se prepare cada día para afrontar los retos que trae consigo la apertura comercial, propiciando entre otros aspectos una mejor atención a los clientes; en otro lado ubicamos un renglón de la economía que ya está siendo explotado por nuestros habitantes, la agricultura, allí tenemos grandes oportunidades; así como las tenemos en la prestación de los servicios profesionales, técnicos y tecnológicos que los que estemos preparados podremos ofrecer, ya no solamente en el territorio local sino también en diferentes países, y en la misma escala de importancia brindo ánimo y apoyo a aquellos que con sus manos y sus ideas han hecho de nuestra cultura tradicional un patrimonio invaluable, el cual también podría generar grandes ingresos a través de la globalización.

No queda más que esperar que cada uno de los habitantes de Maicao, nos concentremos y apropiemos de las oportunidades que tenemos en frente, mirando las dificultades como el puente que conecta con el desarrollo sostenible para nuestro terruño, nuestros negocios y nuestras familias.


EDWIN SOLANO GARCIA
*Contador Público Universidad Popular del Cesar
Celular: 3008034649
Email: edsolano55@yahoo.com, mpracticoelectoral@gmail.com




Analytic