jueves, 22 de octubre de 2009

Un llamado a salvar el planeta

Por: Katia Paola Villar Mora

El planeta tierra es nuestro segundo hogar y como tal debemos cuidarlo y respetarlo.

Nos es fácil juzgar a la gente cuando botan la basura en cualquier lugar ó cuando la queman en el patio de la casa ó en la calle porque nos molesta el humo producido por ello, pero no nos damos cuenta cuando lo hacemos nosotros ó cualquier familiar cercano, no decimos ni hacemos nada por impedirlo.

Para nadie es un secreto que el mundo se encuentra en crisis ambiental producida por el hombre con los diferentes avances científicos e industriales en los que se utilizan sustancias químicas que destruyen los diferentes ecosistemas. Un claro ejemplo de ello es en el rio Medellín (Colombia) en el cual el personal de una empresa de textiles arrojó un tipo de colorante para telas el cual ocasionó que el agua tomara un color diferente que impedía el uso de este recurso hídrico.

Muchas personas como estas que no tienen sentido de pertenencia para con el ambiente destruyen sin piedad alguna nuestra casa, aunque ahora existen muchas organizaciones dedicada solamente a preservar el planeta y luchan a diario para concientizar a la gente de que el cambio está en nuestras manos.

Hoy todos y cada uno de nosotros debemos hacer un pacto con la naturaleza y con nosotros mismos para rescatar el planeta de una destrucción inminente, buscando la manera de hacer lo correcto, como por ejemplo: ahorrar energía y agua, reciclar, sembrar árboles, cuidar los estanques, ríos y mares. En fin debemos hacer lo que esté a nuestro alcance para salvar nuestra casa, nuestro mundo.

La solución está a nuestro alcance y lo único que hay que hacer es cambiar los malos hábitos por buenas costumbres por un ambiente sano, hacerlo no solo por nuestro bienestar sino por el de todas las generaciones venideras.
El futuro que se nos muestra es devastador si no buscamos un cambio radical de nuestra manera de vivir, si queremos que la vida de las personas que amamos sea buena y saludable, entonces comencemos a corregirnos y a inculcarle a los más pequeños las buenas costumbres, el sentido de pertenencia y el amor por el planeta tierra.

En conclusión, el buen futuro que deseas está de tu parte, si decides hacer caso omiso a este llamado, entonces en tu vejez tendrás una vida llena de problemas intentando buscar la manera de vivir mejor, pero si prestas atención a este llamado de emergencia, entonces vivirás lleno de felicidad y le podrás dar a los tuyos una vida saludable y feliz pues podrás compartir con tus hijos en lugares despejados y limpios como un parque natural y tendrás la satisfacción de que al igual que tú en algún lugar del mundo muchas personas disfrutan de sus familias y de un ambiente sano, además con tu ayuda podremos salvar la fauna marítima que se está destruyendo por la inconsciencia de los países industrializados que arrojan sus desechos químicos al mar.

TODOS TENEMOS DERECHO A DISFRUTAR DE UN AMBIENTE SANO. CUIDALO

Analytic