miércoles, 17 de marzo de 2010

Elecciones: un mar de errores denuncia la OEA



Fuente: Revista Cambio 16


La Misión de Veeduría Electoral de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Colombia denunció en un informe que en al menos 6 de los 32 departamentos colombianos los observadores presenciaron casos de compra de votos.

En su documento, este organismo vuelve a llamar la atención sobre esta "anomalía" que ya detectó e hizo pública tras participar en los comicios locales colombianos de 2007.

A cambio de los votos, los ciudadanos no sólo recibieron dinero, sino también comida y bebida, situación común en la gran mayoría de las jornadas electorales en Colombia.

Los departamentos en los que los veedores detectaron esta mala práctica son Atlántico, Magdalena y Bolívar, Cundinamarca, Nariño y Norte de Santander.

El informe, que recoge las impresiones de unos 70 observadores internacionales, considera que "el secreto del voto no se resguardó debidamente en un número importante de recintos de votación" en los que "la estructura y disposición de las mamparas" no favoreció el aislamiento de los votantes.

Al cabo de dos días de que se celebraran en Colombia las elecciones al Congreso, al Parlamento Andino, las consultas populares de los Partidos Verde y Conservador para elegir al candidato presidencial y la propuesta 'Voto Caribe' (con la que se busca la autonomía de la región caribeña del país), sólo se conocen los resultados del Senado y del candidato del Partido Verde.

Esta demora en el proceso y publicación de los datos ha suscitado numerosas críticas por parte de los ciudadanos y el Gobierno hacia la ineficacia del sistema asumido por la autoridad electoral, la Registraduría Nacional del Estado Civil.

En este sentido, la OEA argumentó que "la complejidad del sistema de votación reflejada en las papeletas" tuvo su efecto en los electores, quienes "se mostraron desorientados".

Además, "constató con inquietud falencias importantes en la capacitación de los jurados de mesa", que tuvieron como efecto un insuficiente dominio del escrutinio y las complicaciones al cumplimentar las actas.

El organismo apreció que el sistema de transmisión telefónica de los datos electorales preliminares no es eficaz a la hora de verificar los datos, "generando así un riesgo de la distorsión de los mismos".

En su informe, la OEA felicitó a las fuerzas de seguridad por su despliegue por el territorio colombiano y destaca que brindó protección en la gran mayoría de los centros de votación.

El Centro Integrado de Inteligencia Electoral reveló que, respecto de años anteriores, en los comicios del pasado 14 de marzo se redujeron en un 86 por ciento las acciones de grupos terroristas y que la violencia política lo hizo en un cien por ciento.

"La Misión de Veeduría Electoral de la OEA destaca nuevamente la tranquilidad con que se desarrolló la jornada. Sin embargo, entiende que tantos años de violencia han cegado las fallas estructurales del sistema electoral colombiano", concluye el informe. (EFE)

Analytic