viernes, 2 de diciembre de 2011

La bien querida Fonseca

Por: Hernán Baquero Bracho

Fonseca, siempre ha sido Fonseca. Progresista, de las poblaciones prosperas en el Sur de La Guajira. Es un inmenso potencial agrícola y ganadero, que la hacen la cuna floreciente de toda la península. La represa del Ranchería, construida ya en su primera etapa y lo que viene con su distrito que la hará mas competitiva y productiva a esta rica zona, con suelos I, II y III en casi toda su geografía, pero también con grandes reservas de carbón que alberga en su subsuelo.

 Así como es rica en tierra fértil, también lo es en su comercio, que le ha dado un cambio espectacular en  todo su esplendor, y que fue bien posicionada a nivel nacional con la canción que el juglar Carlos Huertas Gómez, “El cantor de Fonseca” con la cual fue inmortalizada en la voz de Carlos Vives, sin olvidar que Fonseca también es la tierra de: Luis Enrique Martínez, Luis Pitre y del gran “Chema” Gómez. Sin olvidar la voz mas nítida del vallenato: Silvio Brito.

Fonseca, siempre se ha caracterizado por ser albergue de gente buena, gente triunfadora, exitosa y llena de pergaminos en la geografía colombiana. Dejó huellas por siempre, el ex Senador, Catedrático y creador de la Universidad Autónoma del Caribe Nellit Abuchaibe Abuchaibe e Isa que como médico Fisiatra siempre se distingue con su clínica en Barranquilla, conjugado con una pléyade de los Abuchaibe que son originarios en su mayoría de la siempre bien querida Fonseca.

En lontananza vienen los recuerdos de mis amigos José, Gregorio y Rafael Marulanda Brito, con sus padres el médico “Gollo” y doña Clara, Lucy Brujes, Alvaro y Jaqueline Marulanda y Falbino Rincones, conjugado con Viviana Bacci, Carmencita García, “Miro” Peralta, Jairo Parodi, José Zarate Daza, Darío Tovar Dávila, Alejandro Wild, Armando Olmedo, Carlos Velásquez, y Wilman Pitre, uno de los mejores ingenieros con que cuenta Colombia en ferrocarriles Vicente Peralta Zúñiga y la honorabilidad de un notario como Jaime Azar Martínez y de un ex notario grande e intelectual como Alfonso Povea Anicharico, de Iván Orozco, Félix Frías, Armin Daza Reina y la caballerosidad de Bladimiro Cuello Daza. Un alcalde social e incluyente como Pedro Manjarrez y la amistad sin igual de Jacobo Solano y uno de los mejores penalistas que ha tenido La Guajira como Jesús Solano García.

De un visionario y soñador como José Ramón Molina, quien ha plasmado esos sueños en realidad: presidente de Asoranchería con gallardía y visión; presidente de Coajira, de las Cooperativas Lácteas del sur de La Guajira y de Agronegocios del Ranchería que haciendo equipo con María Lourdes Urbina ha puesto a Fonseca a ser competitiva y productiva. José Ramón Molina es un ejecutivo del sector agropecuario, de los mejores con que cuenta la península y lo ha demostrado con hechos concretos cristalizando proyectos en bien de su tierra.

Hoy Fonseca hizo una buena elección, en el abogado y compositor José Manuel “Chema” Moscote, carismático y con una personalidad abierta, ex notario de su ciudad y quien llegará el próximo año con una disposición de posicionar a Fonseca en los caminos de la competitividad y de la productividad – tiene con que – lo importante es demostrarlo y no puede ser inferior al reto que tiene por delante. La construcción de la segunda etapa de la Represa del Ranchería y la entrada en operación de la nueva minería con MPX es la misión del nuevo alcalde, así como también colocar a su municipio en los caminos de la prosperidad y eso si no mirar por el retrovisor, sino por el panorámico de lo que debe ser la Fonseca de los nuevos tiempos. Esperamos que así sea.

web counter html code

web counter html code

Analytic