sábado, 28 de agosto de 2010

Vicepresidente lamenta muerte del obispo de Cúcuta, Monseñor Jaime Prieto Amaya

Bogotá, 26 de agosto – El Vicepresidente Angelino Garzón lamentó profundamente la muerte del obispo de Cúcuta, Monseñor Jaime Prieto Amaya, y reconoció en él un abanderado de los derechos humanos en el país.

“Tuve una relación muy cercana con Monseñor porque los dos trabajamos en defensa y garantía de los derechos humanos y por la paz en Colombia. Es una pérdida lamentable, no sólo para los cucuteños sino para todo el país”, señaló Angelino.

El Vicepresidente dijo que comparte el dolor con la familia del jerarca y se solidariza con la Iglesia Católica, “que pierde a uno de sus integrantes más representativos”.

Analytic