lunes, 22 de diciembre de 2008

UNIGUAJIRA: COSAS POR MEJORAR (I)

Por: Wilson Ustáriz Mendoza
Docente Asociado

¿CALIDAD EN EL TRABAJO?

En la Universidad de la Guajira hay la necesidad de una seria reconsideración de hechos que amenazan su estabilidad institucional. Casos como el pago inoportuno de salarios, que afecta la calidad académica; la investigación, actualmente de espalda a los problemas de la Guajira, son los temas que hoy comentamos en este artículo.

El pago inoportuno de salarios es un caso sensible que incide negativamente en la calidad académica. Este hecho merece revisarse con seriedad y cuidado, pues es sabido que persisten deficiencias en el recurso financiero para el funcionamiento de la Universidad, pero no por ello tenemos que dejar las cosas así. Las gestiones deben hacerse para superar este cuello de botella, al cual deben identificarse sus causas, estudiarlas para poderlas atacar. Necesitamos romper el círculo vicioso recurrente que oscila entre “paros de actividades académicas” y el “pago de mesadas atrasadas”. Es evidente que esta situación daña la calidad del servicio en todos los frentes de la administración, debido a las insatisfacciones y desinterés en el trabajo. La verdad es que no se requiere ser mago para entender esto. Ahora, si a lo anterior sumamos de manera especial el caso de por lo menos trescientos catedráticos y ocasionales que tienen el 75% de la carga académica de los programas académicos de la Universidad, la preguntas lógicas son ¿Será que con la desmotivación en el atraso en las mesadas hasta cinco meses se garantiza la terminación en 100% el plan de estudio en cada semestre? ¿Qué pasaría con el nivel de formación de los estudiantes de pregrado? Ahí dejo esa perla.

En cuanto al tema de investigación en la Universidad de la Guajira se han visto avances. Existe un Centro de Investigación con líneas definidas, proyectos en curso en Colciencias, docentes investigadores responsables, semilleros de investigación, apoyos en capacitación en maestrías y doctorados, esto está bien; pero falta hacer investigaciones mas aterrizadas en los problemas del Departamento de la Guajira. Estos problemas son varios y la Universidad no puede estar de espalda a ellos.

Si afirmamos que la Universidad es motor de desarrollo, este desarrollo debe ser en todos los sentidos: tecnológico y científico, socioeconómico, ambiental y cultural .

En consecuencia, es hora que este motor se encuentre en condiciones óptimas para que inicie el viaje por toda la Guajira, visite el desierto, las zonas marginadas, las poblaciones con hambre, el problema fronterizo, las causas del desempleo, entre otros. Esta práctica conecta a la Universidad con su entorno, porque investiga problemas, generan conocimientos y se obtiene un perfil de solución de los mismos. Esta es la Universidad que añoramos, comprometida con la realidad, así de sencillo.

Analytic