jueves, 13 de noviembre de 2008

De puro milagro se salvaron pasajeros y tripulantes de helicóptero en Riohacha


Por Francisco De La Hoz Sarmiento


Estaban a unas 30 millas mar adentro de la playa de Riohacha cuando las luces de emergencia del tablero de mando del HK 4222 de Helicol, empezaron a titilar indicando que algo malo estaba pasando en la máquina voladora que tenía como destino la ciudad de Santa Marta, luego de haber partido con pasajeros de un área marina en donde desarrollan actividades de exploración, en jurisdicción de la península guajira.

En el helicóptero viajan 12 pasajeros, en su totalidad trabajadores de una firma petrolera que contrató labores de exploración para la búsqueda de hidrocarburos en la jurisdicción de La Guajira y gran parte del Litoral Caribe y dos tripulantes que capitaneaban la aeronave de la empresa Helicol.

Cayeron en La Cachaca
Al llegar al sitio en donde se presentó la peor parte de la emergencia, es fácil deducir que se salvaron `de puro milagro´, pues luego de volar sobre unas 30 millas y encontrar un pequeño espacio al lado de un acantilado en donde hicieron posar la nave sin consecuencias fatales, es porque recibieron ayuda divina”, dice José Jesucristo Epiayú, un nativo que profesa la religión evangélica y que estaba en la Ranchería La Cachaca II, por lo que se convirtió en testigo presencial de la emergencia.

La Cachaca II, es una ranchería wayúu en la que habitan unas 300 personas dispersas en pequeños ranchos en un área de unos 3 kilómetros y que se ubica a unos cinco minutos del perímetro urbano de Riohacha.

Uno de los tripulantes quien declinó entregar su nombre para evitar complicaciones laborales, dijo que no conocían cuales fueron las causas por las que se prendieron las luces de alarma, pero lo cierto fue que la emergencia se presentó y que además ellos se habían salvado por segundos y eso ya era mucho.

En las horas de la tarde, la Policía Nacional seguía prestando vigilancia en la zona enmontada en la que cayó la aeronave y dijeron que la orden era esperar los técnicos de Helicol para poder permitir el decolaje. Sobre los pasajeros, todos se encontraban en perfecto estado y habían evacuado la zona de la emergencia.

Analytic