lunes, 16 de agosto de 2010

El ex alcalde Oscar Vergara Ramos

El pasado jueves 12 de agosto falleció en Maicao el abogado Oscar Vergara Ramos, penúltimo de los alcaldes de esa ciudad nombrados por decreto del gobernador del departamento.

.
Vergara Ramos nació en Santa Marta el 17 de septiembre de 1.931 y desde muy joven tuvo inclinación por las leyes, el periodismo y el deporte. Estas aficiones lo llevaron a Cartagena en donde ingresó a la Universidad Distrital para cursar sus estudios como abogado, título que obtuvo con los honores propios de un estudiante destacado. En la universidad se conocería con un joven guajiro que sería uno de los mejores amigos de su vida y el causante de su posterior traslado al departamento de La Guajira: Nellit Abuchaibe.

Después de concluidos sus estudios se traslada a Barranquilla en donde ejerce como abogado litigante y como funcionario de un juzgado civil. También se introduce en los círculos deportivos en los que inicia una brillante labor como directivo de varias organizaciones, especialmente en la modalidad de lucha libre en donde se le entrega la responsabilidad de ser el presidente de la liga de ese deporte en el departamento del Atlántico.


En 1.975 recibe la invitación de su antiguo compañero de estudios Nellit Abuchaibe para que le colabore en algunos trabajos en varios municipios de La Guajira. Es así como permanece por algún tiempo en Barrancas y Fonseca dedicado a gestionar para sus clientes documentos como escrituras de fincas y residencias.

En 1.975 de establece en Maicao ciudad a la que estaría ligado por el resto de su vida. Inicialmente se dedicó exclusivamente al ejercicio de su profesión pero a finales de los años setenta traba una íntima amistad con el dirigente político Bernardino Mejía Menasés y junto a éste funda el Nuevo Liberalismo en La Guajira, colectividad política que en el país gana cada vez más seguidores bajo la orientación del carismático líder Luis Carlos Galán Sarmiento. En adelante será el asesor de cabecera de Mejía Menasés en sus actuaciones como diputado de La Guajira y como uno de los dirigentes políticos más influyentes de la región. Además logra hacerse amigo personal de Luis Carlos Galán y del ministro César Gaviria Trujillo.


Por su solicitud de su amigo y jefe político Bernardino Mejía Menasés el gobernador de la época Jairo Aguilar Ocando lo nombra como alcalde de Maicao, cargo que desempeñaría aproximadamente por un año. Corre el año de 1.986 y la ciudad vive la parte final de su bonanza comercial. Se hacen muy buenos negocios pero no hay una sola obra pública importante.

El doctor Vergara y su equipo de gobierno integrado por Guillermo Gómez (secretario de hacienda), Eleuterio Pichón (Secretario General), Enrique Araméndiz (secretario de Gobierno), José Lubo (Secretario de Planeación), Amaury Aragón (Tesorero) y Máximo Martínez (Asesor Jurídico) deciden construir el alcantarillado pluvial del centro en obra contratada con el batallón Vergara y Velasco. Gracias a la iniciativa Maicao cuenta con una obra que le sirve para que el centro evacúe las aguas lluvias en pocos minutos. Lamentablemente los canales eran obstruidos con las basuras arrojadas por los malos ciudadanos y era necesario hacerle mantenimiento constantemente hasta que un alcalde de los años noventa en la más absurda decisión, decidió rellenarlos con concreto.


Óscar Vergara Ramos hizo parte de una época importante de Maicao. Y fue uno de esos hombres que una vez pisa el suelo de la Tierra del maíz, ya no pueden volver a otra parte. Y se quedan aquí hasta el día final.

Analytic