jueves, 18 de septiembre de 2008

RIOHACHA Y SUS AEROLÍNEAS

Por: Enrique Herrera Barros


Hace un buen rato estuvo en Riohacha, el Dr. Carlos Franco, asesor de la Presidencia de la República y le pedimos que nos ayudara, para que Satena viniera a Riohacha, a sabiendas de que ya tienen la licencia para operar, Bogotá, Riohacha, Bogotá, luego vino el Dr. Fabio Valencia Cossio, como PTE. Del Sistema Nacional de Competitividad y se pronunció por el monopolio de Avianca en la ciudad, y el alto costo de los pasaje.

Se fueron atendidos por el gobernador hasta la saciedad, no se ha vuelto a saber de ellos, luego de que prometieran el oro y el moro y que harían lo imposible porque Satena viniera a Riohacha, se fueron para Bogotá y como con las glorias se pierden las memorias, segun Homero, no hicieron nada.

Carlos Franco no se donde anda, y Valencia Cossio se volvió ministro, con una mano de enredos, que parece un saco de anzuelos, por lo que no creo que se vuelva a acordar de lo que habló con Jorge Pérez y conmigo aquí.-

Pero no me quedé quieto y seguí indagando por Satena, y del por que no venía, y me froté una bola, una bola de cristal que tengo, y me salió un genio y saben que me dijo?

Te clavaste Ique, Avianca ya amarró a Satena, dándole el contrato de mantenimientos y servicios a los vuelos de La Mina.

Listo, ya opera Satena, con varias frecuencias en La Guajira, no tiene Aerocivil como obligarla a que venga a Riohacha, porque ya está cumpliendo con La Guajira.

Y yo como mas pendejo……

Y volvió y me dijo el genio Ique, Titiribite, si no lo viste, te jodiste.

Pero yo insisto, aunque no es Carrillo, que ahora Aero-Oasis que será una empresa con énfasis en el turismo y que a partir del año entrante operará en las principales ciudades del país, pueda venir a Riohacha, eso dijo el vice-ministro de turismo Oscar Rueda García, pero para que esto suceda tienen el gobernador, los alcaldes, los parlamentarios, los diputados y todas las fuerzas vivas de la Guajira que unirse e ir donde el Presidente Uribe, con la bola en la mano, la de cristal por supuesto a pedirle. Y que cumpla.

Amén dico vobis.

Buenos días.

Analytic