martes, 3 de mayo de 2016

"Tomasito" Dangond y su lucidez Mental

Escrito por: Hernán Baquero Bracho

El próximo miércoles 11 de mayo, en su residencia en Villanueva, como es de costumbre, celebrará  el patriarca conservador Tomas Dangond Morales o “ Tomasito” como es conocido cariñosamente entre los suyos, sus noventa y cinco años, en plena lucidez mental, bien vividos y en sana paz con Dios y con la humanidad; recordando el ayer, como si fuera hoy, feliz por esa familia hermosa que construyó en base a los principios morales, de respeto, de solidaridad del uno con el otro y así como él les ha enseñado, ellos le han dado su mejor heredad. 

Sus hijas Luz Mila, con ese imán familiar Mary, Nury, Cilia con esa alegría de tener a su padre en sus plenos papeles mentales y físico y  José como todos los años le prodigarán el amor y el respeto que él se merece. 

Solo un detalle que colmará de tristeza y de nostalgia tanto a “Tomasito” como a sus hermanos, la ausencia de el  “Palle” o Tomas Milcíades, quien partió hacia el plano celestial y quien era  el vivo retrato de su padre, con sus ocurrencias, con sus vivencias y esa chispa vividas al lado de su viejo querido, que vaina que ya el “Palle” no está, pero desde allá arriba se lo estará gozando, este onomástico de su viejo.

En estos noventa y cinco años, de “Tomasito” Dangond, además de su familia, le acompañaremos como siempre ese selecto grupo de amigos, que somos de los caros afectos de la familia Dangond Soto: como es el empresario Guillermo Rojas, el ex alcalde de este municipio Luis Erasmo Dangond Cuadrado y su esposa Rubby Quintero de Dangond; de la rectora del colegio Silvestre Dangond Daza, Estela Zabaleta Montero y su esposo Franco Mendoza; de Álvaro David Dangond y señora Gloris Habid de David; de Amalia Mazeneth Cabello y por supuesto sus yernos Juan Manuel Daza, Fabián Dangond, Cesar Daza,  Mirza Orieta Olivella, sus nietos; Ahisne Pinedo y su esposo Jhon, Mireya Fuentes y Lucho Liñán, entre otros.

“Tomasito” o Tomas Dangond Morales, es hijo de Tomas Dangond Martínez, quien era hijo de Beltrán Dangond González, hijo de “Musiu” Dangon. 

Es decir que “Tomasito” es descendiente directo de este importante líder francés que vivió en Villanueva más o menos en la época de 1840 a 1868 y quien hizo historia por ser el primer caficultor que tuvo Colombia, con la semilla traída de Martinica. 

Y como el mismo “Tomasito” lo afirma, que conoció el amor de su vida, Doña “Herme” Hermelinda Soto, porque su primo el ingeniero civil graduado en Francia en la época, Silvestre Dangond Daza­-quien construyó el famoso puente Salguero-, se llevó a un puñado de Villanueveros para la zona de carreteras en la construcción de la vía Barrancas- Cuestecitas y en Barrancas. Doña “Herme” cuando lo vio fue amor a primera vista o como lo detallara su hijo ausente el “Palle” “este gringo es mío”. 

Hermelinda Soto era hija del patriarca Milciades Soto, hermano de Simeón y Samuel Soto, dirigentes de la época que tuvo el municipio minero.

Como  asiduo  contertulio  de mi gran amigo “Tomasito” me sorprende cada día  su lucidez mental. 

Sus recuerdos del ayer que los evoca de manera pausada pero certera. 

Su jocosidad  que siempre la tiene a flor de piel, cuando afloran recuerdos de sus hijos ya fallecidos como el “Palle” recientemente y el “Chingo” de más años atrás, se nota esa nostalgia en su cara, pero limpia sus tristezas con el amor de sus hijas y de su hijo José a quien todavía regaña. 

Qué bueno. Como  Villanuevero se siente uno orgulloso de tener un personaje como “Tomasito” Dangond, con esas calidades humanas, ese don de gente y los principios morales inculcados a los suyos desde bien temprano. 

Tenemos todavía “Tomasito” Dangond para rato. ¡Que así sea!    

Analytic