viernes, 20 de marzo de 2015

Colegio san José, cincuenta años.

Por: YIRA GONZÁLEZ  ESPINOSA
Profesional en lingüística y literatura de la U. de Cartagena.
Especialista en pedagogía y ética de la U. Juan de Castellanos.
Docente de la I.E.  # 4, sede San José


Un delicioso olor a champagne  perfuma el ambiente, una emotiva serenata con mariachis nos envuelve en la nostalgia y la alegría, una torta en medio de una mesa decorada con flores, durante la apertura de las bodas de oro  del colegio San José de Maicao,  trae a nuestra memoria la dulzura de agradables momentos en nuestro amado Colegio. Desde el 18 de marzo de 2015  y durante todo este año, los miembros de la comunidad educativa de esta institución, celebramos con júbilo su quincuagésimo aniversario.

Si, efectivamente han pasado cincuenta años desde la fundación de éste, el  primer colegio de bachillerato de Maicao. Sueño realizado de un grupo de hombres maicaeros que, preocupados por la inexistencia de un establecimiento en el que la juventud maicaera realizara sus estudios bachilleres  y aprovechando la presencia de misioneros del vaticano, convencen a uno de ellos para que les ayude en la consecución del  anhelado plantel educativo. 

Es así como amparado en el convenio de misiones del Vaticano se funda, en 1965 y por la ordenanza 012, el Colegio San José, así lo explica Julio Manuel Larios en su artículo “Por los Senderos de Nuestra Memoria”[1]. Como dato curioso, respecto a ese grupo de hombres maicaeros, cuentan que todos se llamaban “José” en honor al santo patrono de este territorio, y por ello el grupo se denominaba “los Josés”;  es lógico, entonces, pensar que el nombre del colegio es un  doble homenaje, a los gestores de su causa y por supuesto al santo patrono de Maicao.

Los festejos apenas comienzan. La madrugada del 18 de marzo, se realizó la alborada Joseísta con   una caravana de vehículos que, con música y la alegría de los docentes, anunció a Maicao el inicio de nuestra celebración. 

A las cinco de la tarde del mismo día, con su mejor gala, es decir su nuevo uniforme, los estudiantes desfilaron en peregrinación, con faroles y cánticos, desde el colegio hasta la iglesia San José, en el tradicional “Desfile de la luz”. Esta vez, no solo estuvieron acompañados  por sus docentes sino también por padres de familia y egresados, quienes con mucho entusiasmo se han unido a las festividades.

En las celebraciones joseístas del 19 de marzo, fecha de apertura de las bodas de oro, participaron  varios  invitados, entre ellos algunos medios de comunicación, personalidades del gobierno municipal  y el doctor  Alejandro Rutto, orgulloso egresado del colegio, quien en otras oportunidades ha contado, a las nuevas generaciones estudiantiles, como  hizo parte de un  grupo de diligentes egresados que luchó por conseguir  instalar la planta física del colegió san José en el espacio en el que hoy se encuentra.

Durante estos cincuenta años han sido muchos los  esfuerzos, y las glorias obtenidas por  estudiantes, directivos, docentes, padres de familia, egresados y otros,  por sacar siempre adelante la causa joseista. Hoy y  durante todo el año celebramos, pero no bajamos la guardia en la lucha por mejorar nuestras condiciones ambientales, fortalecer nuestra planta física y engrandecer  nuestro proyecto educativo.

La mañana del diecinueve de marzo se cerró felizmente con la intervención del conjunto vallenato de nuestros docentes “El ejemplo”, otro de nuestros orgullos; durante todo el año realizaremos eventos culturales académicos y deportivos porque el colegio San José sonríe mientras lucha formando con amor en valores, cultura y academia.




[1] Julio Larios. Por los senderos de nuestra memoria. REVISTA EXPRESION CULTURAL JOSEISTA. Primer volumen, marzo de 2010.
hit counter dreamweaver
hit counter dreamweaver

Analytic