viernes, 13 de agosto de 2010

Biografía de Andrés Pastrana Arango

Tomado de: Wikipedia
Andrés Pastrana Arango (Bogotá, 17 de agosto de 1954) es un político colombia fue el 57º presidente de Colombia, entre 1998 y 2002 . Es hijo del ex presidente Misael Pastrana Borrero, quien dirigiera también al país desde 1970 hasta 1974, y de Cristina Arango Vega.
Contenido

Biografía
En 1977 se graduó como abogado de la Universidad del Rosario de Bogotá y realizó estudios de derecho internacional en la Universidad de Harvard, Estados Unidos.

Después de regresar al país se convirtió en un reconocido presentador de noticias en el noticiero de televisión que fundó, "TV Hoy". También escribió varios artículos sobre política interna y política contra las drogas que le merecieron diversos premios.

En 1984 y 1986 fue elegido concejal de Bogotá. En 1988, en medio de la violentísima campaña por parte de los grupos de narcotráfico y terrorismo para prohibir la extradición, Pastrana fue secuestrado por los denominados extraditables, comandados por el jefe del cartel de Medellín Pablo Escobar, debido a sus denuncias periodísticas sobre el negocio del narcotráfico, y fue rescatado a la semana del plagio por la Policía.

En el mismo año se convirtió en el primer alcalde de Bogotá (capital de Colombia) elegido por votación popular (1988-1990), periodo durante el cual privatizó el servicio de recolección de basuras y construyó la Troncal de la Avenida Caracas, antecedente del actual sistema de transporte público Transmilenio. En 1991 fue elegido senador, como cabeza del lista de la Nueva Fuerza Democrática, movimiento suprapartidista que creó como escisión del Partido Conservador.

Posteriormente renunció al senado para presentarse a los comicios para la Presidencia de Colombia celebrados en 1994, recibiendo el respaldo del Partido Conservador. Perdió por escaso margen ante el candidato liberal Ernesto Samper Pizano.
[editar] Candidato presidencial (1994)

Una semana después de realizada la segunda vuelta electoral de 1994 para el periodo comprendido de 1994 a 1998 que definía al futuro presidente de Colombia entre los candidatos Ernesto Samper Pizano y Andrés Pastrana Arango, el entonces presidente César Gaviria Trujillo recibió de Andrés Pastrana Arango unos casetes (de allí en adelante conocidos como los narco-casetes) cuando realizaba una gira por la ciudad de Santiago de Cali. El presidente Cesar Gaviria, remitió los casetes al entonces Fiscal General de la Nación Gustavo de Greiff quien confirmo su procedencia informo al presidente Gaviria y se abstuvo de abrir investigación. Pastrana nunca fue notificado del contenido de los narco casetes y llegó a las elecciones ignorante de esta infiltración del narcotráfico en la campaña de Samper Pizáno.

Posteriormente el sucesor del Fiscal General Alfonso Valdivieso, los dio a conocer a la opinión pública el 20 de junio de 1995 se divulgaron los casetes de audio en los que el periodista Alberto Giraldo hablaba con los hermanos Miguel Rodríguez Orejuela y Gilberto Rodríguez Orejuela (jefes del cartel de Cali) sobre dineros para apoyar la campaña de Ernesto Samper. El lunes 27 de febrero de 1996 la Comisión de Acusaciones de la Cámara decidió abrir investigación formal contra el Presidente Ernesto Samper, en una acción sin precedentes en la historia de Colombia. Los 15 miembros de la comisión, después de avaluar las pruebas aportadas por el fiscal Alfonso Valdivieso, entre ellas un video de Pablo Escobar en el que reconoce haber entregado dinero a Ernesto Samper en la campaña de 1982 y una cinta magnetofónica de la testigo ‘María’, quien iba a ser presentada por el senador Jesse Helms ante el congreso de los Estados Unidos, consideraron que había méritos para abrir una investigación penal contra el presidente Ernesto Samper.

Sin embargo, contrario a lo que se esperaba, el 6 de julio de 1996 Ernesto Samper fue absuelto por la Cámara. Por 111 votos contra 43 se archivaron los cargos contra el presidente de la República. El proceso fue precluido.

Presidencia de Colombia (1998-2002)


Luego de cuatro años de una oposición al entonces presidente Samper, Pastrana se enfrentó por la candidatura conservadora al senador y ex ministro de Minas Juan Camilo Restrepo, a quien derrotó. En la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, en junio de 1998 fue elegido presidente con el 51% de los votos, tras derrotar al candidato liberal Horacio Serpa Uribe. Durante su campaña a la presidencia Pastrana adelantó conversaciones con la guerrilla de las FARC y prometió un diálogo de paz si resultaba elegido, Pastrana se tomó una foto con el guerrillero Manuel Marulanda en la que este portaba un reloj símbolo de la campaña de Pastrana. Una vez elegido, Pastrana inició inmediatamente un proceso de diálogo con la guerrilla. Siendo candidato Pastrana había ofrecido a la guerrilla una zona de despeje para llevar a cabo allí los diálogos, el Cagúan.

Ministros

Ministro de Agricultura: Carlos Murgas Guerrero
Ministro del Interior: Néstor Humberto Martínez (1998-2000) - Humberto de la Calle Lombana (2000-2001) - Armando Estrada Villa (2001-2002)
Ministro de Defensa Nacional: Rodrigo Lloreda Caicedo (1998-1999); Luis Fernando Ramírez Acuña (1999-2001); Gustavo Bell (2001-2002)
Ministro de Desarrollo: Fernando Araújo Perdomo; Augusto Ramírez Ocampo
Ministro de Relaciones Exteriores: Guillermo Fernández de Soto
Ministro de Hacienda: Juan Camilo Restrepo (1998-2000); Juan Manuel Santos (2000-2002)
Ministro de Trabajo: Hernando Yepes Arcila; Angelino Garzón
Ministro de Educación: Francisco José Lloreda Mera; Germán Bula Escobar
Ministro de Transporte: Gustavo Canal Mora; Mauricio Cárdenas Santamaría
Ministra de Comunicaciones: Claudia de Francisco, María del Rosario Sintes
Ministro de Justicia: Parmenio Cuéllar Bastidas; Rómulo González
Ministro de Medio Ambiente: Juan Mayr Maldonado
Ministro de Cultura: Alberto Casas Santamaría(1998-1999); Juan Luis Mejía Arango (1999-2000); Consuelo Araújo Noguera (2000-2001); Aracelly Morales (2001-2002).
Ministro de Minas y Energía: Luis Carlos Valenzuela (1998-1999), Carlos Caballero Argáez (1999-2001), Ramiro Valencia Cossio (2001), Luisa Fernanda Lafaurie (2001-2002)
Ministro de Salud: Virgilio Galvis; Sara Ordóñez
Ministra de Comercio Exterior: Martha Lucía Ramírez

Conflicto armado

En este momento del conflicto armado, que puede llamarse la guerra por la coca entre guerrillas y paramilitares, el presidente Andrés Pastrana Arango intentó una negociación de paz con las Farc y como garantía para los negociadores de las guerrillas despejó de fuerza pública tres municipios del Caquetá y uno del Meta, en la región del río Caguán, desde el 7 de noviembre de 1998. Los diálogos de paz, con participación de organizaciones de la sociedad civil en mesas de discusión temática, fracasaron por exceso de temas de negociación y falta de estrategia negociadora del gobierno, pues se acordó una amplia agenda de temas de 110 puntos, que comprendían todas las instituciones y problemas políticos, sociales y económicos del país.

El área desmilitarizada de 42 mil kilómetros cuadrados se le conoció como zona de distensión la cual originalmente deberia durar seis meses. Después de una controvertida extensión de su vigencia y de varios acontecimientos como secuestros, asesinatos y reportes de actividades ilícitas en la zona de despeje, Pastrana el 20 de febrero de 2002 después de casi cuatro años de existecia de la zona de despeje y a pocos meses de terminar su mandato, informó al país que el proceso había fracasado y que la zona de distensión quedaba efectivamente cancelada argumentando que Manuel Marulanda lo había asaltado en su buena fe; dentro de este parámetro, da a los guerrilleros hasta las doce de la noche para que despejen la zona.

Paralelamente a la negociación con las Farc, el presidente Pastrana selló una renovada alianza militar con el gobierno Clinton de los Estados Unidos en 1999, conocido como el “Plan Colombia”, que comprometió recursos de los dos gobiernos para fortalecer las Fuerzas Armadas y la justicia en su lucha contra las guerrillas y el narcotráfico. Esta alianza militar implicó también la subordinación de la estrategia de seguridad interna a los intereses de política externa de Washington y especialmente, al cabildeo de los grandes contratistas privados de servicios de seguridad de Estados Unidos, como Dynamics Corporation, beneficiaria de los contratos de fumigación aérea de cultivos ilícitos, auspiciada por el representante Benjamin Gilman, quien fue presidente del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara por muchos años.

En virtud del Plan Colombia, por ejemplo, se vinculó al ejército en la lucha contra las drogas, al considerarla una amenaza a la seguridad nacional. Como había ocurrido con el anterior proceso de negociaciones de Belisario Betancur en 1983, la oposición militar a la negociación de Andrés Pastrana se hizo explícita en diversas oportunidades, hasta llegar a la renuncia del Ministro de Defensa Rodrigo Lloreda Caicedo, cuando planteó su desacuerdo con el Comisionado de Paz Víctor G. Ricardo frente a la falta de reglas y condiciones para la guerrilla en la zona de despeje del Caguán. Igualmente, esta oposición de las fuerzas armadas se expresó en la condescendencia con los grupos paramilitares, que bajo el mando de Carlos Castaño asumieron el liderazgo de la oposición de las sociedades regionales a la negociación con las Farc.

Durante el mandato de Andrés Pastrana se expandió extraordinariamente rápido el dominio de los grupos paramilitares, mediante un proceso de contratación de dirigentes regionales con la cúpula de las AUC para que los primeros pagaran los costos de instalación y mantenimiento de nuevos frentes, mientras los segundos enviaban instructores y entrenaban combatientes locales, reclutados en cada región. Este fue el período en el que más claramente se demostró que un proceso de paz con las guerrillas no es posible si no existe unidad de mando entre la dirigencia política y la militar. Las Farc exigieron al gobierno el desmonte de los grupos paramilitares como condición para avanzar en las negociaciones de paz. Esa exigencia llevaba implícita la idea de que los grupos paramilitares existían como expresión de una política oficial de guerra sucia y les desconocía los márgenes de autonomía y autosuficiencia que efectivamente tenían a esas alturas.

Post-presidencia


Andres Pastrana. Diciembre de 2009.

Finalizó su periodo presidencial y poco tiempo después fijó su residencia en España. Luego de residir allí durante dos años, volvió al país en 2004 para enfrentar los intentos reeleccionistas de su sucesor Álvaro Uribe Vélez. A mediados de 2005 lanzó su libro La Palabra Bajo Fuego, editado por Editorial Planeta Colombiana, con prólogo del ex presidente estadounidense Bill Clinton, en el que recoge sus memorias del proceso de paz con las guerrillas, el relanzamiento de las relaciones internacionales y el fortalecimiento de las Fuerzas Armadas durante su cuatrienio.[4] Pocas semanas después, en un giro inesperado, y luego de varios meses de hacer oposición, aceptó el cargo de embajador de Colombia en Estados Unidos, en reemplazo de Luis Alberto Moreno después de que el ex presidente Julio César Turbay lo presentó como la persona más idónea para dicha embajada. Empezando julio de 2006, con motivo del nombramiento del ex presidente Ernesto Samper como embajador de Colombia en Francia, Andrés Pastrana renuncia a la embajada de Colombia en los Estados Unidos sin haber completado un año en el cargo, alegando su imposibilidad moral de convivir con ese nombramiento, ya que en su concepto un hombre que se había atrevido a utilizar el dinero del narcotráfico en su mandato no podía representar al país en el exterior.

En septiembre de 2007 Pastrana volvió a ser crítico del Gobierno Uribe y desató controversia al cuestionar duramente varias políticas y procesos que se han llevado a cabo durante dicha administración como el proceso de desmovilización de paramilitares; dijo que hay un pacto secreto con los paramilitares y que los éxitos de la política de seguridad democrática de la administración de Alvaro Uribe se debían en gran parte a su gobierno, y criticó la forma en que Uribe permitió la participación del presidente venezolano Hugo Chávez en el tema del acuerdo humanitario.[5]

Analytic