jueves, 25 de septiembre de 2008

La puerta que nos dirige hacia una mejor vida

Por: Milena Andrea Oviedo Díaz, aprendiz del curso Tecnólogo en Contabilidad y Finanzas del SENA Regional Guajira

La vida es un regalo que Dios nos brinda con el fin que hagamos algo beneficioso tanto para nosotros como para nuestro prójimo. Durante el transcurso del tiempo el hombre se traza unas metas que serán o son el proyecto de vida o el motivo principal por el cual seguir.
.
Muchas personas piensan que los objetivos se logran solamente con esfuerzo y perseverancia, y se olvidan de Dios casi que por completo ¿pero cómo? Si es el dador de la vida, es sencillo cuando se está estudiando, trabajando o realizando alguna actividad se dicen muchas cosas acerca del porque estamos tan alejados de Dios como no tengo tiempo, estoy muy ocupado, la vida es larga y aun no termina, tiempo hay de sobra y muchas otras.

Actualmente, el hombre esta tan desprendido de dios que cometen actos horrorosos, lo irrespetan con sus actos, incumplen sus mandamientos con actos tan grotescos como los asesinatos, el adulterio, los abortos y otras clases de eventos hechos por el hombre.

Nosotros como persona e hijos de Dios debemos darle gracias por todas y cada una de las maravillosas cosas que nos regala a diario como el día, la salud, la familia, el sol, la luna y todas aquellas cosas que en un principio nos dio; el no exige dinero, ni cosas de gran valor material, el en cambio nos pide oración, bondad, ayuda al que mas la necesite en pocas palabras que seamos más desprendidos de aquellos objetos que son fuente de malos hábitos.

Los actos que comete el hombre a diario van direccionados por lo general a la satisfacción o beneficio propio sin importarle las consecuencias que están puedan traer a las personas que conviven con el dentro de la sociedad, estos actos son los que no satisfacen a dios puesto que no son las enseñanzas que el quiso o quiere impartir en nosotros por medio de las sagradas escrituras y por cada una de las personas que se encargan de transmitir sus enseñanzas.

El verdadero sentido de la vida se encuentra en las pequeñeces que tiene la vida como algunos normalmente los llaman pero que por muy pequeñas que parezcan tienen un significado muy valioso, estas son el amor, el compartir con la familia, estar con los amigos y el aprender a disfrutar estas cosas nos hace mas nobles y es la forma mas agradable de estar en armonía tanto con las personas que nos rodean como con Dios.

Analytic