martes, 9 de junio de 2015

¿Fraude electoral o injusticia?


Escrito por: Hernán Baquero Bracho


Al estar hoy La Guajira inmersa en ese maremagno de la política, que ha trascendido a lo nacional, donde los de la otra orilla han tratado de culpar a los de la nueva Guajira sobre todos estos acontecimientos que son de conocimiento público por parte de la opinión guajira y nacional. Es así como en las redes sociales le han tirado piedras al ex gobernador Hernando Deluque Freyle sobre su elección como gobernador para el periodo 2001-2003 y que a través de un fallo de la Sección quinta del Consejo de Estado, de fecha 20 de marzo del año 2003, que anuló la elección de Deluque Freyle como gobernador del departamento. Retrotrayendo todo este proceso al tiempo presente es bueno hacer las aclaraciones del caso, porque allí lo que se presentó y contrariando la democracia guajira, fue una injusticia por parte del honorable Consejo de Estado, tal como lo expresara también el ex registrador nacional Humberto de La Calle Lombana, en una entrevista para Juan Gossain en RCN radio, junto al gobernador de la época Deluque Freyle, sobre la sentencia de la Sección quinta del Consejo de Estado, que constituye una alarma por el caso presentado en La Guajira y la duda favorece al demandado en el caso dela anulación de la elección para la gobernación de La Guajira y acotaba finalmente sobre este caso, sobre los posibles errores presentados por el alto tribunal que “el demandado se queja de una sentencia que tiene errores y el demandante también se queja de lo mismo” y remataba que la tutela contra sentencia por parte de la Corte Constitucional quiebre una sentencia ya establecida, es muy difícil. 

Por ello Juan Gossain acotaba lo expresado por el ex presidente Carlos Lleras Restrepo que:” la justicia morosa y tardía no es justicia”.

Al hablarse de fraude electoral en las redes sociales retrotrayendo lo de ayer, necesariamente estamos refiriéndonos a conductas  dolosas y penales, obviamente imputables a una persona, hecho que jamás ocurrió en las elecciones que se celebraron en el departamento de La Guajira, en octubre del año 2000, para la escogencia de gobernador, alcaldes, diputados y concejales, proceso en el cual participaron por ende cientos de aspirantes.

Según lo expresado por el ex gobernador Hernando Deluque Freyle, en fecha 23 de octubre de 2013: “hecho de que se hubiesen presentado errores de parte de los jurados de votación, en el diligenciamiento de los formularios electorales”. Retrotrayendo un programa del afamado periodista Juan Gossain, director de RCN radio, en fecha de mayo del 2003, con el ex registrador nacional Humberto de la Calle Lombana, teniendo como invitado al gobernador para la época Deluque Freyle, lee apartes de la carta enviada por el propio magistrado ponente, Álvaro González Murcia, a los honorables Consejeros de Estado a la Sección Primera, sobre la tutela interpuesta por Hernando David Deluque Freyle:“… pero ha de tenerse en cuenta que en esa tarea del análisis de los medio de convicción quizás puedan darse errores que tienen su explicación especialmente en esta clase de procesos en los que hay dificultad para detección de los cargos formulados por los actores y, en este caso la forma confusa como se plantearon, el gran volumen de pruebas, (80 cuadernos de 500 folios en promedio cada uno), incongruencias de la información al expediente allegada pues hubo casos de duplicidad de un mismo documento pero de contenido diferente que fácilmente habrían podido inducir a equivocaciones, así mismo la falta de ayuda sistematizada que obligaron a la verificación manual y todo esto obviamente humanamente puede llevar a que la premiación en conjunto dela prueba sea más difícil que en cualquiera otra clase de procesos por la probabilidad más inmediata de error humano involuntario”.

Más adelante el mismo Juan Gossain, ponía el dedo en la llaga sobre los errores cometidos de manera involuntaria en la sentencia emitida por la Sección Quinta del Consejo de Estado, que le arrebató la gobernación a Nando Deluque, cuando el pueblo votó copiosamente por este candidato, que se convirtió en uno de los mejores gobernadores de elección popular y se le denominó “el gobernador del pueblo” por sus actuares en su administración. 

Y expresaba Gossain tomando el documento enviado por el magistrado ponente González Murcia, ante el análisis que hacían para todo el país con el ex registrador nacional Humberto de la Calle Lombana: “para poder llegar a esta conclusión en uno y otro sentido, necesariamente hubo que valorar, apreciar y examinar las pruebas allegadas al proceso pues no de otra manera podía tomarse la decisión.

Ahora, que en esa ardua tarea dado el sistema utilizado y en general lo dicho atrás, se hayan presentado algunos errores esto, como se anotó puede ser humanamente explicable y justificable sin que quiera ello significar, como atrevidamente lo señala el accionante, que se haya presentado una omisión voluntaria y caprichosa”.

Y remata Juan Gossain en esta importante entrevista, que quedó grabada en la historia de la radio y de la democracia mal herida por el caso en mención,   tales errores y equivocaciones se reconocen reiteradamente por el propio magistrado ponente (Alvaro González Murcia) ponente encargado en la Sección Quinta del Consejo de Estado, al contestar la tutela interpuesta. 

Es más, el doctor Mario Alario Méndez, también magistrado de la Sección Quinta, al resolverse la nulidad presentada por Deluque Freyle, efectuó un salvamento de votos en el que consigno su contrariedad con el fallo emitido al percatarse de la falencia del mismo y dejando entrever que las mismas fueron producto de la confianza depositada en el ponente o conductor del proceso. Vista así las cosas se anularon 30 mesas no existiendo motivo para ello. 

Se cometieron errores involuntarios por parte del Consejo de Estado y este reconoció los errores de que las mesas impugnadas no deberían haberse anulado. Se violó también el artículo 228 de la Constitución Nacional, sobre la primacía del derecho sustancial sobre el derecho procedimental y el fraude cometido en el sitio Kukurumana, en el municipio de Riohacha, no se anuló donde el 95% del potencial electoral votó, perdiendo ahí Deluque Freyle. ¡Qué horror!


hit counter
hit counter

Analytic