jueves, 28 de julio de 2016

Así les fue a los equipos maicaeros.

El primer turno fue para Real Maicao sub-17 que cayó 3x0 contra Valledupar F.c sub-17, en su visita a la ciudad cesarense, el pasado sábado 23 de julio por el torneo nacional.

El domingo 24 de julio, Deportivo Maicao sub-17 perdió 2-1 en condición de local contra Valledupar F.c sub-20.

El próximo fin de semana Real Maicao recibe a Real San Martin de Valledupar, mientras que Deportivo Maicao visita a Guajiros Junior de Riohacha.




Jose Alejandro Torrado es un habilidoso volante creativo que se desvela por estar en la línea titular del Real  Maicao, una controvertida suspensión le impide su aporte a la causa del equipo, pero sueña volver a tiempo a su puesto medular para filtrar los pases, que sus compañeros convierten en goles. Alejandro basa la eficiencia de su juego en el rigor de la táctica.


sábado, 23 de julio de 2016

Deportivo Maicao Sub-20 juega en el estadio



Este domingo 24 de julio, Deportivo Maicao recibe a Valledupar F.C, desde las 3 y 15 de la tarde,  en el estadio Hernando Rene Urrea Acosta de la ciudad fronteriza, por la novena fecha del torneo nacional.

por: Ernesto Rutto.

Este será el segundo partido jugado en este escenario, el primero fue el pasado 10 de julio, con victoria para los guajiros 2x1 contra el Banco Magdalena.

Maicao está en mitad de tabla con 8 puntos, producto de dos victorias, dos empates y 4 derrotas. Por su parte Valledupar es líder de la tabla con 23 puntos. Sin duda este será una gran prueba para los maicaeros.



La boleta  tiene un valor de tan solo 3 mil pesos, 
la cual se estará vendiendo en taquilla.

 Todos los caminos conducen al estadio para apoyar a los nuestros. 

Maicao, una ciudad empobrecida

Escrito por: Alejandro Rutto Martínez

Quise titular este escrito de la siguiente manera: “Maicao, una ciudad de locos”. Porque ¿Cómo no va a ser una ciudad de locos ésta en la que la gente arriesga la vida tan de seguido y de tan diversas maneras para conseguir variados objetivos, algunos de ellos encomiables y otros, repudiables?

¿Cómo no va a ser una tierra de locos ésta en la que los motociclistas zigzaguean a altas velocidades en medio de cardúmenes de vehículos con los que pudieran colisionar y sufrir un accidente terrible en el que pueden perder hasta la vida?

¿Cómo no va a ser esta una tierra de locos ésta en dónde las autoridades no están totalmente convencidas si es mejor gestionar la apertura de la frontera o continuar con ésta cerrada mientras se den las excelentes condiciones que hoy no tenemos para recibir a los compradores venezolanos que pudieran ayudarnos a mover la aguja estática de nuestra deprimida economía?

¿Cómo no va a ser una tierra de locos ésta, en la que no hay nada que hacer, en donde nadie encuentra en qué emplear sus manos inactivas, en donde los padres de familia sufren para llevar el diario a la casa, en donde los comerciantes pasan días si bajar bandera y a la fuerza pública no se le ocurre mejor manera de “ayudar” que persiguiendo a los vendedores informales a sangre y fuego?

¿Cómo no va a ser esta una tierra de chiflados si los niños ya no pueden estar tranquilos en la guardería porque en cualquier momento pueden ser víctimas de un susto y un trauma causado por las balas de fusil disparadas contra las nubes (afortunadamente contra las nubes) y por el aire enrarecido después de la explosión de las bombas lacrimógenas, todo esto después de una absurda persecución por las calles del barrio o del centro?

¿Cómo no va a ser ésta una ciudad de locos si te cobran el agua que no te llega y te facturan por un servicio de energía eléctrica que te suspenden tan a menudo?

¿Cómo no va a ser ésta una ciudad de excéntricos si ves que en una motocicleta transportan un colchón, una puerta de hierro, una bombona de gas o varias largas varillas de hierro para la construcción?

¿Cómo no va a ser esta una tierra delirante si matan a tanta gente, y cuando esto sucede siempre hay una tertulia en donde el sabio de la cuadra pontifica diciendo “por algo lo mataron, porque aquí a nadie lo matan de gratis”?

¿Cómo no va a ser esta una ciudad al borde del desquiciamiento si hasta las prostitutas se quejan de que la competencia importada desde aquel lado de la frontera les está quitando los pocos clientes que aún pueden pagar los servicios del amor clandestino?

Quería escribir sobre una ciudad de locos, en la cual soy posiblemente el menos cuerdo de todos, pero me enteré de la noticia de una señora que con un rústico y oxidado machete se instaló a dos cuadras de su casa para atracar al primero que pasara y cuando la primera víctima estuvo a su alcance lo amenazó con su temible arma a un desprevenido ciudadano. Éste quiso entregarle su celular de alta gama, su reloj reluciente, su cadena de metal brillante, pero ella lo paró en seco y le dijo:

-En este atraco sólo se acepta dinero en efectivo. Mis hijos tienen tres días que no comen y nada hago con sus pertenencias. Bájese del bus con un billete, pero rápido.

El hombre estaba sorprendido. Buscó en los refundidos rincones de su escasez y halló por fin un par de arrugados billetes y se los dio a la mujer que se perdió en los laberintos de la noche como una poseída a la que acaban de liberar de una legión de demonios.

Al día siguiente la noticia era la del “robo del siglo”: un hombre penetró en la casa ajena y se llevó la bolsa de las compras: dos libras de harina, tres papeletas de comino, y cuatro dientes de ajo. Al pobre asaltante lo capturaron un poco más adelante y la policía devolvió el botín a su legítima propietaria, una madre soltera que recuperaba la materia prima para hacer las arepas pero no tenía para la liga.  El costo del botín no justificaba ni la gasolina que los agentes invirtieron en el operativo para atrapar al ladrón, pero cumplieron diligentes con su deber.

Después de pensarlo bien decidí no titular este escrito como al principio había pensado “Maicao, una ciudad de locos”.

Ojalá fuéramos solamente una ciudad de locos. Ahora, lo que somos en realidad es una ciudad empobrecida. Y tenemos que luchar para salir de ahí. 


viernes, 22 de julio de 2016

Yo no Creo, ni en el Pelao


Escrito por: Abel Medina Sierra

Como que se avecinan nuevas elecciones para el cargo de gobernador de La Guajira. 


Lo que para la mayoría de guajiros es una noticia desalentadora y  colmada de pesimismo, para algunos es una señal optimista que los redimirá, además de ser una oportunidad insoslayable. 

Mientras para muchos toda elección atípica representa tiempo, esfuerzo y dinero perdido además de interinidad, parálisis de los procesos administrativos y prolongación de las necesidades; para otros es buen viento el que sopla a su favor y le infla la camisa.

Por  primera vez parece que el grueso de los guajiros está  arropado bajo el consenso que no podemos seguir votando alegremente y por los de siempre. En la calle se palpa la necesidad de madurar políticamente y hacer del voto consciente y de opinión una herramienta para ejercer ciudadanía más comprometida con el departamento. El rechazo hacia los grupos y sectores hegemónicos es palpable y solo se habla del alto  perfil del gobernador que, en esta coyuntura,  necesitamos. 

Pero, no bien se había conocido la anulación de la elección de Oneida Pinto, cuando ya varios patos de habían lanzado a la aventura del agua pre- electoral.  Candidaturas oportunistas, proyectos salidos de la veleidad personal, propuestas traídas de los cabellos, ya comienzan a circular con publicidad de expectativa.

La gran mayoría de estas pre-candidaturas parecen no estar haciendo una buena lectura del momento que vive La Guajira, del sentir colectivo de pesimismo, de castigo político pero también de criticidad y decisión que viven los votantes que tienen la certeza que el ente territorial ha llegado a la orilla del abismo.

Todo ciudadano que cumpla con los requisitos, tiene todo el derecho de aspirar a un cargo de elección popular. De eso no hay duda. Pero no es menos cierto, que quien presuma de ser político, debe reconocer en qué momento cuenta con el respaldo, la estructura de partido, las alianzas, los recursos, una propuesta coherente y pertinente y   la favorabilidad para postular su nombre a  ese cargo. 

Puede que miles  tengan el derecho a postularse al primer cargo del departamento, pero no todos tienen  la legitimidad que es más importante. Hay un momento en que un líder es señalado por la voluntad popular para que rija sus destinos, eso viene del consenso y no de una decisión de patio entre tres parientes o amigos.

Quien lanza su nombre como candidato a una elección, lo está sometiendo al escrutinio público, así que como los candidatos tienen el derecho de aspirar, yo como votante tengo el de dar a conocer mi escrutinio previo.  Inicialmente, me voy a referir a dos pre-candidaturas en particular.

La de mayor ofensiva mediática en Riohacha  es la que usa un eslogan ya muy cacareado en los medios nacionales “Yo creo”. De partida se aprecia la falta de originalidad. Me han dicho que es la campaña que trata de vendernos el nombre de Heriberto “Beto”  Ibarra. 
    
Cuando me han preguntado en municipios como Maicao, El Molino o Villanueva quienes “suenan” para candidatizarse y he mencionado su nombre, todos me han preguntado “y ese quién es”. Eso nos da a entender que es un político de poca proyección, que solo es conocido en Riohacha y algunos pueblos del sur del Distrito. Su trayectoria política es de pocas dimensiones, su potencial se restringe a la ventaja de tener una larga familia y el respaldo de sus paisanos. Nunca ha ejercido un liderazgo de nivel departamental y en los altos niveles del poder estatal es un total desconocido.
Ibarra parecer no estar leyendo que La Guajira necesita un gobernador del más alto perfil y no un político de barrio o corregimiento. 

Que ante el inminente e inaplazable acogimiento a la ley 550 del Departamento y la insolvencia de su hacienda, lo que necesitamos es un gobernador con alta capacidad de gestión, cabildeo y estrechas relaciones con los círculos del poder gubernamental en el país. Los recursos hay que buscarlos afuera y no llorar sobre la miel derramada de las regalías.

Se requiere un perfil técnico y gerencial, la preparación suficiente y ante todo, propuestas creativas y audaces para sacar el ente de la crisis ¿Las tiene Ibarra? No creo. No siempre “estar untado de pueblo” es garantía de buen gobierno. Así que el electorado no se puede equivocar otra vez con estas propagandas engañosas de ventajas aparentes.

Por otro lado, ya se ven anuncios del regreso del “Pelao”,  Jorge Pérez Smith, uno más de los delfines del poder en La Guajira.  Esta nueva “figura” de la política viene por la herencia que dejó su padre;  al menos eso es lo que creen los delfines, que el poder les pertenece como un legado parental. Lo primero que debe lograr Pérez Smith es el respaldo de su padre, el  que nunca ha tenido totalmente.

Su candidatura no aparece en el mejor momento para él. Venimos de un gobernador delfín que resultó el fiasco más grande: Chemita Ballesteros. La gente tiene el consenso que se necesita un líder fogueado y experimentado y no alguien de dudoso  liderazgo y que  a duras penas tuvo como consolación un cargo diplomático.

Pero este candidato, por demás poco preparado, de precario discurso y menos propuestas, debe tener en cuenta que representa una familia a la que los guajiros hoy atribuyen que seamos un departamento fallido, que su bandera está desteñida y desacreditada, que el desdoro y el repudio de los electores también se hereda.  

Ibarra y Pérez, hay que trabajar más por La Guajira para pretender gobernarla. Así que no creo que ustedes sean el gobernador que este departamento necesita. Amanecerá y veremos.


Cuatro meses sin que se sepa nada de Seiry Palencia Márquez

La niña. de 11 años, desapareció en el barrio LIbertador desde el 23 de marzo y nadie sabe dónde está


Maicao. -. Mañana se cumplen cuatro meses de la extraña y misteriosa desaparición de la niña SEIRY PALENCIA MÁRQUEZ, hecho sucedido el pasado jueves 23 de marzo cuando hacía un mandado en una tienda cerca de su residencia en el barrio Libertador. 

El hecho causó gran consternación en la comunidad y las autoridades activaron las investigaciones acostumbradas para esos casos. 

Al principio la opinión pública expresó su solidaridad con la familia y acudió a una marcha para pedir por su pronto regreso a casa. Por toda la ciudad se repartieron carteles en los que se publicaba la fotografía de la menor junto con el ofrecimiento de una recompensa a quien diera información sobre el lugar en que pudiera estar. 

Las redes sociales también sirvieron para divulgar dicha información y, además, para que la ciudadanía expresara su solidaridad con la familia y su rechazo a quienes presuntamente la habrían raptado.
Sin embargo, un poco después el interés de todos decayó y no se volvió a hablar del caso con la misma intensidad.  Con el paso de los días fue como si todos hicieran un acuerdo tácito para no hablar más del tema: no volvió a haber carteles ni llamados a quienes tuvieran información, ni pronunciamientos de las autoridades.  ¡Silencio total!

Las autoridades no presentan ningún resultado sobre la búsqueda y cuando se les pregunta sobre el paradero de la niña dicen no conocerlo aún, se quejan de la falta de colaboración o manifiestan que no pueden dar ninguna información para no alterar el curso de las investigaciones. 

A la niña solo se le recuerda por los pronunciamientos de los ciudadanos a través de las redes sociales o por que los medios de comunicación la recuerdan, como en esta ocasión, cuando se cumple un mes más desde el terrible día en que fue arrebatada de su hogar.

En la mañana de hoy, cuando se le preguntó por el tema, el nuevo comandante de policía, coronel Jorge Ramírez, manifestó que no hay nada nuevo sobre el caso, pero informó que ha llegado a la ciudad un grupo de refuerzo para el GAULA  y espera que en los próximos días haya resultados alentadores. 

jueves, 21 de julio de 2016

Cerrejón tejió alianzas para beneficio de comunidades guajiras

La Mina, julio 21 de 2016. Desde 2008, Cerrejón creo un Sistema de Fundaciones con el objetivo de atender las necesidades más sentidas del Departamento y lograr una mayor efectividad y cobertura de sus programas sociales; labor realizada durante estos ocho años como parte del compromiso por ser un aliado estratégico del progreso y desarrollo de La Guajira. Gracias a la gestión adelantada durante 2015, más de 43.000 personas de 334 comunidades fueron beneficiadas por los programas sociales desarrollados por la Empresa, con una inversión superior de $11.751 millones de recursos propios y de terceros.

Desde la creación del Sistema de Fundaciones, la Compañía ha venido trabajando en cuatro frentes claves para el progreso del Departamento: la gestión integral de las fuentes hídricas, el fortalecimiento institucional y comunitario, el bienestar y desarrollo de las comunidades indígenas y la promoción de sectores económicos, como el turismo, que impacten positivamente en la economía regional.

De acuerdo con Roberto Junguito, Presidente de Cerrejón“el compromiso de la Empresa con La Guajira es seguir construyendo, de la mano de las comunidades y con el acompañamiento de los sectores público y privado, las capacidades que permitan avanzar económica y socialmente al Departamento. Muestra de ello, los más de 50 aliados con los que colaboramos en nuestros proyectos, para alcanzar los resultados obtenidos en beneficio de nuestras comunidades”.

Por su parte, Patricia García Epiayú, miembro de la comunidad de Kasumana afirmó que: “estoy muy agradecida con las Fundaciones por el sistema que se implementó en mi comunidad, antes teníamos pozos artesanales pero eso no nos daba agua suficiente para sembrar, por ello considero que el proyecto ha generado un buen impacto en nuestra seguridad alimentaria”.

Cerrejón y su Sistema de Fundaciones seguirán siendo generadores de valor para esta región, forjando mayor progreso y bienestar para el desarrollo de las comunidades.

2015, un año más tejiendo alianzas por La Guajira
·         Entrega de 42 millones de litros de agua y 1.506 tanques de almacenamiento de agua con capacidad de 500, 1.000 y 5.000 litros como parte del Plan de Atención a la Emergencia desarrollado desde 2014.
·         Desarrollo de 56 soluciones de abastecimiento entre sistemas de captación de aguas lluvia, pozos profundos, jagüeyes, entre otros, que generan una disponibilidad de 118.000 litros de agua al día.
·         Realización de 162 jornadas de capacitación y asistencia técnica para la implementación del Sistema de Gestión de Calidad en 8 entidades territoriales.
·         Capacitación a 137 personas de diferentes comunidades en formulación de proyectos, de los cuales cinco fueron aprobados por el OCAD por $627 millones de pesos.
·         Entrega de 140 toneladas de víveres y 4.332 bonos de alimentos por trabajo a 1.830 familias de 150 comunidades con el objetivo de fortalecer su seguridad alimentaria y nutricional.
·         Instalación de 17 sistemas de bombeo solar y 7 de bombeo manual para el beneficio de 1.539 personas de 23 comunidades, con el objetivo de garantizar el acceso y disponibilidad de agua para uso agrícola y pecuario.
·         Desarrollo de tres proyectos de alto impacto para La Guajira, ubicados en en Albania: Hotel Waya Guajira, Planta de Reciclaje de Llantas de Minería y el Museo DesQbre Guajira, con los cuales se generan 122 empleos de los cuales el 76% son locales, así como servicios de 720 proveedores, siendo el 56% mano de obra local.

miércoles, 20 de julio de 2016

Homenaje al profesor Vicente Salcedo Vega: Una rosa pálida sobre el ataúd marrón




He leído que el día en que arranquemos la última página al calendario de la historia deberemos comparecer ante el juicio inevitable del final de los tiempos.

Escrito por: Alejandro Rutto Martínez

Por eso, en aquella mañana de 1.994, soleada como todas las de mi pueblo, cuando vi el rostro sereno del profesor Vicente Salcedo a través del inmaculado vidrio del féretro marrón en que podíamos verlo por última vez, sólo tuve valor para reprimir una lágrima, pero no la segunda, ni la tercera, ni las que habrían de venir después.

En el recuerdo de la sentencia bíblica me apoyé para decirle, como aún pudiera hablar con él: “nos vemos el día del juicio, querido profesor”.

Vicente Salcedo Vega recorrió desde joven el camino de las letras y de la sabiduría y, por una de esas razones que no alcanzamos a entender de buenas a primeras, cambió su Cartagena hermosa, colonial y poética por las calles de piedra y polvo de un desconocido pueblo de La Guajira, llamado Maicao, a donde ningún intelectual habría querido ir ni a cobrar una herencia. Ningún intelectual, aclaramos, que no tuviera sed de aventura y de investigar nuevas formas de vida y nuevas culturas.

Las poderosas aguas de su juventud se desplazaban impetuosas por el cauce ancho y profundo de sus ideas libertarias y bañaban altivas y superpobladas de sus múltiples ilusiones de maestro entregado al oficio de enseñar y al arte de revelar las mentiras ocultas en las herméticas entrelíneas de la historia oficial. 

El profesor Salcedo, en las aulas de paredes rústicas del San José o del Santa Catalina de Siena enseñaba con pasión y con muchas ganas, las ganas de construir un  país libre de las rejas oxidadas de las verdades a medias  y de los engañosos enunciados de las peligrosas mentiras mezcladas con gotitas de verdad.

Al llegar a Maicao se instaló en la que sería  en su lugar  de siempre: la residencia de los Mercado,  en donde doña Elsa Rúa y don Ángel Custodio Mercado lo adoptaron como un hijo más en la acogedora casona del barrio El Bosque. 

Después llegó a otro de sus hogares, el colegio San José, en donde debió afrontar la primera de sus batallas en el departamento de La Guajira: Filosofía, su asignatura, era un área del conocimiento que nadie deseaba explorar y era tan querida como la empresa de energía eléctrica que nos cobraba caro y nos quitaba el servicio cuando más lo necesitábamos.

El horario de clases, colgado en la tosca pared de una   oficina minúscula y de techo con telarañas, en donde despachaba el coordinador, indicaba que las primeras horas de la mañana estaban destinadas a las matemáticas y las siguientes a química y un poco más tarde comenzaban las clases de Español, deliciosas clases a cargo del gran maestro Ramiro Choles Andrade. 

Al filo del mediodía, cuando los latigazos inmisericordes del hambre convertían a nuestros estómagos en una caja de ruidos y nuestra mente se concentraba en el deseo de regresar urgentemente a casa, era el momento en que debía iniciarse la clase de filosofía.  A esa hora extrema, de prisas irreversibles y de rugidos en las entrañas, aparecía en el salón el profesor Salcedo, con su barba cerrada al estilo de los filósofos atenienses y con la paciencia del maestro que sabe tratar con decencia a los estudiantes.

Pero cuando él llegaba, se nos acababa la prisa y por un tiempo más podíamos resistir un poco más los embates del hambre.   La forma en que se sumergía en sus clases permitía que también nosotros hiciéramos el viaje por el sorprendente mundo de la filosofía, nos paseábamos embelesados por los más conocidos parajes de la antigua Grecia y sólo regresábamos a la realidad noventa minutos después, cuando el estridente sonido de la campana nos recordaba que debíamos regresar a nuestros hogares.

La reputación de la clase  Filosofía mejoraba de manera rápida. A las dos semanas la habíamos declarado menos aburrida que la misa de los viernes y  un poco después, la amábamos más que al trompo y los boliches con que nos divertíamos en las horas libres, cuando no teníamos clases, ni desfiles ni reuniones.

A los tres meses hablábamos con propiedad de Sócrates, Platón y Aristóteles; de Marx, Fidel y el Ché; de Voltaire, Rousseau y Nietzsche.

Las clases de filosofía comenzaron a ofrecer resultados muy prácticos, pues algunos de nosotros comenzamos a incursionar en la producción de textos con contenidos filosóficos y, otros, hasta le mezclaban contenido filosóficos a las cartas que les enviaban a las muchachas, aunque con lamentables resultados, porque éstas preferían a quienes les dedicaban  una canción de Diomedes Díaz o les regalaban  una colonia de la Perfumería Capri.

Pero, otros de mis amigos, llevaron la filosofía a la pila bautismal. Tomaron  sus cuadernos y de ahí  sacaron los nombres para sus hijos.   Ese fue el origen de Vladimir Ilich Mercado, quien desde antes de aprender a gatear adquirió una formación ideológica acorde con su nombre.  De esa época provienen también niños llamados Armando Ernesto y Bateman y Dostoievski Murcia.

El profe Vicente Salcedo vivía a plenitud su experiencia de ser profesor en la tierra del sol y la arena. En ese tiempo confluían en La Guajira dos bonanzas: la marimbera y la del comercio de Maicao. 

Muchas personas amasaban fortuna en los negocios asociados a esos buenos tiempos, pero el profe Salcedo era feliz al acumular experiencias en el aula de clases. Lo suyo era la artesanía de las ganancias inmateriales representada en la afición a la enseñanza y a las satisfacciones que obtenía en este amado oficio.

En la vida amó a su Maicao entrañable y a su Cartagena del alma. En la Guajira estaba hasta cuando el viernes casi terminaba y luego se trasladaba a su casa natal en el primer bus que pasara por el andén de la carrera 13.   Nunca aceptó una invitación que lo alejara de su casa durante el fin de semana: “Mis mujeres me están esperando en la casa”, decía siempre, en referencia a su esposa y sus pequeñas hijas.

El lunes bien temprano regresaba a Maicao para cumplir con el horario de su trabajo, una cita a la que nunca faltó por ninguna circunstancia, por dos razones: porque la deseaba ser ejemplo de responsabilidad y porque sentía gran placer al estar en el salón de clases en la cita de infinitas emociones con sus numerosos discípulos.

Y fue precisamente en uno de esos viajes de regreso cuando lo sorprendió prematuramente el viaje hacia la eternidad.

Los informes de prensa de la época narran que el bus perdió el control y fue a dar contra un árbol en un accidente aparatoso que dejó 26 heridos leves, 14 pasajeros ilesos y un ciudadano muerto. 

Sí, un solo muerto. Una sola pérdida humana. Un sólo nombre para anotar en el libro de los obituarios. Un solo nombre en la lista del infortunio. Un solo hombre dejaba desamparada a sus mujeres, a las que tanto quería.

Un solo habitante de nuestro tiempo era el que había pasado a esa dimensión desconocida en la que no existe el tiempo.   Uno sólo, él,  Vicente Salcedo, se nos iba y dejaba solos a sus amigos y desprotegidos a sus discípulos de las 12 del mediodía.

En aquella mañana ya lejana de marzo de 1994 me encontraba me encontraba triste frente al rostro inerte, inexpresivo y tranquilo de aquel hombre bueno que me enseñara a querer los libros y a entender y a querer la filosofía. Y en esa mañana yo no era dueño de mis recuerdos ni de mis sentimientos, tan sólo era dueño del dolor y de la nostalgia causada  por la ausencia del maestro.

Elevé una plegaria a Dios por la familia que aún debería transitar muchos años por los caminos de la vida.

Y con un pensamiento para él, me despedí para siempre.   “Hasta luego maestro” le dije, como si él pudiera oírme a través del cristal del cofre marrón abullonado con seda de color morado.

“Hasta luego, maestro”, volví a decirle y me incliné preso de la melancolía, sobre el fino cajón dese donde alguien me separó para darme un abrazo lleno de desconsuelo.

Después del abrazo, volví a mirarlo por última vez y brotaron los recuerdos del primer día en que se hizo presente en nuestro salón de clases, para hacer de mi generación un puñado de hombres y mujeres de sólida formación social, con principios y valores sólidos y difíciles de cambiar.

Hasta luego maestro, le volví a decir. Nos vemos en el país de la eternidad”

Mis pasos lentos y pesados me alejaron de ese lugar en que la tristeza me anudaba la garganta y me oprimía el corazón. Mientras caminaba hacia la soledad alguien volvía a colocar en su puesto una pálida flor rosada que se había caído del ataúd marrón.



lunes, 18 de julio de 2016

UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD EN EL TIEMPO






                                                                                                                              
Por: Nilson Perez.              

Te fuiste cuando aún no habías llegado.
Volaste aún sin haber puesto tus pies en la arena;
Cual paloma diluviana que no encontró suelo firme, 
por un innegable océano de prejuicios y de paradigmas humanos 
que no le dan espacio al amor ¡a este tipo de amor!
Ahora espero una segunda oportunidad en el tiempo.
Un día, en que tus cabellos ondulados,
tu encantadora sonrisa y tu estética figura femenina,
surquen los cielos otra vez, buscando una señal.
No me he ido tras la desilusión, porque quiero estar allí, 
esperando el momento de tu reflexión.
Quiero ser yo quien alargue en mi mano esa diminuta hoja de oliva.
¡Señal de tierra firme!
señal de que hay calor, fuego, deseos encendidos.
¡Señal de que hay un suelo, un espacio en el universo,

Un rincón en la existencia, donde materializar este Amor!

domingo, 17 de julio de 2016

Real Maicao gana, golea y gusta.

Real Maicao sub 17 venció 3-0 a Eloy Quintero de Bosconia, en la cancha Los Ídolos, por la decimosexta fecha del torneo nacional direc tv.

Por: Ernesto Rutto 
El partido inicio desde las 3:50 de la tarde, con el sol en su máximo esplendor y el viento haciendo de las suyas.

Desde el principio los  fronterizos hacían valer su condición de local, controlando el balón y con llegadas claras.  En una de estas aproximaciones al área rival derribarían al mediocampista  Alejandro Rojas, donde ,el juez central sanciona penal el cual  Jesús Cabana cambiaría por gol. Poniendo así el 1x0 al minuto 19.

Maicao seguiría atacando, y en pocos minutos ampliaría el marcador por intermedio de Rojas, que anoto un gran gol de tiro libre, producto de una falta cometida por el jugador bosconense Carlos Prieto que se iría con tarjeta amarilla.

En el último minuto de la primera parte llegaría el tercero, nuevamente en pelota parada, gracias a Sleider Martínez, que la mandaría al ángulo  del pórtico dejando al golero sin opción.

Goleadores de la tarde, de izquierda a derecha: Sleider Martínez, 
Alejandro Rojas, Jesús Cabana.

El segundo tiempo seria de trámite, los locales bajarían la intensidad debido a que ganaban, los visitante por su parte no harían gran cosa para conseguir el resultado.  En el minuto 28 Jissas Pallares sale  lesionado y entra Walkin Montilla. Diez minutos más tarde entra Alfonso Henriquez por Alejandro Rojas que se va un poco tocado.

Familia Pallares, fieles seguidores de la escuadra maicaera. 



Con esta victoria Maicao llega a 30 puntos y se mantiene en el cuarto puesto el cual da la clasificación a la siguiente ronda. El próximo fin de semana visitan a Valledupar F.C en la capital del cesar.

Titular Eloy Quintero Araujo.
Javier Claro.
Donald Lizcano.
Carlos Vergara.
Melkin Ospino.
Alan Cardenas.
Carlos Almenares.
Carlos Prieto.
Yebenis Castillo.
Wilman Barrios.
Camilo Yanez.
Ronaldo Barrios.
Yeiner Arrieta D.T  



Titular Real Maicao
Oscar López.
Daniel Florián.
Jissas Pallares
Justin Guerra.
Jesús Cabana.
Sleider Martínez
Alejandro Rojas.
Omar Lopez.
Lucas Polo.
Nilson Martínez D.T.

Entro Alfonzo Henriquez por Alejandro Rojas y Walkin Montilla  por Jissas Pallares. Para el siguiente compromiso se espera que estén Jairo Tejedor, Renel Barrios y Alejandro Torrado. 

sábado, 16 de julio de 2016

Las seis derrotas más dolorosas de la historia (segunda parte)

Alemania pierde con Italia en la semifinal del mundial que había organizado para ganar

Nota de la redacción: esta es la segunda entrega de una serie que hemos titulado "Las seis derrotas más dolorosas de la historia para los locales".  Te invitamos a leer la primera parte de esta apasionante crónica. 


3.  La derrota de Alemania ante Italia en semifinales del mundial 2006

Alemania logró su propósito de convertirse en anfitrión de un campeonato del mundo por segunda vez, después de que lo organizara en 1.974. Al igual que en la ocasión anterior aspiraba no solo a organizar sino ganar  y eso debía suceder en la edición XVIII de los mundiales y por eso, fiel a su filosofía, armó un poderoso equipo para superar a todos sus rivales.  

En la fase de grupos se deshizo de Costa Rica (4-2), Polonia (1-0) y Ecuador (3-09 y clasificó sin  ningún inconveniente con un Kloss inspirado y convertido en goleador absoluto. 

En octavos enfrentó a Suecia y ganó sin dificultades 2-0  con goles de Podolski. 

En cuartos de final debió enfrentar a un fuerte equipo de Argentina, dirigido por Pékerman, que los sorprendió con gol de Ayala a los 4 minutos del segundo tiempo. A 10 minutos del final aparece de nuevo el talento goleador de Kloss para igualar el partido, por lo que se hizo necesario el alague de 30 minutos, que no alteraron el marcador.

En la definición por lanzamientos de tiros desde el punto penal el arquero Jens Lehmann detuvo los cobros de Cambiasso y Ayala y clasificó a Alemania a la semifinal en Dormunt.

En el partido de la semifinal Alemania intentó por todos los medios conseguir el gol de la victoria pero Italia se defendió con el tradicional catenaccio y mantuvo su valla invicta durante los 90 minutos reglamentarios. 

La igualdad a ceros obligó a la prórroga de 30 minutos en los que los equipos atacan y defienden si lograr el gol. Cuando sólo restan dos minutos para finalizar el partido, tras un cobro de tiro de esquina, la toma Pirlo, quien la pasa Grosso y éste de primera dispara al marco para conseguir el 1-0.  Un minuto después, en un letal contragolpe, Del Piero  marca de nuevo para  Italia y sella la victoria de su equipo 2-0.

Alemania entera llora por esta derrota, pero no hay nada que hacer.  Italia ha obtenido una brillante y merecida victoria y se ha clasificado a la final.


Los locales deben conformarse con el tercer puesto, el cual obtienen al vencer a Portugal. 



2. Brasil es goleado por Alemania en Mundial 2014

Brasil llegó como pentacampeón del mundo pero tenía todo servido para ganar su sexto título mundial: jugaba de local y el Maracaná sería el escenario en donde podrían consagrarse por primera vez ante su propia afición.

Sin embargo, desde el partido inaugural recibió el primer campanazo de alerta cuando Croacia les marcó primero y estuvo en ventaja durante parte del primer tiempo. Luego reaccionó y obtuvo una contundente victoria 3-1. En el segundo partido enfrentaron a México e igualaron 0-0. En el último juego de la primera ronda vencieron a Camerún con un marcador abultado 4-1.

En octavos de final pasó las duras y las maduras con Chile que estuvo a punto de derrotarlo. Igualaron 1-1 y la auriverde sólo pudo obtener su tiquete a la siguiente ronda en la tanda de tiros desde el punto penal.

En cuartos de final Brasil tampoco pudo ser superior a su rival, en este caso Colombia al que sólo pudo superar por 2-1 con un arbitraje localista del español Carlos Velasco que anuló un gol legítimo del capitán colombiano Mario Yepes.  En el partido resultaría lesionado el astro brasilero Neymar, quien no podría estar en la semifinal.

El juego de semifinales en el estadio Minerao de Bello Horizonte  ante Alemania, que jugaba de rojo y negro como el popular equipo  Flamengo de Río,  sería sorprendente por las debilidades defensivas de Brasil. Desde el minuto 11 hasta el 29 los alemanes ya les habían marcado cinco goles y, de no haber sacado el pie del acelerador,  hubieran conseguido por lo menos otros dos.   En el segundo tiempo los teutones marcarían dos goles más y Brasil haría el de la honrilla para un resultado humillante y sin antecedentes: Alemania 7-Brasil 1.

La tribuna se cubrió de tristeza y todos recordaron el fatal Maracanazo en el que Brasil había perdido la final de 1950 ante Uruguay. El llanto de los jugadores y de los “torcedores” brasileros conmovería al mundo.   Brasil organizaba un mundial para ganarlo y no sólo no lo ganaban sino que recibían la más dura derrota de su historia.


A los brasileros no les quedaría ni el consuelo del tercer puesto, pues en la definición por el último puesto del Podio perdieron 3-0 ante Países Bajos, en una de las más discretas actuaciones de un conjunto brasilero en la cita mundialista.




1. Brasil pierde ante Uruguay final de 1950. Maracanazo en Río de Janeiro

Esta, en realidad no fue una final ni un partido de fútbol, sino una epopeya en la que un David del fútbol derrotó al Goliat de entonces en un campo de batalla en donde había 200 mil aficionados en respaldo a su equipo y a la espera de que terminara el partido, el cual sería, según los entendidos de simple trámite, para levantar la Copa Mundo, celebrar y vestir una camiseta ya marcada con la leyenda “Brasil, Campeão 1950”.

El mundial de Brasil 1950 fue el primero que se jugó luego de que el mundo comenzara a recuperarse de la terrible tragedia de la Segunda Guerra Mundial. Brasil, que en ese entonces usaba uniforme blanco, arrasaba a todos sus rivales en cuanto partido jugara y quiso organizar la más grande fiesta del planeta en el estadio más grande jamás construido: el  Maracaná de Río de Janeiro.

En honor a la verdad las dos selecciones no tenían una diferencia monumental en su nivel. Es más, Uruguay había ganado el fútbol olímpico en 1.924 y 1.928 y el mundial de 1.930. Brasil, en cambio, no había ganado nada hasta el momento. Pero la prensa había creado una sensación de triunfalismo alrededor de su selección, la cual ciertamente tenía un ataque temible y lo había ratificado en los partidos previos antes del juego con los uruguayos.

En esta ocasión la final fue un cuadrangular todos contra todos en el que también tomaron parte Suecia y España, a los que Brasil venció sin miramientos 7-1 y 6-1 respectivamente. Uruguay en cambio sufrió para empatarle a España 2-2 y le ganó ajustadamente a Suecia 3-2.  Con el empate los brasileros se coronaban campeones pero su intención era golear también a los albicelestes.
El técnico uruguayo López planificó el encuentro con un esquema defensivo pero los jugadores, guiados por el instinto de Obdulio Varela, concluyeron que de esa manera lo único que lograrían era exponerse a una derrota humillante como le había sucedido a suecos y españoles.
Por eso salieron a jugar al todo o nada y se hicieron los sordos ante los gritos de la multitud de aficionados que alentaba a los locales.

El primer tiempo terminó 0-0 pero en la complementaria Brasil salió a arrollar y consiguió anotar el primer tanto. Los uruguayos no se desesperaron y empataron el partido y luego e manera increíble lograron el gol de la victoria.

Al final, se reeditó la hazaña de David contra Goliat. Los brasileros no daban crédito a lo que veían. Jules Rimet, presidente de la FIFA, no pudo leer el discurso que había escrito porque lo había hecho para elogiar la supuesta victoria brasilera, tan sólo buscó en medio de la confusión del estadio al capitán Obdulio Varela y le entregó el trofeo con apenas una tibia felicitación. 

Las diez plagas de La Guajira

Escrito por: Hernán Baquero Bracho

Es de conocimiento público que La Guajira está pasando por el peor momento de su historia institucional. 


Los hechos que se han venido dando en los últimos años y específicamente en los últimos meses, indican que como el enfermo terminal, necesita de una quimioterapia urgente para salvar las células buenas y extirpar las malas. La cosa no está fácil pero si nos unimos en un solo clamor de seguro saldremos de cuidados intensivos.

Para ello necesitamos eliminar esas células malas que no son otras, que las plagas que han azotado a nuestro departamento por décadas. 

Dios en los tiempos de la esclavitud en que el pueblo Egipcio la ejerció sobre el  pueblo Hebreo por un tiempo de 432 años, le envió al faraón y a sus opresores, para que liberaran a su pueblo, las famosas 10 plagas que están consignadas en la biblia. Bueno así mis queridos lectores, el gobierno nacional y nuestros propios dirigentes nos han sembrado 10 plagas no para liberarnos sino por el contrario a lo que le sucedió al pueblo Hebreo para esclavizarnos y volvernos unos idiotas como en efecto ha venido sucediendo y todavía no existe un libertador que nos quite el yugo de estas inclementes plagas.

La primera plaga nos la inculcó el mismo país con sus desafueros y su abandono por décadas y que hoy continuamos inmersos en ese rezago social en que los gobiernos de turnos nos han ignorado y nos han tratado como expósitos de la patria. 

La segunda plaga que va adherida entre el gobierno nacional y gran parte de la diligencia departamental es la pobreza y la extrema pobreza, donde siempre hemos estado por encima de la media nacional, lo que ha conllevado al hambre y la sed milenaria que hemos sufrido todos, pero especialmente nuestra nación wayuu. 

La tercera plaga ha sido el analfabetismo que en pleno siglo XXI continua con la misma fuerza, donde la ignorancia campea por doquier. La cuarta plaga  con ese analfabetismo ha sido y por otros factores la mala calidad educativa que nos mantiene sumidos en el ostracismo y en el más profundo subdesarrollo. Sin conocimiento y sin información una región siempre andará a la deriva. 

Con estas 2 plagas les precede la quinta como es el desempleo alarmante que siempre ha estado por encima de la media nacional así las cifras del DANE expresen lo contrario y lo más triste es que sin una preparación con calidad en su fuerza de trabajo,  las multinacionales que han hecho presencia en nuestro suelo han cumplido el papel de los famosos faraones Egipcios y nos han mantenido de una manera disfrazada en la más profunda esclavitud.

Con todas esas plagas que nos han azotado, viene la sexta como es la mala calidad de vida, donde enumerar tantos entuertos daría para cuatro cuartillas, por tantos desafueros, donde el NBI (necesidades básicas insatisfechas)  ha predominado siempre como el rey guajiro de esas pampas que nos enorgullecen. 

De esa mala calidad de vida surge la séptima plaga como es la desnutrición que ha hecho mella en la población infantil, donde la niñez indígena ha llevado la peor parte y por décadas se han venido muriendo por física hambre, cuando los usurpadores y asesinos de marras se han quedado con el dinero de los niños wayuu, arhuacos, koguis y wiwas, y hoy como escándalo nacional se ha denunciado todos estos casos aberrantes y casi se han convertido en un crimen de lexa humanidad.

La octava plaga que ha acabado con nuestros recursos naturales es la destrucción del medio ambiente que de manera impía tiene asolado los nacederos de vertientes hídricas, la flora y la fauna y pareciera  que “La Profecía” de la canción del inmortal compositor villanuevero Julio Oñate Martínez se estuviera cumpliendo a cabalidad. 

La novena plaga que como ocurrió con el pueblo Egipcio que arreció más para que el faraón liberara al pueblo de Dios, aquí por el contrario es para hundirnos más en nuestra propia desgracia y ella es la corrupción alarmante, que reina en todo el departamento de La Guajira, donde los recursos públicos han sido dilapidados, se los han robado de manera descarada y en la mayoría de los guajiros lo único que hay es dolor, pobreza y lastima. 

Con esta novena plaga llegó la décima como ha sido la estigmatización en que el gobierno nacional nos tiene a todos nosotros como si fuéramos las peores ratas del universo. Hoy no sé si para desgracia o para nuestro propio bien, el gobierno nacional ha intervenido a La Guajira y un paisa es quien nos gobierna. ¡Válgame Dios!. 

Analytic