miércoles, 17 de septiembre de 2008

El dividivi

Por: Enrique Herrera Barros

Esta bendita planta que es un arbusto que ha aguantado el embate de la fiera brisa norteña de La Guajira, que no se ha acabado, ni siquiera por la sierra eléctrica, que manejada por los indígenas, es mas peligrosa que una pelusa en un ojo, que ha llevado mas machete que ningún otro árbol que se respete, para hacer carbón, cuando la verdad es que su fruto marrón, que parece un riñón cuando está maduro es un excelente productor de extracto tánico que sirve para curtir pieles y para tinturar telas, aunque nuestros aborígenes lo utilizan para curar quemaduras y las amígdalas, esas dos glándulas que tenemos en la garganta y quien sabe para que nos la puso Dios en ese sitio, cuando ya teníamos otras dos mas abajo del ombligo.

Pero la vaina no es esa, sino que yo quiero que se reviva la tarea de recoger el fruto del dividivi, para darle trabajo a mas de mil indígenas wayuus, que cuando CURTIDIVI estuvo viva, trabajamos en ella, aunque muchos de nosotros los riohacheros, no supieron el por que se acabó la bendita PLANTA PRODUCTORA DEL EXTRACTO TÁNICO y que todavía muchos no saben lo que pasó, y la persona que hubiera podido contarlo se murió, Luís Pinedo Pichón, (q.e.p.d.) quien se llevó, a la tumba el secreto que le confiaron y contra el cual luchó por un buen rato, tratando de que no se muriera esta mole de acero níquel, que trajeron de Dinamarca y que se pagó en coronas, que era la plata que circulaba en ese país, pues aun el euro no existía, y era que la tal planta era una evaporadora de leche y que por lo tanto tenía un problema congénito, porque el dividivi, luego de procesado dejaba un residuo que era un bagazo y que no tenía por donde expulsarlo, y que luego de muchos líos, optaron por contratar un negro que media casi dos metros de alto y que con una mona de cinco libras, que tenía un mango de otro tanto de largo, la levantaban a golpes, para que las puertas de las tolvas que quedaban abajo abrieran, y botara el bagazo que quedaba y luego de una serie de tramojazos, que se escuchaban en todo Aujero, que es el sitio donde estaba la planta y donde hoy está el batallón Cartagena al fin abría la panza, y se desocupaba.

Fueron muchas las vicisitudes por la que pasaron Lucho Pinedo, Geño Ricciulli, (q.e.p.d.) el Dr. Díaz, un cachaco mas buena gente que el pan, cuando a Eduardo Abuchaibe (q.e.p.d.) se le ocurrió poner un pariente de auditor y ahí si fue Troya, porque no había papel que no se atrancara en su oficina, yo no recuerdo cual era el cargo que ostentaba Julio Calixto Romero, (q.e.p.d.) quien también sufrió los problemas que vivió la planta mencionada, a quien solo se le escuchaba decir, “pobre Guajira” hasta cuando a la tan mentada planta la vendieron por hierro viejo, cuando el IFI, que fue la entidad que le metió el macho-ruso a La Guajira decidió desmontarla antes de que Lucho Pinedo se volviera loco.

Y es que este engendro fue un negocio que hizo el IFI a través de un político de Bolívar con nombre de conquistador, Martín Alonso Pinzón quien fuera el personaje que armó este enredo.
La excusa que dieron para acabar con Curtidivi, fue que el extracto tenía mucho azúcar y que cortaba la acción del curtiente cuando se utilizaba, satanizando de paso nuestra noble planta, que solo se utiliza hoy, para hacer carbón, acabando de paso, con el cacareado medio ambiente tan de moda hoy día.

Concluimos que si COLCIENCIAS hace un estudio botánico de nuestra orgullosa planta del dividivi, y diseña una máquina productora del extracto tánico, no solo tendremos trabajo y comida sino que el festival que lleva su nombre tendrá asidero en nuestro territorio porque hoy para lo que se utiliza en ves de ser un blasón es un baldón, del cual nos arrepentiremos mas tarde.

Señor gobernador a UD. que le gustan las cosas grandes ahí le dejo, algo grande por hacer, ánimo que la lucha apenas comienza.

Pero abanderar esta lucha conllevará mil pleitos con el Ministerio de Medio Ambiente por lo que dice el venerable patriarca manizalita, Luis Prieto Ocampo, que donde ellos ven una cucaracha hay un desastre ecológico, a contrapelo de los chinos que las fritan y se las comen.

Montémonos en esta otra tarea que servirá para darle empleo a muchos de nuestros indígenas, y lo mejor de todo es que se puede montar en Uribia la capital indígena de Colombia donde el dividivi es silvestre, no se fumiga, no le cae plaga, no se lo comen los chivos, en fin en el todo es bueno.

Que dice Uribia mi pueblo, le jalan?

Hablen para que no se queden sin carne. Como decía el Negro Libre, cuando la vendía con música.

3 comentarios:

vivirguajiro dijo...

Tarea difícil pusistes, enrique. Yo dudo que los visionarios guajiros tomen ese norte. Mejor presenta la inquietud a los paisas para que veas que en 2 años te ponen a bailar chichamaya acompañada de unas cuantas trovas. Y no entiendo porque insisten en llamar al reinado del dividivi, festival, todavía no entiendo.

Teodoro Bermudez Granadillo dijo...

Las nuevas investigaciones apuntan que todo lo biologico y natural, cultivado de manera sana y ecologicamente limpio, debe ser utilizado y comercializado con confianza. Aqui encaja la biotecnologia y el empleo de toda una gama de productos y derivados sanos, que no afectan la calidad de vida ni dañan el ambiente ni la capa de ozono. El dividivi y sus derivados son la mejor alternativa para desarrollar una industria organica que milenariamente se ha venido utilizando en La Guajira. La tinta del dividivi se puede utilizar en el estampado industrial y artesanal de prendas de vestir, artesanias, cueros,impresion de bolsas biodegradables, tintas para impresion y escritura con material ecologico, amen de las multiples aplicaciones que surjan de una investigacion seria y profunda. La industrializacion de nuestro Departamento no solo se debe pensar en procesos industriales derivados de la mineria sino en el procesamiento de productos nativos como la pesca, el ecoetnoturismo, entre otros. Que se pellizquen los que dicen ser "dirigentes" Menos proyectos y mas realidad, menos promesas y mas obras, menos estudios y analisis y mas ejecuctorias, menos compromiso y mayor tansferencia de tecnologia hacia el sector campesino. Solo asi se logra un desarrollo. Es haciendo y menos diciendo.

iqfab1 dijo...

Que sorpresa tan grande y emocionante a la vez me he encontrado en este blog :O. Junto con unos compañeros de la universidad (somos estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia), hemos estado investigando sobre un producto para desarrollar a partir de una materia prima proveniente de la región Caribe (en especial de la Guajira y el Magdalena). Escuchamos sobre el Dividivi y el uso que le daban anteriormente, pero no entendiamos porqué habian acabado con esa industria. Su relato nos ha ayudado a aclarar dicha duda. A su vez, ha hecho que el interés por seguir las investigaciones y en especial, por esta planta crezcan =). Me gustaría poder contactarlo para poder hablar mas sobre esto. Por favor, sería muy importante una colaboración de parte suya para este proyecto. Mi correo electrónico es: iqfab1@gmail.com