sábado, 21 de junio de 2008

El alcalde posible (pensando en grande)


A U T O R :_PROF. RAMIRO ALFONSO CHOLES ANDRADE

Ante los contratiempos surgidos con la elección del amigo Ovidio Mejìa Marulanda, se les presenta una vez mas a los maicaeros, y en especial a su clase dirigente; la oportunidad en analizar con prudencia, capacidad y fría, determinación el futuro de nuestro pueblo, quien desde hace mas de una década.

Viene perdiendo casta, importancia y presencia, tanto a nivel nacional, regional y municipal, debido a una serie de entuertos, que gravitan como mala leche, o como una sombra de mal agüero.

Maicao no resiste más despropòsitos, individualismos, maquinaciones, prepotencias ni mucho menos, posiciones cantinflescas a la hora de las grandes decisiones. Seguir convalidando laberintos desèrticos, peligrosos y regresivos; no se compaginan con los nuevos tiempos ni con los nuevos paradigmas, que reclaman con urgencia propuestas, acciones y proyecciones, apuntaladas con el sello de la productividad, la eficiencia, la globalización, la participación democrática y el bienestar colectivo.

Frente a la importancia de los factores ya señalados, es imposible seguir permaneciendo inmóviles, desesperanzados, conformistas. Hay la necesidad de vincularnos con entusiasmo, así sea con las buenas ideas, con los proyectos, con inquietudes jóvenes, aun con sueños utópicos posibles.Mal hacen los maicaeros en persistir abstraídos e indiferentes, porque los parásitos con ombligos, tarde o mas temprano, serán barridos por el ripio de la historia.

Visionar otro Maicao posible, con otras prácticas políticas, económicas , sociales y culturales, dentro del referente de los 82 años, debe constituirse en una pasión permanente----que nuestra condición de ciudadanos, no solamente se refleje cuando nos entreguen la cédula de ciudadanía ni cuando nos toque depositar el voto en épocas de elecciones----sino en jugar un papel mas protagónico, teniendo como telón de fondo, la defensa incondicional de los legítimos y sustantivos intereses de nuestro entorno.

La situación económica- social de Maicao es seria.Tanto los miopes como los sordos, perciben fácilmente todas y cada una de nuestras problemàticas. Somos más de 2OO.OOO mil almas, con disímiles limitaciones y desequilibrios en diferentes campos.

Han transcurrido ya, 82 años; y frente al futuro aun se aprecian persistentes nubarrones, vacilaciones, optimismo desmesurados, y aun cuando lo dudemos, estamos muy cercanos de ser o no ser .

Guste o no, estamos viviendo una crisis, desde hace rato y lo peor de todo es que, el transcurrir del tiempo, no vislumbran las verdaderas políticas, proyectos ni programas de las altas esferas gubernamentales.La crisis, cada vez es más insoportable y peligrosa.La orfandad se ahonda; ante la ausencia del verdadero Maicao con proyección futurista , en donde el mantenimiento de los sagrados intereses de la comunidad y del pueblo. Se constituya en el norte y visión de los administradores de la cosa pública.

Aun con todo, podemos llevar a la práctica y conjugar aquello “Que el problema no está en caer, sino en saberse levantar”.

Qué tal…,sí hacia el futuro pensemos en restaurar los intereses sustantivos del pueblo maicaero, por encima de los intereses particulares ¿?,

Me identifico con el mejor camino trazado por personas muy dignas, que plantean la conveniencia, que hacia el futuro inmediato, debe escogerse un solo candidato de cualquier tendencia, escogido por un plebiscito y que sea prenda de garantía para un desarrollo sostenible. Con preparación académica indiscutible, honorabilidad y responsabilidad y con alta dosis del conocimiento referencial de los factores que atentan contra los intereses de la municipalidad.

La escogencia de un candidato único, sería en las actuales circunstancias de raquítico desarrollo,el nuevo paradigma que podría oxigenar y proyectar las estructuras de un pueblo que necesita con suma urgencia, unos verdaderos dolientes.

Reitero, que después de 58 años de vida municipal, bien vale la pena hacer un ensayo de candidato único en la búsqueda de mejores alternativas y sueños .

La clase política debe manifestarse por el bien de Maicao y de las próximas generaciones. Dejando a un lado los comportamientos obsoletos, para dibujar con orgullo el nuevo Maicao, que todos ambicionamos.

1 comentario:

ELKIN DE ARMAS PEREZ dijo...

Me identifico plenamente con el Profesor Ramiro Choles Andrade. Maicao necesita un redireccionamiento. No sabemos para donde vamos y mucho menos hacia donde vamos a llegar, el presente es incierto, no estamos mejor que cuando peor estuvimos. El futuro es nuestro, el interés general debe predominar sobre el interés particular. Despertemos amigos maicaeros, nosotros somos capaces de labrarnos un futuro mejor, aprovechemos las oportunidades que se nos presentan. Dejemos los odios y caprichos politiqueros a un lado y pensemos en un Maicao que sea modelo de desarrollo a nivel nacional.

ELKIN DE ARMAS PEREZ

Analytic