martes, 23 de septiembre de 2008

LA CEDULACIÓN DE LOS INDÍGENAS

Por: Enrique Herrera Barros

Se oye y se lee, 4.603 wayuus recibieron su cedula de ciudadanía, en Siapana.
Y yo pregunto, ¿Quién entiende a la gente?

El viernes yo escuché en la radio que este numero de indígenas había recibido su documento de identificación y me acordé enseguida de la controversia que tuve con una gente de la ONU y ACNUR quienes estuvieron durante dos días dictando una seminario de cómo manejar la noticia en territorio peligroso, y ellos decían y sostienen que los indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta no pueden ser cedulados porque pierden su identidad. Hablo de los koguis de Campana de la Vega.

¿Habrase visto? Yo pregunté, ¿qué pasa si un indígena se enferma y acude al hospital de Dibulla y no lo atienden porque no tienen como identificarse?

Deben atenderlo obligatoriamente, redijeron, seguí preguntando y si al responsable del hecho se resiste a atender al indigena porque no tiene como inscribirlo en la hoja de ruta o planilla que todo institución lleva para control del SISBEN, ¿qué sigue? deben atenderlo, respondieron.

Pues no es así, no lo atienden, porque el funcionario no se eche un cacho de agua de esos encima.

Siendo así, esto se vuelve un círculo vicioso y no atienden a la persona porque no tiene documento y por no tener documento no lo atienden, total, se muere la persona y como la soga siempre revienta por lo mas delgado al pobre fulano del hospital le clavan una demanda y a lo mejor lo botan.

Peor la situación, porque nunca tendrán acceso al bendito SISBEN, porque no tienen cédula.

Me puse a la tarea de conseguir que les dieran su cédula a los pobres indígenas y hablé con la Dra. Marta Martínez de la Registraduría Nacional, quien me atendió en forma diligente, pero por los tramites en B/quilla o Bogotá se demoró la cosa y se empantanó la diligencia, luego supe que el problema del lado de ellos, era que los jefes arhuacos a quienes no les conviene que ellos tengan cédula les prohibieron hacer los trámites y me quedé con el fusil al hombro, cuando ya tenía prácticamente todo listo para la cedulación incluido el registrador de Dibulla quien amablemente se me puso a la orden.
Recuerdo que me advirtieron que eso no debía hacerse para hacer política.

Claro que esto tiene su veneno porque hay gente interesada de parte de los arhuacos y de los civilizados que los manejan, a quienes les interesa que esta pobre gente siga moruna, sin educación, ni instrucción, para poder seguir mangoneándolos y así poder seguir pelechando de los millones que le corresponden por las transferencias que les llegan a los pueblos de la Sierra Nevada de Santa Marta que son del orden de mas o menos, seis mil millones de pesos anuales, que los cogen cinco o seis avivatos mientras nuestros pobres indígenas se los está llevando la malaria, la tuberculosis, el dengue la diarrea, y el hambre. ¿Cierto profesor Cuello?

Dejo constancia que cuando toqué las puertas del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar atendió mi llamado. Lo que no se, es si siguieron atendiéndolos pues me prometieron montar un hogar infantil.

Vayan a la Casa Indigena de Rioancho para que se den cuenta de la forma infrahumana en que se albergan allí, tiene mejor figura el infierno de Dante Aligeri.

Allí las vacas, los puercos, los perros y caballos conviven con los indigenas bajo un mismo techo y hay sancudos como arroz quebrao.

La gente de Tuguecka le escribió una carta al Presidente Uribe donde le decían que los habían encerrado como puerquitos, a raíz de que los colonos habían echado una cerca que solo les dejó una salida, me consta. Que ha hecho INCODER?

Vuelvo y me pregunto ¿a cuenta de qué vienen esas entidades como, la Onu y la otra a pontificar a La Guajira, pontificando aún en contra de nuestra Constitución Nacional o Carta Magna?

Señor Procurador Ud. señor Defensor del Pueblo, Uds. saben de esto, ¿por qué no hace algo antes de que sea más tarde?

Y si es una calumnia todo lo que hoy he dicho, que Dios me la cobre en salud y libertad para que las personas que tienen que ver con esto se zumben en la última paila del infierno por estar cogiendo dineros que no les pertenecen.

Buenos días.

Enrique Herrera Barros.

Riohacha Sep/bre de 200

1 comentario:

vivirguajiro dijo...

Lo que pasa viejo enri es que a mayor ignorancia mejores lucros para unos cuanticos que viven de los más pendejos. A los indígenas los arrean como chivos de aquí para allá, y lo exhiben como fortín político dominado por un pendejo que de pendejo no tiene nada. Los que hacen parte de esas entidades que tu mencionas solo viven paseando a costa del pueblo que muere de hambre. Son económicamente poderosos y vienen aquí con su "cara de yo no fuí", pero a cambio, se reparten un botín que les llega, disque por realizar labores humanitarias. Pero como la gente de algo tiene tiene que vivir, ellos viven de los pendejos.

Analytic