jueves, 11 de febrero de 2010

Intoxicación masiva de estudiantes que consumieron pollo


Tomado del Informador

Maicao - Más de 250 estudiantes de los colegios Leída Garrido de Guerrero, Erika Beatriz Mejía, María Eugenia, Colombia Libre, Los Laureles y Comunal el Carmen, resultaron intoxicados el día anterior, al consumir como desayuno arepas rellenas con pollo y una colada.

Los menores estudiantes, minutos más tarde de recibir la ración, presentaron vómitos constante y diarrea, señales de una inminente intoxicación masiva, lo que obligó a los diferentes coordinadores de estos centros educativos a llevarlos a la clínica Maicao, hospital San José y Clínica San Jorge, sitios en donde se les prestó la atención requerida a los infantes.

Una vez conocida la emergencia, la administración municipal y el Secretario de Salud del municipio, médico Hugo Díaz Rivera, habilitaron la antigua sede del hospital, con la finalidad de atender aquellos menores que fueron remitidos por encontrarse la clínica y el nuevo hospital completamente llenos y porque se atención era de manera inmediata.

La docente Mery Oñate de Mejía, Rectora del colegio María Eugenia del Barrio San José, manifestó que los menores, bien temprano habían consumido unas arepas con pollo y al parecer estás los intoxicaron al, punto que hubo que llevarlos de urgencias a la clínica más cercana.

La señora Oñate de Mejía, indicó "ellos no tienen la injerencia de observar la preparación de estos alimentos, porque llegan listos para servir desde la Fundación "Fundalena", gerenciada por Elizabet Habby Martínez.

Considero que hay que tener mucho cuidado en la preparación y compra del pollo, porque de otra manera se presentan estos casos en la población infantil.

Nos preocupamos cuando veíamos los niños pálidos y con vómitos y los llevamos a la clínica y al hospital San José", anotó Meri Oñate de Mejía, quien pidió mayor vigilancia a estas proveedoras de alimentos.

A su turno Elizabet Habbi Martínez, representante de la Fundación Fabiola Helena Martínez, consideró que la intoxicación masiva fue un accidente, porque definitivamente las condiciones higiénicas de la cocina cumple todos los requisitos, solo que faltó hacer un análisis al pollo, el cual al parecer se encontraba contaminado.

Habbi Martínez indicó, que este caso no se debe a la mala manipulación de los alimentos ni a la condición higiénica del lugar de preparación, el cual está certificado por la Secretaria de Salud Departamental.

Creo que hay que tener mayor cuidado con el pollo que se adquiere en el mercado, el cual en muchas oportunidades se encuentra contaminado o en mal estado, terminó diciendo la representante de la Fundación Fabiola Helena Martínez.

Alberto Sánchez, Secretario de Educación del municipio, dijo que están en la investigación preliminar, que su origen es un alimento con pollo contaminado y se está en la etapa de constatar con el proveedor de estos alimentos, que pudo suceder con el pollo que vendió, para saber la verdadera causa de la intoxicación.

Por su parte el Secretario de Salud del municipio, Hugo Díaz Rivera, señaló que se hará una revisión minuciosa al lugar donde se preparan estos alimentos y mandarán unas pruebas del pollo a un laboratorio, para así saber de dónde provino esta intoxicación masiva.

Analytic