miércoles, 26 de enero de 2011

¡Albricias!

Por: Amylkar D. Acosta M

Al cierre del año 2010 los colombianos recibieron la buena nueva del magnífico desempeño de la estatal petrolera, ECOPETROL; esta, al fin y al cabo, sigue siendo patrimonio de todos. Con el aumento de sus reservas de crudo se espantaba el fantasma de la pérdida del autoabastecimiento de hidrocarburos y al coincidir con una coyuntura de precios al alza había contribuido a mejorar la balanza exterior y a aliviar el crónico déficit fiscal de la Nación.
La mayor actividad exploratoria, que pasó de un promedio de 12 pozos perforados por año en la década de los 90 a más de 80 en los últimos tres años, se tradujo en una seguidilla de hallazgos que aunque menores han mejorado ostensiblemente la prospectividad del país. Esta a su vez se ha constituido en un gran atractivo para los inversionistas, de allí el éxito de la Ronda 2010 que abrió la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) mediante la cual se adjudicaron 78 bloques para que en ellos se desarrollen la exploración y producción de hidrocarburos o efectúen estudios de evaluación técnica de los mismos.

A las mayores reservas producto de nuevos descubrimientos se vienen a sumar las que se han incorporado como resultado de la introducción de nuevas tecnologías de recuperación secundaria y hasta terciaria, optimizando la explotación aumentando sensiblemente la tasa de recobro de los campos ya descubiertos, muchos de ellos abandonados en el pasado. De esta manera se detuvo la caída de las reservas y la producción de hidrocarburos en el país que han tenido un repunte histórico. De un volumen de reservas probadas netas de crudo, condensado y gas natural de 1.137 millones de barriles de petróleo equivalente con las que contaba ECOPETROL como grupo empresarial en 2008, se pasó a 1.210 millones en diciembre 31 de 2007, 1.538 millones en 2009 y últimamente a 1.714 millones en 2010. Es decir, que entre 2009 y 2010 se adicionaron reservas del orden de los 365 millones de barriles de petróleo equivalente, un 11.4% más. Lo propio podemos decir de la producción, la cual superó con creces la meta de ECOPETROL en 2010 que era en promedio de 565.000 barriles diarios al alcanzar la cifra record de 785.000 barriles diarios; es decir, 39% por encima de lo esperado y un 16.9% superior al promedio del año anterior. La producción neta aumentó desde 121 millones de barriles equivalentes de petróleo en el año 2007 hasta 189 millones en 2010, para un incremento del 56% (¡!). Es de destacar que el índice de reposición de reservas este último año fue del 193%, por cada barril de petróleo equivalente producido se incorporaron 1.93 barriles a la categoría de reservas probadas, de tal suerte que tenemos un coeficiente de reservas/producción de 9.1 años, aproximadamente, de autosuficiencia.

En cuanto al comportamiento de los precios podemos decir que después de haber alcanzado el pico de los US $147.50 el barril en julio de 2008 se derrumbaron al mismo ritmo de la Gran crisis económica global hasta tocar el piso de los US $35.4 en diciembre de ese mismo año y desde entonces no ha hecho más que subir de manera sostenida, al punto que ha vuelto a rebasar en el último mes la cotización de los US $90 dólares el barril. Los precios en el mercado de futuros escalaron en la segunda semana de enero situándose en los US $92.39 el barril; es más, en Londres, en el IntercontinentalExchange, el barril de Brent del Mar del Norte para entrega en febrero cerró a US $98.12. Hace un año Sintje Diek, analista petrolero del HSH Nordbank, vaticinó que los precios internacionales del crudo oscilarían en torno a los US $80 el barril en 2010 y erró su cálculo por sólo 40 centavos de dólar pues el promedio que se registró fue de US $79.61. Pues bien, él mismo se atreve a pronosticar ahora que se puede esperar “que este año sea más volátil que el 2010 y no descarto que veamos el crudo a más de US $100 el barril”.
Si la OPEP no cambia su política de los últimos dos años, caracterizada por una oferta limitada y al mismo tiempo se mantiene la voracidad de los países emergentes, encabezados por China, por los productos básicos, estaremos muy cerca de que se cumplan tales proyecciones. Empero, la Agencia Internacional de Energía (IE) activó las alarmas al advertir que tales niveles de precios pueden dar al traste con la débil recuperación de la economía global y por ello instó a la OPEP a revisar dicha política.

ECOPETROL basó su plan de inversión para el 2010 en precio promedio del crudo a US $65 el barril, pero al final fue de US $79.53, lo cual lógicamente repercutió favorablemente en sus estados financieros y por consiguiente en el buen suceso para sus accionistas que se verán recompensados con mayores dividendos, empezando por la Nación que hoy posee el 89% de las acciones. Es indudable, entonces, que ECOPETROL está pasando por su mejor momento; no obstante, para que sea sostenible y se prolongue en el tiempo es absolutamente necesario dar con la aleatoria posibilidad de un nuevo hallazgo equiparable con Caño Limón siquiera y a ello le está apostando. Por lo pronto crucemos los dedos para que se nos cumpla este deseo.

Con este panorama tan alentador resulta sorprendente y hasta desconcertante el empecinamiento del Gobierno en proseguir con la privatización de ECOPETROL , así sea con el pretexto de a tragedia invernal. Por qué n contemplar otras alternativas de financiamiento tanto del déficit fiscal como de la reconstrucción, como puede ser recurrir al crédito con la banca multilateral y/o con la Corporación Andina de Fomento (CAF), pues como afirmaría el Nobel de Economía Joseph Stiglitz “desde luego, nuestra deuda sería más alta, pero también lo serían nuestros activos”. De lo contrario, en la medida en que estos se enajenan estaríamos abriendo un hueco para tapar otro y al final, como lo advirtió el propio Presidente Santos, “se queda uno sin el pan y sin el queso” . Como solía decir el ex presidente López Michelsen en circunstancias parecidas a esta, ya que esta fiesta está tan buena vámonos para otra!

Riohacha, enero 23 de 2011
www.amylkaracosta.net

Analytic