viernes, 26 de marzo de 2010

¡ Alguien Piensa bien de tí!


Por:Paola Johana Martinez Ortíz

Jeremías 29:11
"11Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis."

He visto a personas tratar de esconder "secretos" para que nadie se entere de "lo que pasó", de "los errores del pasado" o de "el pecado" que hubo en sus vida. Sin embargo, ningún secreto está escondido de Dios. Él conoce cada paso que has dado, cada decisión que has tomado, dónde has entrado y de dónde has salido. Dios conoce todo acerca de ti, aún las intenciones de tu corazón. No hay nada que puedas esconder de Dios. Y bajo esa premisa debemos entender lo que dice Jeremías 29:11, "Él tiene pensamientos (una opinión formulada) acerca de ti". Hay tres cosas importantes que componen estos pensamientos que hoy quiero compartir contigo.

Primero, sus pensamientos hacia ti son de paz. La palabra paz es la misma palabra para prosperidad. Lo que Dios piensa de ti comienza con paz y prosperidad. Muchos son atormentados por pensamientos negativos, mientras Dios sólo piensa en paz y prosperidad para tu vida. Dios no piensa en tu pecado ni en tus errores, los hombres piensan en tu pecado y tus errores, te juzgan por ello, y en el mundo natural vivirás las consecuencias de tus decisiones, pero aún así Dios piensa en tu paz y tu prosperidad. Es su deseo para ti.

Segundo, no hay maldad en los pensamientos de Dios hacia ti. Quizás en el mundo muchos te deseen mal, o hablen mal acerca de ti, sin embargo no hay mal en los pensamientos de Dios para contigo. Nunca he podido entender a las personas que necesitan a un Dios malo que enferma, castiga, destruye, cuando Dios no tiene pensamientos de mal para tu vida. Todo lo que sea "mal", como el pecado, la escasez, la enfermedad, y los problemas ,esta lejos de lo que Dios piensa para con tu vida.

Tercero, cuando entiendes estos dos primeros principios, puedes entonces recibir el fin de este verso, que no es otra cosa que "lo que esperas". Si Dios quiere tu paz y tu prosperidad, y no hay pensamientos negativos de Dios para tu vida, ¿qué puedes esperar de Dios? Fíjate que Dios no quiere imponer sus planes a tu vida, Dios quiere que sepas que Él tiene buenos pensamientos acerca de ti, y que a base de esos pensamientos eres "tu quien tiene que formular expectativas" para entonces Él darte, facilitarte, proporcionarte precisamente lo que esperas.


Hoy quiero que tus pensamientos estén alineados con los de Dios. Saca de tu vida todo pensamiento negativo hacia ti mismo. No le prestes atención a lo que otros piensan de ti. No inviertas tu tiempo y esfuerzo en la "opinión pública", y asegúrate conocer la opinión de Dios para ti. Eres tan valioso e importante para Dios que Él sólo puede pensar buenas cosas para ti.

Analytic