martes, 21 de septiembre de 2010

Samir: el acento árabe de un ciudadano maicaero


Por: Alejandro Rutto Martínez

En realidad siempre pensé que mi amigo, el del almacén de la carrera 11, se llamaba Samir y no Mohamed, como figuraba en su cédula de libanés nacionalizado en Colombia. La amistad con él la inicié gracias a la radio y al periodismo. Parte de su ritual diario era escuchar el noticiero de la mañana en donde presentábamos apuntes deportivos y escuchar nuestro especio deportivo “Península y los Deportes".

Allí se enteraba de nuestros comentarios sobre el pobre juego que en esos días caracterizaba al Junior de Barranquilla, su adorado Junior, y lo mal que jugaba la selección Colombia, cuya eliminación del mundial de México 86 era inminente.

A las 10:30 de la mañana de todos los días teníamos una cita fija en la sala de ventas del Almacén Samir, rebautizado más adelante con el nombre de Lindo Maicao, a unos pasos del Edificio Samir, propiedad de la cual se enorgullecía y a la que en los avisos de radio le había dado el lema de “Edificio de los Profesionales” pues allí tenían su oficina o consultorio los más prestigiosos abogados, médicos, contadores, bacteriólogos y odontólogos de la ciudad.

En nuestras cotidianas tertulias, en las que no faltaba el café amargo del cual tenía una abundante provisión, solucionábamos todos los problemas de Maicao: le poníamos pavimento a las calles, construíamos el alcantarillado pluvial, recomponíamos el aeropuerto, recuperábamos la oficina del consulado venezolano, abríamos una universidad y llevábamos la energía eléctrica a todos los barrios.

De pronto suspendíamos nuestra labor de arquitectos urbanos y nos sumergíamos en los problemas del deporte nacional y, sobre todo en la crisis de la selección Colombia, que bajo las riendas de Gabriel Ochoa mostraba pálidos resultados en las eliminatorias y estaba a punto de quedarse, como siempre al margen de la Copa Mundo.

Según “Samir” todo se solucionaría llevando al combinado patrio más jugadores costeños y sobre todo convocando a un jovencito samario de melena amarilla que estaba jugando bien en el deportivo Cali, un tal “Pibe” Valderrama que podría ayudar mucho el raquítico medio campo del combinado nacional.

Sobre Junior me contaba toda una estrategia para que el equipo de Roberto Saporiti por fin venciera a América, Nacional, Cali y Millonarios. Era un diseño de juego bueno y efectivo y, de haberlo aplicado el cuerpo técnico tiburón, habría resuelto todos los problemas del equipo. Pero ellos no tenían la buena fortuna de ser amigos de este gran comerciante y conversador nacido en Karaon - Líbano en el 8 de marzo de 1.938, amigo personal de mi padre y dueño de un ejemplar espíritu de superación que lo ayudó a dejar atrás su condición de vendedor ambulante en los pueblos de Córdoba a convertirse en un próspero comerciante en Maicao.

El pasado 10 de septiembre Mohamed Yusif Yebara, mi amigo Samir, el hombre de almacén “Lindo Maicao” y nuestras agradables charlas, inició el viaje a la eternidad. Desde ese día el infaltable ejemplar de “El Heraldo”, permanece en la mesa de comedor intacto, pues ya no está el lector que leía cada una de sus líneas, desde la primera de la portada hasta la última de la última página. Paz en su tumba y sinceras condolencias para su esposa Kamila y sus hijos Samir, Samia, Ebtisam y Bassem. Dios los bendiga a todos.


web counter




free web hit counter

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Dios(Allah) lo mantenga en Su Gloria AbuSamir, se le recuerda mucho y que Junior y la Selección le brinden estrellas en Su Divina Eternidad. Desde Colón con mucho cariño, Maruan David, amigo de el "mopri" !

Anónimo dijo...

Este senor deberia ser un ejemplo para toda la comunidad arabe en todas partes del mundo, donde con su sencillez se gano el carino de muchos; en estos tiempos es dificil ver personas que se ganen el carino de todo un pueblo y mucho menos siendo extranjero.

Que en paz descanse.

Anónimo dijo...

Muy recordado por todos los Maicaeros, como una gran persona, amigo de todos, se le echara de menos sus comentarios de sus Junior del Alma.

said dijo...

GRACIAS A TODOS POR SUS HERMOSAS PALABRAS, NOS ENORGULLESE MUCHO SABER CUANTO APRECIAN A NUESTRO PADRE,LO EXTRAÑAMOS MUCHO, Y NOS HA DEJADO UN VACIO IRREPARABLE, PERO SABEMOS QUE SE ENCUENTRA CON EL SEÑOR DE LOS CIELOS SIENDO TESTIGO DE TANTA MUESTRA DE CARIÑO DE PARTE DE SUS AMIGOS Y FAMILIARES, VIVIRAS ETERNAMENTE EN NUESTROS CORAZONES, QUE DIOS TE TENGA EN SU GLORIA. (EBTISAM YEBARA)

Anónimo dijo...

Pude conocer al viejo chali por varios anos, fue un buen amigo en las buenas y mucho mas en las malas, siempre nos aconsejaba a mi y a mis amigos de siempre seguir los buenos ejemplos de las buenas personas en nuestra comunidad.
Nos hace falta sus tertulias y consejos acompanado de un buen cafe servido por nuestro gran amigo EL TITI, el vendedor del mejor cafe en Maicao.

Analytic