lunes, 15 de diciembre de 2008

SI JAMAS HUBIERA LLEGADO LA NAVIDAD

Por: Cristina Andreassen, misionera de la Familia Internacional en Tailandia
Resumen para Maicao al día de Jesús Pineda M. Caucasia. Antioquia.

¿Y si la Navidad jamás hubiera llegado? Sin estrellas, sin pastores, sin pesebre, sin las visitas del Ángel, y sin sucesos extraordinarios. Una humilde mujer que ni recordaríamos su nombre habría pasado desapercibida en Nazaret. Los pastores de Belén habrían pasado aquella noche como otra cualquiera, vigilando sus rebaños.

No habría motivo para tener esperanza en una vida mejor, ningún Salvador, ninguna experiencia personal con un Dios que nos ama, los Reyes Magos de Oriente se habían perdido la oportunidad de conocer y adorar a Jesús.

Pasarían los años, los siglos, habrían pasado ya mas de dos mil veces los 25 de Diciembre sin pena ni gloria, sin Árbol de Navidad, sin Pesebres, sin villancicos, sin las caras alegres de los niños con sus juguetes nuevos, sin la novena Navideña , sin reuniones familiares, sin la alegría del familiar que hace tiempo no vemos y abrazamos, sin intercambio de regalos, sin reflexiones en silencio, sin peticiones de perdón por lo ocurrido en el año, sin peticiones de deseos para el año venidero. Nadie extrañaría la Navidad por que nadie se daría cuenta de lo que se pierden.

Y entonces, llegaría el fin, ese momento misterioso y aterrador que llega en la vida de todos. Sin expiación de pecados, sin garantía de perdón. No haber nacido un niño en un pesebre, significaría que no habría muerto en el Calvario por nuestros pecados para resucitar al tercer día para esperarnos en su gloria. La vida seria una existencia vacía, una lucha monótona, no tendríamos un compañero inseparable en la vida, un Salvador que nos librara de la muerte eterna.

Gracias JESUS por darnos la Navidad, la buena nueva de la vida eterna, el amor de Dios encarnado en el Salvador y la época mas maravillosa que llena de luz y alegría nuestros espíritus.

Analytic