jueves, 8 de mayo de 2008

Despojan de su vehículo a un conductor

En vía hacía El Pájaro
Amarran a conductor y se le llevan el automotor

Riohacha
Un taxista fue víctima de los atracadores, que lo despojaron de su vehículo, en momento que regresaba de hacer un servicio, en la vía hacía el Corregimiento de El Pájaro, jurisdicción de Manaure.

Se trata de Aquiles Atencio Fuentes, un taxista que lleva 32 años trabajando en la plaza en Riohacha, en el sector de la glorieta a pocos metros de la comandancia de Policía Nacional.

Le robaron un madza 323, de color gris, el cual había comprado con ahorros y con la venta de una casa en construcción.

Hacía las cuatro de la tarde de miércoles, indígena le pidió una carrera hacía el kilómetro 15 de la vía Riohacha – Maicao. Al llegar al sitio le dijo que eran 5 kilómetro hacía adentro, cuando se devolvió le salieron cinco hombres.

"Venía despacio, de repente me salieron cinco tipos con encapuchados y me encañonaron. Me mandaron a bajar del vehículo, me golpearon, luego me amarraron, me pusieron una media velada en la cabeza, me montaron en la parte de atrás del automotor, que agachara la cabeza y que era un atraco", aseveró Atencio Fuentes.

"Luego me llevaron a un lugar y me colocaron debajo de un palo, tres se quedaron conmigo, mientras que el carro se lo llevaron dos de los ladrones.

Ahí duramos cerca de dos horas, trataba de ponerle conversación y me decían que me callara. Al rato entró una llamada de los compinches que al parecer habían guardado en automóvil.

Entonces, me dijeron que caminara adelante, yo pensaba que me iban a matar y les suplicaba que me respetaran la vida, que tenía hijos pequeños que alimentar.

Caminamos un buen rato, hasta que llegamos a la carretera, de conduce al Corregimiento de El Pájaro me dijeron que me podía ir, que no me iban a matar.

Y para donde cojo, si eran las ocho de la noche y sabía que hacer, decidí caminar, y en de coger para Riohacha, fue para El Pájaro. Más tarde divisé un automotor que venía, me le paré en el medio con los brazos arriba, resulta que el conductor me conocía, le manifesté lo sucedido y me trajo a Riohacha.

Coloqué la denuncia en la Sijin, quienes de inmediato comenzaron la búsqueda. En la madrugada me fui con mis sobrinos que viven en Aremashain a tratar de localizar el automóvil, hemos encontrado las huellas en varias tropas pero se nos pierden, pero sabemos que está en la zona".

Analytic