martes, 29 de enero de 2008

La frontera: la crisis golpea a los "pimpineros"




Por Ernesto Acosta Solano.


Una dura crisis por el desabastecimiento en los combustibles traídos desde la hermana republica de Venezuela vienen afrontando los ya muy conocidos en la región como “Pimpineros” o vendedores de gasolina de manera artesanal.

Cuentan los comercializadores de gasolina que desde inicios del presente año los precios del combustible han aumentado casi en 50% debido a la escasez que se a registrado por las restricciones en el país venezolano, según testimonios para el año 2007 un tanque de 55 galones tenia un precio de $100 mil pesos y vendían el recipiente o Pimpina a un costo de
$12 mil pesos.

Ahora en el presente año 2008 un tanque de gasolina tiene un costo de
$200. Mil pesos y la pimpina es vendida a 25 mil pesos, valor este que
Afecta a muchos dueños de vehículos qué prefieren tanquear en las estaciones de servicios en donde los costos son casi iguales y de mayor octanaje.

El mayorista de gasolina, Alfredo Ripoll quien labora en la carretera troncal del caribe salida hacia Riohacha, dijo al Informador que la situación esta critica porque ya los conductores de taxis y colectivos se oponen a los precios que le ofrecemos el combustible ya que a su criterio los precios no son competitivos con relación al Colombiano.

De otra parte el aborigen Nelson Epiayu quien tiene mas de 10 años vendiendo gasolina en la carretera troncal de caribe frente a la Universidad de la guajira dijo que el negocio tiende a desaparecer si siguen las restricciones ordenadas por el presidente Chávez ya que ellos dependen del comercio binacional “Y los precios de la gasolina se habían disparado por el desabastecimiento que galopa sobre esta municipalidad fronteriza con Venezuela.

A su turno Walter Chica manifesto preocupación porque la escasez del combustible a disparado los precios en todo la frontera a tal punto que hay días que no se encuentra una gota de gasolina en el mercado de Maicao, porque la guardia y el ejercito Venezolano no permiten el ingreso de estos hacia la frontera con los municipios de Uribia ,Manaure y Maicao en donde los wayuu han creado un sinnúmero de carreteras naturales para poder llegar a los mercados Colombianos.

“Nos tocara coger las armas y ponernos a realizar cosas malas para poder llevar los alimentos a nuestras casas indicaron aborígenes que realizan los viajes desde “Montelara” hacia la Ciudad de Maicao, labor que le deja ganancias hasta de 100 mil pesos diariamente.


Analytic