lunes, 20 de septiembre de 2010

En este mes, hagámosle el amor a Maicao

Escrito por: Edwin Solano

Por estos días en que se celebra el mes del amor y la amistad, las preguntas más frecuentes suelen ser, ¿Qué regalare? Y ¿Qué me regalaran? La tradición comercial nos impulsa año tras año a considerar que en el mes de septiembre es necesario demostrarle afecto a los seres queridos a través de detalles.

Pensando en esto, he reflexionado, sobre el desespero que nos invade en esta fecha especial a la población maicaera, por hacer sentir bien a nuestros amigos, parejas o familiares, olvidando que hay alguien que lleva mucho tiempo esperando que tengamos un detalle especial con ella, me refiero a una de las bendiciones más grandes que Dios nos ha regalado, nuestra tierra, Maicao, quien sin ser prostituta, es amante de todos, sin gozar del compromiso de ninguno de nosotros.

Por ello, quiero invitar a cada una de las personas que logren leer estos párrafos, para que antes de que culmine este mes, le hagamos el amor a Maicao. Sí, me refiero a que la abrasemos y acariciemos, como lo hacemos con ese ser que deseamos, le ofrezcamos lo mejor de cada uno y cuando sintamos que ya este dispuesta a todo, consumamos el acto que ya venia planeado en nuestras mentes.

Seguramente, estarás pensando “que ya cogió carretera, ¿este muchacho pa” donde va?, pues no, eso mismo que planeas, deseas y haces con tu pareja, también lo puedes hacer con Maicao, lo único que debes tener es deseo de poseer esta tierra como la mejor amante de todas tus épocas, luego y sin mucho esfuerzo, porque te cuento algo, ella es dada a entregarse sin pedir nada a cambio, puedes excitarla con buen trato a la gente que llega a visitarla; ayudando a aquellas personas que por estos días son víctimas del invierno, extendiendo la mano para ayudar a que nuestros niños no sean indigentes, evitando echar basuras a las corrientes de aguas lluvias, que luego atrancan los desagües, cuidar tu vida y la de los demás mientras conduces, valorar la importancia de los padres, amar a tu familia, y otros truquitos más que iras aprendiendo en la intimidad con esta deliciosa amante.

Por último, cuando esta amante, que te recuerdo, es tu tierra, gima de placer y ruegue para que consumas el acto, simplemente debes elevar una plegaria al Todo Poderoso para que tenga misericordia de Maicao, nos ayude cada día a ser mejor pueblo y nos dirija en la elección del próximo mandatario municipal, sea quien sea, pero que sea; ahora sí, sin duda alguna, podrás penetrarla y desearas jamás salir de ella.

Analytic