miércoles, 16 de enero de 2008

NUESTRO COLUMNISTA INVITADO

Nuestro columnista invitado en esta ocasión es Aldemiro Santos Choles, economista, quien ha liderado importantes procesos relacionados con el comercio de Maicao y un estudioso de tiempo completo en el tema del Comercio Internacional
  • REALIDAD FRONTERIZA
    A raíz de las medidas tomada por el gobierno venezolano, en cuanto a prohibir la comercialización de productos de la canasta básica que hoy pasan sus fronteras nos motivamos a realizar un análisis de carácter académico para poder entender, la realidad de la dinámica fronteriza. Esta realidad se contextualiza en la definición y comprensión del "fenómeno fronterizo", para fijar pautas que nos ayuden a entender la complejidad, que viven los habitantes que conforman una comunidad de frontera. Su realidad social encierra costumbres que se aprenden en la dinámica económica las cuales influyen en lo político y se convierten en una forma de vida que se traduce en supervivencia (dignidad humana)...este principio nos lleva a producir códigos que están por encima de políticas nacionalistas que solo producen alteraciones en la gente de frontera.

    Los gobiernos expiden normas para conseguir equilibrio en el campo de la seguridad nacional, para de esta forma salvaguardar el orden constitucional. que se pierde cuando se encuentra con el fenómeno fronterizo, que solo reconoce los códigos aprendidos para garantizar su supervivencia; esta gran realidad fomenta un choque cultural donde desaparece el carácter de ciudadano nacionalista y toma un significado de "hombre de frontera" con prácticas culturales aprendidas según sus códigos que en gran parte acoge parcialmente normas que le son benéficas, dentro del contexto de derechos y deberes que busca como garantía para su supervivencia en el momento del contacto con las autoridades de cada uno de los países (Colombia y Venezuela).

    Esta circunstancia amerita estudio que contribuyan a entender el "fenómeno fronterizo", desde la aplicación metodológica que amerita la investigación académica, la cual fijará patrones de conductas encontrados en el análisis para formular normas amigables con la realidad institucional de dos estados, que comparten territorios habitados por personas que de igual manera reclaman asistencia humanitaria a la luz de los derechos que les asiste a la gente que habita en estos territorios formando comunidad.

    El hecho de contar con elementos que faciliten el intercambio, como es la moneda (bolívar) que tiene poder de compra y nos da la posibilidad de comercializar bienes y servicios, por la paridad de precio en el mercado local, reconoce en el campo aplicativo de la economía, la teoría económica de las leyes de mercado de Adam Smith "la mano invisible", donde el precio está sujeto a las fuerzas de mercado donde interviene la oferta y demanda. Lo anterior está esta sustentado en la tasa de cambio de la moneda, dándole así la conversión a la paridad de precio.

    Entender este factor nos conduce a mirarnos internamente para demandar de los Gobiernos acciones amigables con esta comunidad que vive a lado y lado de la frontera (colombiana y venezolana). Para ello es importante reconocer sus particularidades, orientando políticas que promuevan modelos económicos conocidos en otras fronteras donde se logre encadenamientos productivos, que fomenten economías locales fuertes encaminadas a la producción (bienes y servicios) que se puedan complementar entre sí, para que la comunidad fronteriza cambie los códigos por normas institucionalizadas por los acuerdos que adelanten los gobiernos colombianos y venezolanos que eviten alteración por las restricciones que en su efecto solamente dan como resultado la anormalidad de las relaciones promoviendo la corrupción de las autoridades de ambos países.
Aldemiro Santos Choles
santocholes@hotmail.com

Analytic