sábado, 12 de enero de 2008

Hacia una Guajira competitiva

Por: Amylkar Acosta Medina

..
“Aférrate a los sueños, porque si los sueños mueren, la vida
es solo un pájaro de alas rotas que no sabe volar”
Langston Hughes

LOS GRANDES DESAFÍOS
..
El Departamento de La Guajira, indudablemente, cuenta con un gran potencial minero, una riqueza inigualable en recursos marinos y naturales; tiene, además, una localización geoestratégica, que le ofrece unas enormes posibilidades para el intercambio comercial con Venezuela y la Cuenca del Caribe, especialmente.
..
La Guajira tiene la peculiaridad de ser el Departamento de Colombia con el mayor litoral sobre el Mar Caribe, lo cual le da unas ventajas invaluables. De La guajira se ha dicho que posee prácticamente todos los elementos de la tabla periódica, circunstancia esta que ha hecho de ella un Departamento minero por excelencia. Al fin y al cabo, fue en La guajira en donde despuntó la explotación del carbón mineral a escala industrial y fue también el primer Departamento de Colombia en donde se inició la explotación del gas natural a gran escala. Huelga decir que las Salinas marítimas de Manaure constituyen el mayor emporio salino del país y su desarrollo tiene una larga y traumática historia.
.
Cuenta, además, con una base instalada de energía eléctrica de las mayores del país, ya que dispone de una gran central térmica de generación dual, que opera ya sea con gas natural o con carbón y dispone además de una Subestación eléctrica en Cuestecitas, la cual está interconectada con la Subestación Raúl Leoni en el Estado Zulia, amén del Parque eólico Jepírrachi. Y, por último, pero no por ello menos importante, está la calidad y calidez de su gente, la cual, junto con la megadiversidad étnica y ecológica, son sus principales activos y por fortuna son recursos renovables.
.
No obstante haberse constituido en la despensa minero – energética del país y del exterior, el desarrollo de La guajira es precario, si lo medimos en términos de la satisfacción de las necesidades básicas de su población y el crecimiento de su economía. Y ello obedece en gran medida a que este, históricamente, ha tenido un comportamiento espasmódico, pues ha obedecido a los altibajos que caracterizan las bonanzas y La guajira ha pasado por varias de ellas. Primero fue la bonanza de las perlas, luego vendría la del contrabando, que fue seguida por la del contrabando y la bonanza marimbera, hasta nuestros días, signados por la bonanza de precios del gas natural y el carbón.
.
Además de que las bonanzas son fugitivas y sus beneficios temporales, en la medida que los desarrollos minero – energéticos no se desenclavan, carecen de raigambre y arrastre. Claro, que a ello han contribuido también, y de qué manera, las carencias en materia de infraestructura en todos los órdenes (vial, portuaria, comunicaciones, de servicios básicos) y por sobre todo en capital humano. Así se explica el escaso valor agregado que se le aporta al gas, al carbón y a la sal, alrededor de los cuales operan empresas extractivas de tales recursos, los cuales se comercializan en bruto y sirven de materias primas a otras latitudes. Una de las secuelas de este preocupante cuadro son los pésimos indicadores que exhibe el Departamento, todos ellos por debajo de los promedios tanto nacionales como regionales.
.
Participación porcentual de la rama industrial dentro del PIB departamental
Año 2002p (a precio constante de 1994)
.
Y lo más grave es que, con el paso de los años este fenómeno se ha venido acentuando y no da trazas de revertir, por lo menos en el corto y mediano plazo. Como lo señala un estudio del Banco de la República, “lo que se observa es una tendencia desfavorable con una caída continua desde 1990 hasta el 2002, que ratifica el contraste existente de la riqueza natural con el precario desarrollo departamental”[1].
.
Estructura histórica del valor agregado del PIB departamental en el sector industrial (1990 – 2002)
.
Todo esto es importante saberlo, porque, como afirma Humberto Eco, “Si uno se entera de lo que ha pasado, muchas veces entiende lo que puede suceder” y, al fin y al cabo, el futuro no se hereda, como tampoco es una fatalidad; el futuro se sueña y se construye. Y no se prevé sino se construye, pues contrariamente al determinismo de Cicerón, cuando sostiene que “el futuro es tan inmodificable como el pasado”, preferimos acogernos al optimismo de Karl Popper quien dijo que “el futuro está abierto, no está predeterminado…Todos nosotros contribuimos a determinarlo”[2]. Y se hace camino al andar, sentenció Machado.
.
ASUMAMOS EL RETO

Un Departamento así jamás podrá ser competitivo y en el contexto de la globalización estaría condenado al atraso y expuesto al deterioro progresivo del desarrollo humano, que en últimas es la razón de ser de nuestro Estado social de derecho, como lo consagra la Constitución nacional. Es necesario enfrentar y superar tales falencias, para evitar que La guajira siga entrampada, rezagándose con respecto a la región y al resto del país. Se trata de promover una intensa movilización de recursos para erradicar los factores sociales y económicos determinantes de la situación de pobreza extrema en que vive la población del Departamento de La Guajira.
.
La guajira está llamada en los próximos años, de cara a la apertura y la internacionalización de nuestras relaciones, a trabajar con tesón, en procura de diversificar y profundizar su base económica, pues cada vez es más cierto el aserto del analista Manuel José Cárdenas, cuando afirma que “Apoyarse en factores tan estáticos como los recursos naturales puede ser una buena manera de comenzar pero una mala manera de continuar.
.
Los temas relacionados con la sociedad de la información, la innovación y el aprendizaje, deben formar parte esencial de la Agenda Interna”. Con tal fin se deberá promover y promocionar proyectos productivos y generadores de empleo digno, tanto en el sector industrial como en el agropecuario y turístico, así como en la acuicultura.
.
Con tal fin, debe acometerse sin tardanza la Agenda interna para la productividad y la Competitividad en lo que a La guajira concierne, la cual junto con la Agenda Prospectiva de Ciencia y Tecnología, constituyen los dos pilares fundamentales en los que se soportarán nuestras apuestas por una guajira pujante y progresista. Bien dijo Paul Krugman que “La productividad no lo es todo; pero, a largo plazo, lo es casi todo”[3] y el Estado debe intervenir para avanzar en ello, a contrapelo del neoliberalismo, ya que, como lo afirma el experto Sergio Bosier, “la productividad debe asociarse a la brisa que tiene que aportar el Estado para elevar la cometa”[4].
.
En este orden de ideas, varios son los proyectos estratégicos contemplados, de gran aliento y alto impacto todos ellos, que contribuirán al despegue económico y social del Departamento y a hacer realidad la revolución del empleo que tanto requiere, a saber:
.
· En la Agenda Interna para la Productividad y Competitividad del Departamento, se sostiene que “En cuanto a los obstáculos a la competitividad hay que señalar que la dotación de infraestructura para la productividad y para la articulación con los mercados externos, en renglones diferentes a los mineros, es precaria y no le permiten aprovechar su condición de Departamento fronterizo y su localización estratégica en el cuenca del Caribe”.
.
Nada más cierto, de allí que la primera prioridad para poder aprovechar y optimizar las ventajas comparativas y trabajar en pos de mayores ventajas competitivas y compartidas, definitivamente es el emprendimiento sin tardanza de un ambicioso plan de recuperación, construcción y complementación de la red vial del Departamento.
.
Proyectos como la recuperación y reconstrucción de muchos de sus tramos de la carretera Riohacha - Cuestecitas, no dan espera. Y en este caso particular se gestionará su nacionalización, ya que esta es una vía arteria que comunica a dos capitales de departamento y no hace sentido que se siga contemplando como secundaria. Lo mismo se predica del carreteable Cuestecitas – Carraipía – Maicao. Se retomará el proyecto de la carretera marginal de la Sierra Nevada, más conocida como la carretera de la “integración”, que unirá a Tomarrazón con Distracción; vía esta que está llamada a convertirse en el corredor de carga entre el Norte del Cesar y el Sur de La guajira con el Puerto Brisa sobre el Mar Caribe.
.
Están al orden del día el asfaltado del tramo de carretera Uribia – Portete, así como la carretera perimetral que unirá a Uribia con Puerto Estrella, Punta Espada, Castilletes y Maicao, bien llamada La carretera de la soberanía. Todo ello, sin descuidar las vías de penetración, que conectan los centros de producción agrícola y pecuaria con los centros de consumo. Dos proyectos de alta prioridad para la administración son las variantes de Riohacha y Maicao, así como la construcción del Centro Nacional de Atención Fronteriza (CENAF) en “la raya”, corregimiento de Paraguachón.
.
· No se nos escapa la importancia que tiene para superar el atraso y el rezago tecnológico del Departamento, el impulsar el más agresivo programa de conectividad. La Guajira deberá contar con una plataforma para el servicio de Internet, lo suficientemente robusta y vigorosa, como para que pueda soportar el tráfico que se derivará de distintos proyectos que se pondrán en marcha, amén de aquellos que ya están disponibles en la red o que lo lleguen a estar en el inmediato futuro.
.
Uno de esos programas, que será bandera de la administración y deberá estar en pleno funcionamiento al final de nuestro mandato, es el que hace relación a la Red de bibliotecas virtuales. De este programa se beneficiarán todos los municipios, cuyas bibliotecas estarán en red con la de la capital y esta, a su vez, lo estará con la biblioteca Luis Angel Arango del Banco de la República. Ello permitirá que se ponga en marcha, de manera gradual y progresiva un importante programa por la transparencia, nos referimos al gobierno en línea. Se trata de que las empresas, las instituciones educativas, las universidades y en general los ciudadanos de a pie puedan acceder fácilmente al servicio de Internet.
.
· Un Proyecto de la mayor importancia y alrededor del cual deben cerrar filas todos los estamentos del Departamento es de la construcción del Puerto Multipropósito Brisa, localizado en la rivera del Río Cañas, en el Municipio de Dibulla. Este Puerto contará con áreas muy amplias para almacenamiento y, además, dará cabida para que en la Zona franca industrial anexa al mismo se puedan instalar varias plantas, entre ellas una para el beneficio y transformación de mineral de hierro para la producción de arrabio y otra de cemento.
.
Cuenta este proyecto con 1.000 hectáreas, 4 veces el tamaño de las sociedades portuarias que hoy operan en el país. Este se perfila como el primer Puerto para cargue de trasbordo de Cape – Size a barcos de menor calado y viceversa, con una gran versatilidad. Además, será el tercer puerto del país, después de Buenaventura y Cartagena con capacidad para el manejo e carga containerizada: 43 TEU´s /hora, superior al promedio nacional, que está en 29. Es fácil colegir, entonces, que el Proyecto BRISA es mucho más que un Puerto marítimo y su impacto sobre la economía regional será muy ostensible. Desde luego, velaremos para que su desarrollo se de sin perjuicio del medio ambiente y tomando en consideración los intereses de la comunidades asentadas en su entorno.
.
· El desenclave de la explotación del gas, la sal y el carbón, a través de proyectos ya identificados y algunos de ellos en proceso de estructuración. Se trata de la licuefacción del gas natural, con miras a su exportación y el aprovechamiento del mismo como materia prima para el montaje de una planta siderúrgica en el Departamento.
.
Otro proyecto importantísimo es el que tiene que ver con la licuefacción del carbón, a través de procesos que harán posible la obtención de combustibles líquidos a partir del mismo, justo en el momento en que los precios internacionales lo hacen más atractivo y el desabastecimiento del país es inminente. Colateralmente al desarrollo de la extracción del carbón en el Cerrejón se vislumbra otro desarrollo importantísimo, cual es el de la recuperación del gas metano en el yacimiento del Cerrejón, como ya lo empieza a hacer la Drumond con los yacimientos de carbón del Cesar.
.
· Y en relación al Complejo salino de Manaure, el Departamento será más proactivo en relación con la suerte de la empresa SAMA que lo explota. Esta empresa hoy no es competitiva ni en el mercado interno ni en el externo y está al borde de la quiebra si no se acomete con prontitud un plan de recuperación de la misma, que pasa por su reconversión y modernización. Sin esta no podrá reducir sus costos de producción que son demasiado elevados, dada la obsolescencia de sus equipos y los métodos aún rudimentarios de explotación de las charcas. Esta debe tecnificarse, sin que con ello se desplace la mano de obra nativa, especialmente todo aquello que hace relación a los cristalizadores y áreas de arrume.
.
Deberán mejorarse y darles mantenimiento a las vías de acceso, a los jarillones, para evitar que los vientos contaminen la sal ya sea con arena y/o tierra. Se deberá cambiar el sistema de lavado de la sal, para ganar en eficiencia y poder obtener un grano con los mínimos niveles de impurezas, ya sean estas calcio, sulfatos, magnesio e insolubles.
.
La sal de Manaure tiene vocación exportadora, pero no cuenta con facilidades portuarias para hacerlo posible y ello se ha convertido en un verdadero cuello de botella que conspira en contra de su viabilidad. Se requiere construir un puerto de un calado medio, ya que sólo se cuenta con un muelle de cabotaje sin la suficiente capacidad operativa y de maniobrabilidad para tales menesteres. Nada de ello será posible sin que se abran espacios de avenimientos entre el gobierno nacional, la empresa como tal y la propia comunidad.
.
El gobierno departamental, de la mano con la administración municipal de Manaure pondrá todo su empeño en el propósito de arribar a un entendimiento, que haga posible conseguir el Operador privado que garantice la supervivencia y sostenibilidad de SAMA. Hay que promover el montaje de la planta de refinación de la sal y, en lo posible, industrializarla, para producir soda cáustica, cloro, sal, así como también una planta mineralizadora para producir sal de consumo animal y el curtido del cuero de chivo, entre otros.
.
Así mismo, hay que prever, de todos modos, la promoción de proyectos alternativos para quienes cesantes a consecuencia de la modernización y tecnificación requeridos de los procesos de recolección de la cosecha de la sal, así como de su cargue y transporte. Hay que pensar en programas tales como el fomento y apoyo de la pesca artesanal, a las artesanías, a la producción del camarón y de la artemia salina en cautiverio, los cuales ofrecen tantas posibilidades de desarrollo hacia el futuro.
.
· La Guajira es pionera en el país en el desarrollo de le energía eólica y no era para menos, pues estudios que datan de la década de los 80 del siglo pasado realizados a través de PESENCA (Convenio entre Corelca y la firma alemana GTZ), comprobaron que la península de La guajira posee el mayor potencial de energías alternativas, limpias y renovables, como son la energía solar y la energía eólica. Las empresas públicas de Medellín (EPM) montó en el Cabo de la Vela el Parque eólico piloto Jepírachi, con una capacidad instalada de 24 MW de potencia, cuyos resultados han sido satisfactorios, al punto que dicha empresa está estructurando en este momento un programa de expansión que puede superar los 200MW. El gobierno departamental tiene el firme propósito de hacerse socio de tales desarrollos y dará los pasos conducentes para ello, dada su rentabilidad y los prometedores beneficios en que puede redundar para los usuarios del servicio.
.
· Uno de los sectores más deprimidos de la economía, no sólo en La Guajira sino también en el pais, es el sector agrícola, que siempre a llevado la peor parte en las crisis recurrentes de la economía. Hoy en día, por fortuna los precios internacionales de los productos agrícolas han tenido un repunte y, a consecuencia de ello, han mejorado los términos de intercambio entre los países en desarrollo como Colombia y los países desarrollados.
.
Y uno de los factores que ha contribuido a ello es la entrada en escena de la industria de los biocombustibles, que cuenta con un mercado promisorio, que cada día se expande más. Y Colombia es un país privilegiado para el desarrollo de esta nueva cadena productiva, la de los agrocombustibles. A diferencia de otros países, que han agotado su frontera agrícola, como los de la UE o tienen limitaciones en este sentido. Colombia en general y La guajira en particular disponen de amplias áreas aptas para cultivos que pueden servir de materia prima para la producción ya sea de bioetanol o de biodiesel, productos estos muy apetecidos tanto en el mercado doméstico como en el exterior.
.
Además de sus feraces tierras en el Sur y en la Media Guajira, así como en las estribaciones de la Sierra Nevada, apropiadas para el cultivo de la remolacha alcoholera y de la palma aceitera, cuenta también con tierras que justamente por ser semidesérticas son las más indicadas para otros cultivos, que también sirven de insumo para producir biocombustibles, como son la higuerilla y la jatropha. De hecho, ya está en marcha el proyecto para el montaje de una planta para producir alcohol a partir de la remolacha tropical en el Sur de La guajira, atraído por el megaproyecto de la Represa del Río Ranchería, que garantizará el riego de más de 18 mil hectáreas.
.
Estos proyectos van en la dirección correcta, la misma que aconsejó en gurú en asuntos de competitividad, Michael E. Porter, a su paso por Bogotá recientemente, cuando llamó la atención sobre la importancia de los cluster industriales, la que él considera “el entorno perfecto en el que
· se puede fomentar la competitividad”[5] y, añadiríamos nosotros es la que hace posible e desarrollo endógeno y sostenido de una región o país. Por ello, añade Porter, “han llegado a convertirse en el sine qua nom del desarrollo de políticas económicas en el mundo”[6].
.
· La Guajira ofrece unas condiciones excepcionales para el desarrollo del turismo, las que desafortunadamente no ha sabido aprovechar hasta la fecha. La hermosura de sus playas, de su paisaje, su biodiversidad y multiculturalismo, sus artesanías, además de su exotismo son prenda de garantía para el desarrollo de un etnoecoturismo sin par en toda la región.
.
Claro está, siempre y cuando se oriente eficaz y eficientemente; por ello, consideramos fundamental contar con un Plan Marco para el desarrollo de un turismo amigable con la naturaleza y respetuoso de las comunidades aborígenes y sus costumbres. Para ello es fundamental contar nuevamente con la Corporación para el Desarrollo Turístico del Departamento, el Consejo Regional de Turismo de La guajira y darle los instrumentos logísticos necesarios para que pueda cumplir su cometido.
.
Todos los programas que se desarrollen contarán con el concurso de los operadores turísticos, guías, hoteleros y transportistas vinculados a dicha actividad y, desde luego, de las comunidades receptoras de dicho turismo. La guajira hará de la salud otro polo de atracción turística, una vez que se ponga en marcha un Plan que para el efecto se diseñará, con base en una red pública fortalecida, que tendrá como eje el nuevo Hospital San José de Maicao.
.
Además de visitar al Cerrejón, La plataforma de Chuchupa, el Santuario de Flora y Fauna de los flamencos en Musichi, el Parque Natural de La Serranía de Macuíra, el Oasis de Nazareth, tendrán los turistas este nuevo atractivo para venir a la tierra del único Nóbel que tiene Colombia, Gabriel García Márquez y cuna del acordeón, de los compositores y de los juglares del folklor vallenato.
.
Y, desde luego, en la medida que recobre su vigencia los beneficios inherentes a la declaratoria de Zona Aduanera Especial (ZAE) de Uribia, Manaure y Maicao, va a vivificar nuevamente el comercio, actividad esta inveterada en el Departamento, pero venida a menos por decisiones del gobierno central, especialmente por parte de la DIAN que han hecho nugatoria la norma que ampara dicha actividad.
.
Para hacer posible todas estas realizaciones, se dispondrá la creación de una Corporación Financiera para la Promoción y Desarrollo de Proyectos Productivos, la cual dispondrá de los recursos necesarios para incentivar, animar e impulsar a la micro, la pequeña y la mediana empresa, para el emprendimiento de proyectos productivos. En asocio con el capital y la iniciativa privada, se fortalecerá la incubadora de proyectos y allí en donde sea necesario y posible se aportarán recursos a manera de capital semilla, para que los proyectos salgan adelante. Valoramos, en especial, el apoyo que estos programas pueden recibir de parte de la empresa El Cerrejón, a través de sus fundaciones.
.
[1] Banco de la República. Informe de Coyuntura Económica Regional. Departamento d La guajira. Octubre 2005
[2] Kart Popper. La sociedad abierta y sus enemigos. Paidos, Barcelona 1982
[3] Paul Krugman. El internacionalismo moderno. Editorial Crítica. 2004
[4] Sergio Bosier. El vuelo de una cometa: una metáfora para una teoría del desarrollo territorial. ILPES. Santiago de Chile, 1997
[5] Michael E. Porter. La ventaja competitiva de las naciones. Javier Vergara Editor. Argentina, 1991
[6] Idem

Analytic