sábado, 12 de diciembre de 2015

La muerte está vencida

Jesús de Nazaret: Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios

Alejandro Rutto Martínez

Cuando un verdadero creyente de la Palabra de Dios se refiere a la muerte, lo hace con un lenguaje diferente al de algunas otras personas que han mitificado a la muerte hasta el punto de verla como la llave final de la vida y el momento en que todo llega a un final frío y definitivo.

En primer lugar es importante decir que la muerte fue vencida por Jesús en la Cruz del calvario y su poder ha sido completamente relegado después del milagro de la resurrección.

Pero también hay una promesa y es la de la vida eterna. El Señor nos ha dicho que nos ama de manera ilimitada, tanto, que ha dado la vida de su hijo unigénito, para que tú, tu familia, tus amigos y yo, no perezcamos, sino que tengamos vida eterna.

Es una promesa hermosa contenida en ese versículo, Juan 3:16 que es en prácticamente la médula del Nuevo Testamento: "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado la vida de su Hijo unigénito para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna".

Cuando un creyente muere, no ha muerto en realidad, sino que ha regresado a la casa paterna, a vivir en la presencia de Dios, en un mejor lugar y en unas condiciones de espiritualidad que nos permiten decir que quien está bien y mejor que quien se queda es el que parte hacia la eternidad.

¿Qué debemos hacer entonces para alcanzar la  eternidad?  Nada, no hay que hacer nada porque todo lo que debía hacerse lo hizo Jesús al ofrendar su vida para redimir nuestros pecados y convertirnos en seres aceptados por Dios.

Pero una cosa no debemos olvidar es nuestro deber de guardar la Palabra de Dios. Esa es la condición para no ver la muerte espiritual, la muerte segunda, la muerte definitiva, la que nos separa de Dios.

Si usted quiere hacer algo por usted mismo y por su futuro, ésta es la mejor recomendación: lea la Palabra de Dios, estúdiela y guárdela, entonces usted conseguirá algo más importante que el mejor de los tesoros y es la seguridad de derrotar a la muerte y asegurar u lugar en la vida eterna.


free invisible web counter
free invisible web counter

Analytic