viernes, 9 de octubre de 2009

Cómo ser un buen estudiante: sencillos consejos para lograrlo

Por: Alejandro Rutto Martínez

Gandhi: "La verdadera educación consiste en obtener lo mejor de uno mismo. ¿Qué otro libro se puede estudiar mejor que el de la Humanidad?"

Ser un buen estudiante va más allá de obtener buenas calificaciones. Tener conciencia de que el futuro ya está por ahí, muy cerca, esperando por nosotros, es importante que veamos responsabilidad de estudiar como una de las más importantes para el ahora y para los tiempos venideros. He aquí algunas recomendaciones útiles para que le saques provecho a esta importantísima etapa de tu vida:

1. Tengan su propio estilo, sean originales y hagan cosas distintas (buenas cosas ) de las que hacen los demás. Por ejemplo, a la hora de hacer sus trabajos piensen qué más pueden aportar. Qué otro dato sería bueno agregar. Qué enlace lo puede hacer más atractivo. Sepan que una tarea realizada con esmero y que se diferencie positivamente siempre será bien vista por sus profesores y, en el futuro, por sus jefes y compañeros.

2. Trabajen sin descanso para hacer realidad su propio sueño. No desmayen cuando se presenten los obstáculos, pues de seguro se presentarán en la vida algunas pruebas ante las cuales los más asustadizos se den por derrotados al considerar que se trata de barreras insalvables. Si retroceden en estos casos van a perderse lo que Dios les tiene reservado.

3. Hagan un poco más de lo que se les pide. Hacer lo que nos corresponde es bueno pero si de verdad quieren salir adelante en un mundo tan competido es necesario dar un poco más...de esa manera ganarán un cupo en el corazón de la gente y lograrán una consideración muy necesaria en tiempos como los nuestros.

4. No se conformen únicamente con lo académico. Ser un buen estudiante es necesario pero hay que hacer algo más. Por eso no pierdan oportunidad para vincularse a los grupos, iniciativas y proyectos de su institución. Pertenecer al grupo de danzas, al teatro a los clubes deportivos, ser un buen deportista… todo eso puede contar a la hora de participar en el proceso de selección para ciertos cargos en las empresas.

5. No se olviden del tema que tanto que nunca pasará de moda: la ética y los valores. Ser ético, ser honesto es el mejor negocio del mundo, así que dedíquense a ser "buenos negociantes" a la luz de los más firmes valores como personas y como grupo. Ahora, ser honestos no les garantiza la felicidad ni los va a eximir de las dificultades, pero de algo sí pueden estar seguros: tendrán paz con su propia conciencia y podrán mirar a todo el mundo a la cara, incluido el hombre o la mujer con quien te encuentras cada mañana en el espejo.

6. Relaciónate bien. Tener amigos es muy importante en la vida académica y en el mundo laboral. No sublimices el concepto de amistad porque eso puede llevarte a creer que solo las personas perfectas pueden ser tus amigos y eso sería un enorme error. La vida nos regala personas a quienes vamos conociendo y luego se convierten en nuestros amigos, pero todos ellos tienen sus defectos y debemos aceptarlos tal como son. No repitas eso de que “mi única amiga es mi mamá” o “Mi amigo es Dios porque es el único en quien puedo confiar”. La confianza en Dios es bien diferente y, además única. Pero también debemos confiar en nuestros amigos.


Alejandro Rutto Martínez es un prestigioso periodista y escritor italo-colombiano que frecuentemente es invitado a conferencias y seminarios nacionales e internacionales sobre el tema del liderazgo y el desarrollo humano. Puedes ponerte en contacto con él a través del teléfono móvil 300 8055526 o del correo alejandrorutto@gmail.com.

Analytic