jueves, 2 de octubre de 2008

Lavado cerebral

Malcolm x : "Si no estás prevenido ante los medios de comunicación, ellos te harán amar al opresor y odiar al oprimido".


Por: Martín López González

¿Cómo se explica que se mantenga buena la imagen del Presidente Uribe si su primo hermano , sus más altos funcionarios, sus más íntimos socios y compadres, entre ellos el General Rito Alejo, están presos ó investigados por delitos de narcotráfico, paramilitarismo, robo de tierras, masacres y fraudes electorales, entre otros crímenes?.

Seguimos en primer lugar en narcotráfico, desplazamiento interno, fosas comunes, sueldos más bajos del continente y una inflación y desempleo en ascenso. El 62% de la población en la miseria, 4 millones de colombianos (muchos indocumentados) en oficios varios en el exterior y 4 millones en los semáforos huyendo de la "seguridad democrática". La mayoría de los colombianos no relaciona esta tragedia con los 6 años de la administración Uribe.

¿Cuáles son las estrategias utilizadas?
Avalancha de información radial y televisiva para enmarañar la verdad. En el caso de la visita de Job al palacio de Nariño, fue el mismo presidente que hizo las primeras declaraciones alejadas de la realidad, repetidas día y noche hasta crear un primer impacto en la mente de los colombianos.

Solo un pequeño porcentaje sigue el curso a la verdad en la prensa escrita.
Por el bombardeo informativo constante a través de los medios mencionados, se pasa a una estructura mental de aceptación que se vuelve inconsciente y termina justificando todo. Se van generando formas de pensar, ver y sentir la realidad tal cual la diseñan los psicólogos-asesores presidenciales. Se realzan unas cosas y se banalizan e invisibilizan otras.

La renuncia del embajador Juan José Chaux, relacionada con la "paravisita" a Palacio ha pasado inadvertida ante el despliegue de la noticia de los estudiantes encapuchados en las Universidades públicas.

Como consecuencia, se penetra una realidad que empieza a tener visos de fantasía. Las emociones se manipulan a gran escala. Desaparece la racionalidad del ciudadano promedio, produciendo un encantamiento idiotízante. Se llega a la mente subconsciente que queda preparada para ser conducida. Totalmente sumisa.

La comunicación social está controlada por monopolios, consorcios, dueños de los medios y periodistas acríticos y serviles que ocultan la verdad en vez de descubrirla. La televisión, que debería ser un gran medio para acercar a los colombianos al conocimiento de la realidad local, nacional e internacional, es el más bochornoso medio destinado a manipular las comunidades.

Aunque la opinión está cambiando, Colombia manifestaba una simpatía hacia los paramilitares en todos los estratos. Considerarlos casi "héroes" nacionales produjo una nueva sociedad, "traquetizada" y lumpen burgués, en la que se tiene como premisa "el todo se vale", no sólo para la guerra, sino para los negocios, las discusiones más insignificantes y hasta para los procesos judiciales.

Dos principios que se esgrimen en la manipulación mediática: reducir al adversario en un único enemigo. Todo el que no esté de acuerdo, es de las Farc o terrorista. Allí caen jueces, estudiantes, cultores, indígenas, camioneros, opositores políticos, representantes de organismos internacionales etc. y el principio de la transposición, es decir, cargar sobre el adversario los propios errores, respondiendo el ataque con el ataque.

"Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan". Para desviar la atención de la "paravisita", se le echó toda el agua sucia al senador Cristo y a César Gaviria Trujillo con lo de los PEPES mediante una frase: "No hay que aliarse con bandidos para combatir a otros bandidos"

De esta manera se llega a convencer a mucha gente para que piense «como todo el mundo», creando una falsa impresión de unanimidad. El trasfondo es demostrar que más nadie puede manejar al país por lo que es necesario reelegir indefinidamente.

Quien piense diferente es señalado y visto por los medios de comunicación como un delincuente. Eso explica el porqué el señor Mancuso tiene mejor "imagen" en el país que la Senadora Piedad Córdova.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Buen artìculo, Martìn.

Y eso que lo que expones es solamente la punta del iceberg.El papel que juegan los comunicadores (y comunicadoras) sociales en el adocenamiento mental de los colombianos es perverso.

barus dijo...

Se nota que eres anti uribista. Primero que todo cada quien es libre de pensar lo que quiera, a que ver quienes son los que quieren lavar el cerebro de quien.
Como segundo comentario "Cordova" con V, como redactor de notas periodistica en grave, debes reforzar la ortografia

Analytic