sábado, 15 de mayo de 2010

Mensaje de Noemí Sanín en el Día del Maestro

El día del maestro

Hoy, con profundo agradecimiento por quienes fueron sus profesores, la candidata presidencial Noemí Sanín hizo un reconocimiento a los maestros en Colombia, por el inmenso valor que tienen quienes dedican su vida a esta vocación, una de las más nobles y generosas de todas.

“Recuerdo a mis padres, dos grandes educadores que marcaron mi vida, la de mis hermanos y de muchos de sus alumnos, con sus enseñanzas y como homenaje a su memoria estoy empeñada en concederles a los educadores colombianos toda la importancia que merecen, para que cada día la formación en escuelas, en colegios, en universidades, en centros de educación técnica, provenga de maestros que sientan que su labor es reconocida, alentada y premiada”, dijo la aspirante presidencial.

Resaltó la enorme responsabilidad que tienen los maestros colombianos y señaló que “debe ser compensada con atención real a sus necesidades, porque en su sabiduría para enseñar y guiar a los niños y jóvenes de Colombia, está la base de la prosperidad, la semilla de la paz que tanto reclamamos y por la que trabajamos.

El maestro de maestros, el gran Simón Rodríguez, fue el verdadero inspirador de nuestro libertador Simón Bolívar. En una carta a su profesor así lo reconoce cuando le dice “Usted formó mi corazón para la libertad, para la justicia, para lo grande, para lo hermoso. Yo he seguido el sendero que Usted me señaló. Usted fue mi piloto…..No puede Usted figurarse cuán hondamente se han grabado en mi corazón las lecciones que me ha dado; no he podido jamás borrar siquiera una coma de las grandes sentencias que Usted me ha regalado”.

Cada uno de los colombianos debemos hacer con frecuencia un reconocimiento a quienes nos educaron, darles una palabra de agradecimiento, y sobre todo desde el gobierno, exaltar el valor que tienen y brindarles las herramientas para trabajar. No podemos dejar todo en sus manos. Un maestro tiene que disponer de recursos para cumplir con su misión. Escuelas sin pupitres, aulas sin ventanas, alumnos sin libros, hacen más difícil la labor de nuestros maestros.

A ellos les debemos lo que somos. “Para mí son inmortales y los llevo en mi memoria, en el conocimiento, pero sobre todo en mi corazón”, concluyó Noemí Sanín en su saludo a los maestros de Colombia.

Contactos:
Daissy Cañón 4799932 Ext. 135
Hernán Onatra, celular 3204726529
Alejandro Márquez 3138133538

Analytic