martes, 3 de febrero de 2009

Desde la percepción de las miradas

EL mar: poesía dentro de la poesía

Escrito por: Alejandro Rutto Martínez

Johann W. Goethe: El hombre sordo a la voz de la poesía es un bárbaro.

Aristóteles: En la poesía hay más verdad que en la historia.

El mar no es solo una fuente de inspiración para la poesía sino la poesía misma. En sus versos vuelan los alcaravanes, circula el viento en dirección hacia otros mundos, se perciben los horizontes despejados y se dibujan las huellas casi imperceptibles dejada a su paso por las parejas de enamorados quienes aspiraron el aire fresco de la playa mientras sus corazones elaboran tiernas frases de amor inspiradas en el tranquilo oleaje y indescriptibles tonalidades rojizas de la tarde cercana a su final.

El mar ha sido y será siempre un elemento de inspiración para quienes dejan rodar la pluma húmeda sobre el papel virgen. El mar es virtud y es asombro; es pasado y es presente; es un mundo de pequeños universos y es la inmensidad de los tiempos revelado a través de un minúsculo grano de arena o del diminuto trocito de concha de caracol.

El libro "Desde la percepción de las miradas" publicado por la Fundación "Atrapasueños", fundación para el desarrollo humano, social, recreativo y cultural de La Guajira, reúne hermosos poemas de autores participantes en el IV Festival de Poesía Alternativa realizado en Riohacha en agosto del 2.008. En sus páginas hemos buscado con ansiedad, alegorías, imágenes...alusivas al mar y a fe de verdad que hemos encontrados unas preciosas joyas de las cuales compartiremos algunos apartes.

En la página 9 Oscar Parra, un poeta nacido en Aracataca pero afincado en la Península, escribe, bajo el título de "Presencia":

Mar, bello mar...
-No hay resistencia para esta dulce condena
Tan solo duermes como mi alma

Un poco más adelante, en la página 15, Limedis Castillo Mendoza, un trabajador social riohachero subyugado por las letras se deja llevar la mano por la musa del océano para plasmar su poema titulado "Marinero":

Surcos
Gira a estribor la noche
Y mis palabras son un dique
En la marejada de engaños
Sigo remando ola a ola
Pretendiendo al indigente
Y desde aquí
Boga mi proa
Y coge rumbo
En el temporal de la existencia

Y el mismo autor sigue frente a las olas y la brisa tibia de la playa para continuar su faena literaria. De su corazón inspirado surge ahora una nueva canción con el sabor de las olas adormecidas del Caribe guajiro. Su título es "Cangrejo":

Cangrejo soy
En este bestiario marino
Y entre las conchas encuentro
La madrugada y sus atajos
Vivo de lo que sobra y asombra
¿Quién emerge en el rostro que se desmorona
Si en mis ojos
Tengo la niñez del mar
Y clamo El sacrificio de las olas?

Y una más del mismo autor: "Rudimentaria"

En las tardes tristes
Te agolpas sombra mía
Frente al mar Recuperándote del sol
Que cayó vestido de pájaro
Mi vida Tenue Barro y sal
Saciada de pobreza
Prosigue a espaldas del desierto
El romance con el mar lo continúa

John Fredy Galindo, nacido en Bucaramanga, lejos del mar pero cerca del susurro de las olas que palpitan en su humanidad llena textos e imágenes.

Estos son apartes de su poema

"Una tarde gris cerca del viejo puerto":

"En el viejo puerto alguien pronuncia mi nombre para invocar una revelación o disipar el miedo. (...)Bajamos por la galería hasta la tienda de recuerdos con el cielo bocarriba como un inmenso mar"

Finalmente quien le canta al mar en "Desde la percepción de las miradas" es Juan Pomponio, poeta nacido en Anzoátegui, provincia de Argentina, quien sueña con la tarde, los aguacates y la playa, según lo escribe en el poma "Contemplando en playa grande" del cual extraemos estas líneas mojadas por las aguas del Río de la Plata y del Océano Atlántico:

El mar trae susurros,
Voces de marinos
En busca de peces
Como flechas plateadas.

La poesía es la reina de los géneros literarios y en todo lugar y elemento encuentra la fuente en donde inspirarse. Pero el mar no es solo un motivo de inspiración. El mar verso rima y ritmo. Una poesía dentro de la poesía.

Analytic