miércoles, 10 de marzo de 2010

Fajardo se inscribe oficialmente a la Presidencia

Hoy se inscribió oficialmente Sergio Fajardo a la Presidencia de la República por Compromiso Ciudadano por Colombia, acompañado por su candidato a la vicepresidencia, Julio Londoño Paredes.

Fajardo presentó hoy ‘Nuestro Compromiso con Colombia’, un documento escrito por él, que es la introducción a su propuesta para el país. Allí se recoge el camino recorrido estos dos años en su caminar por el país y sus planteamientos para la transformación política de Colombia. Además, el documento plantea los grandes problemas que ha identificado para el país y los lineamientos para solucionarlos.

“Este es un momento importante para Compromiso Ciudadano por Colombia. Después de diez años de participar en política, hoy nos inscribimos como Movimiento Cívico de Ciudadanos para la Presidencia de la República. Nos acompaña Julio Londoño Paredes, nuestro candidato a la Vicepresidencia, un hombre que le ha dado dignidad a lo público, con gran experiencia internacional, vital para Colombia en este momento, y con capacidad para resolver conflictos. También presentamos ‘Nuestro Compromiso con Colombia’, en el que trazamos los retos y las soluciones para el país, desde una perspectiva que apuesta por la capacidad y el talento de nuestra gente”, afirmó Fajardo.


Sobre el documento

En ‘Nuestro Compromiso Ciudadano por Colombia’, Fajardo recuerda que “nos propusimos llegar al poder para convertirnos en protagonistas activos de nuestro propio destino. Por fin habíamos entendido que, gústenos o no, son los políticos quienes toman las decisiones más importantes en nuestra sociedad”.

Allí plantea que, desde la perspectiva de Compromiso Ciudadano por Colombia, son tres los principales problemas de Colombia: la corrupción, la violencia y las desigualdades. Es enfático al afirmar que: “Los corruptos se fortalecen con la debilidad de la Justicia. La impunidad es el aliciente para la corrupción. Esta impunidad tiene una buena explicación en el narcotráfico, que ha sido el motor más poderoso de la descomposición de la moral del país. Su capacidad de llegar a todos los rincones del país y poner precio a quienes lo tienen y de eliminar a quienes se oponen sirve para intimidar y crear ambientes de desesperanza generalizada”.

En cuanto a la violencia, Fajardo plantea que ha marcado la vida del país en las últimas cinco décadas: “La violencia atrapa, nos pone en el terreno del miedo y nos paraliza. Nos quita la esperanza. Polariza. No nos deja construir; no nos deja trabajar juntos”.

A esto se suma que nuestro país es profundamente desigual. “Tenemos marcadas desigualdades regionales y las implicaciones son serias: la condición social original, el lugar de nacimiento, el género y el color de la piel determinan en gran medida las posibilidades de desempeño de las personas en nuestra sociedad”, afirma Fajardo en el documento.

Finalmente, se plantean los retos y las fórmulas que se traducen en un camino: “La síntesis de nuestra propuesta, en una frase, es la siguiente. Salir de la trampa que nos han tendido la violencia y la corrupción, y apostarle a las oportunidades que nos dan nuestras riquezas: La capacidad y el talento de nuestra gente, y nuestros recursos naturales”.


Sobre seguridad, Fajardo plantea:

“Nuestra política de seguridad y convivencia reconoce los avances de la política de seguridad del gobierno del Presidente Uribe y construye sobre las lecciones aprendidas. Entre las múltiples acciones es importante destacar el control del territorio, fruto de una política que ha recuperado para el Estado grandes zonas que estaban bajo el dominio o influencia directa de las Farc y los grupos paramilitares. Estas acciones han tenido un efecto positivo sobre la vida de muchas personas y regiones de Colombia, y no se puede retroceder.

“De otro lado, un aspecto central de nuestra política de seguridad y convivencia introduce un concepto y unas políticas que no han sido utilizadas en la solución de nuestro problema de violencia. Tenemos que respondernos la pregunta: ¿Por qué entra un joven de Colombia a este mundo? La respuesta, que surge en cualquier esquina del país, dice: falta de oportunidades. Es cierto. Si no le ponemos atención a esta puerta y nos comprometemos a cerrarla nunca tendremos la paz que queremos en Colombia. La forma de cerrarla es abriendo otra, la de las oportunidades para nuestros jóvenes. Este es un proyecto de país que requiere la acción coordinada de una política integral que articula al gobierno nacional con gobiernos departamentales y municipales. El primer paso consiste en atender, con sentido de urgencia, a los jóvenes que ya están físicamente en el marco de la puerta y hacen parte, por ejemplo, de pandillas juveniles urbanas. Es importante anotar que esta observación es también válida para el sector rural”.


Sobre desigualdades, el candidato afirma:

“A continuación, tenemos que darle una mirada a las desigualdades. Reconocer las desigualdades regionales y hacer un esfuerzo extraordinario para superar el atraso de nuestras regiones ubicadas por fuera del eje central del país es una obligación impostergable. Los resultados de los grupos de estudio del Caribe son contundentes en la demostración rigurosa de estas desigualdades. Entre otras acciones acogemos la creación del Fondo de Compensación Regional, apoyamos con gusto la papeleta que pide la creación de la Región Caribe, nos comprometemos a darle trámite en el Congreso y le apostamos al reto de hacer del Caribe la primera región de la Colombia del siglo XXI. Pero es urgente reiterar que se necesita una dirigencia política a la altura de estos retos; con los mismos de siempre nunca daremos el salto que reclamamos. Sólo así haremos realidad nuestro compromiso político con el desarrollo regional como eje de la transformación del país”.


Fajardo: La apuesta por las oportunidades

“Naturalmente, hay un conjunto de temas que son parte de las condiciones que nos permiten crear las oportunidades y requieren atención inmediata en casos urgentes dada la coyuntura que atraviesa el país. Tenemos que abocar de una vez la reforma del sistema de salud. Después del intento fallido de la Emergencia Social, será necesario adelantar una discusión pública sobre temas cruciales como la necesaria reforma tributaria estructural para determinar qué tipo de sistema queremos financiar y con cuáles recursos; el papel de la red pública dentro del sistema o la propuesta de salud pública para el país, etc.

“La Justicia necesita una intervención rápida para recomponer un sistema que se desequilibró por una serie de conflictos que no fueron atendidos con la suficiente atención y de esa forma recuperar la confianza entre los diferentes poderes.

“Las vías de la competitividad están en cuidados intensivos: el ejemplo de las demoras en la construcción del Aeropuerto El Dorado y la Avenida El Dorado ilustran en Bogotá la dimensión del problema nacional. La política del Medio Ambiente es una condición fundamental para el desarrollo del siglo XXI y todas nuestras políticas tienen como requisito el respeto del medio ambiente: por eso firmamos y nos comprometimos con el Pacto Ambiental.

“Por supuesto, tendremos una política económica rigurosa que se concentra en el empleo, en la disciplina fiscal y reúne los esfuerzos de la sociedad para impulsar un desarrollo económico que vaya de la mano con el desarrollo social y financie las oportunidades que vamos a construir.

“Finalmente, todas estas consideraciones nos llevan a nuestra apuesta central: Una Colombia que se la juega por la capacidad y el talento de nuestra gente. Es la apuesta por la educación; por la calidad de la educación pública; por la ciencia y por la tecnología para impulsar el conocimiento en función social; por la innovación y el emprendimiento para transformar el conocimiento en actividades productivas, y la cultura como expresión del talento que se convierte en riqueza humana en múltiples formas. Todo en términos de un compromiso decidido por el desarrollo de nuestras regiones, incorporando una nueva visión del desarrollo rural como componente central.

“Por eso proponemos la venta de hasta el 15% de Ecopetrol para crear el gran fondo de las oportunidades de Colombia para financiar, con parte de nuestro ahorro, esta nueva página que vamos a escribir en la historia de nuestro país, a la que nunca nos hemos atrevido porque la combinación entre violencia y corrupción no nos lo ha permitido”.


Sobre el Vicepresidente

Sobre su candidato a la Vicepresidencia, Fajardo declaró: “Julio Londoño Paredes le hace honor a tres palabras que nosotros nos hemos propuesto recuperar para la política y lo público en Colombia: decencia, dignidad y respeto. Tiene una trayectoria construida a pulso, ha demostrado la enorme capacidad que tiene para trabajar con todo tipo de gobiernos, liberales y conservadores por igual, siempre con una perspectiva que apuesta por la construcción. Es un hombre impecable, que con 40 años de trayectoria no tiene mancha en su labor, y por eso genera confianza en todos los espacios”.

Por su parte, el candidato vicepresidencial por Compromiso Ciudadano por Colombia afirmó que aceptó la invitación de Sergio Fajardo porque “uno tiene que salir de ese tradicionalismo en el que siempre hemos estado encerrados. Desafortunadamente, con un nombre u otro, hemos estado en unos parámetros. Hacer algo diferente, con otros principios y otras ideas, es lo que los colombianos piensan todos los días, pues todos maldicen de la política cotidiana. Eso es lo que ha hecho Fajardo, a pulso, y siempre me ha impresionado. No hay compromisos con el clientelismo. Es una nueva línea que ojalá continúe para el país”.

Para mayor información:
Sandra Ocampo Kohn
Directora de Comunicaciones
Sergio Fajardo Presidente
Cel. 300 776 8946

Analytic