martes, 13 de mayo de 2008

Preguntas para quienes enseñan

Por: Alejandro Rutto Martínez

¿Conoces a tus estudiantes? ¿Has caminado de su mano por las sendas de sus ilusiones? ¿Te encontró cuando tocó a tu puerta urgido por la desesperación o impulsado por el deseo vehemente de compartir con alguien sus dificultades? ¿Le Dijiste que sí cuando te pidió un poco de su tiempo para que derramaras en su vida algo de tu sabiduría o de tu infinita capacidad de dar afecto? ¿Reconoces en él un pasajero en tránsito hacia la gloria o lo consideras uno más en la larga procesión de seres sin esperanza que se dirigen sin remedio hacia el horizonte confuso del anonimato?

¿Consideras tu trabajo como un desafío a tu capacidad para perfeccionarte cada día o lo juzgas como un accidente inesperado en tu vida? ¿Disfrutas con las preguntas para las cuales no encuentras una respuesta o te sientes frustrado cuando sientes que esas personas a quienes pretendes enseñar pueden saber más que tú? ¿Ves en cada suceso de la historia una oportunidad para aprender y una lección para enseñar? ¿Tomas toda lectura con ojos de maestro y lees mientras piensas en la forma en que lo aplicarás con tus estudiantes? ¿Añoras tu espacio cotidiano del aula, el laboratorio y las clases cuando estás dedicado a otras labores?
¿Estarías dispuesto a declinar cualquier tentadora oferta si ésta te significara abandonar a tus discípulos? ¿Estás listo para construír cada día mundos nuevos en donde el amor al prójimo no sea una fantasía y el bienestar de la gente no sea simplemente imaginario? ¿Crees en el género humano y en sus infinitas potencialidades para superarse y aproximarse a la perfección? ¿Tu fe es suficiente para creer que se pueden construir universos aparentemente imposibles en donde el amor reine sobre el odio; el afecto sobre los rencores y el aprecio sobre los resentimientos? ¿Has pensado si en tus manos y en tus clases está todo el poder de transformación que durante años has estado deseando y del cual consideras responsables a los demás?

¿Te agrada el rostro fruncido de quien te dice sin palabras que aún no ha entendido lo que le dices? ¿Te alegras cuando te confrontan? ¿Te sientes agradecido con quien te señala error? ¿Felicitas con entusiasmo y amonestas con prudencia? ¿Valoras la amistad de quienes difieren de tus opiniones? ¿Estás dispuesto a recorrer el mundo oscuro de la ignorancia para arribar al puerto despejado de la sabiduría?

¿Vibras con tus clases? ¿Aprendes el doble de lo que enseñas? ¿Te entregas enteramente y sin reservas en cada acto docente? ¿Te sientes un privilegiado al transformar mentes inocentes y corazones cándidos en seres extraordinarios dispuestos a escribir su propia historia en páginas doradas? ¿Has medido tu fortuna en todos los conocimientos que has descubierto y compartido con los demás? ¿Te sientes agradecido con Dios y la vida por constituirte en un artífice de los más importantes acontecimientos de tu espacio y de tu tiempo? ¿Estás convencido de que la tuya, maestro bueno, es la mejor profesión del mundo?

Alejandro Rutto Martínez es un prestigioso escritor y periodista ítalo-colombiano quien además ejerce la docencia en varias universidades. Es autor de cuatro libros sobre ética y liderazgo y figura en tres antologías de autores colombianos. Contáctelo al cel. 300 8055526 o al correo alejandrorutto@gmail.com. Lea sus artículos en articulo.org y EL INFORMADOR página en la cual usted encontrará artículos, crónicas y piezas hermosas de la literatura colombiana.
myspace hit counter
myspace hit counter

Analytic