lunes, 30 de diciembre de 2013

Si Cristo hubiera nacido en Riohacha





El nacimiento de Cristo

Por: César Castro Hernández
          
Siempre me ha asaltado la inquietud y la curiosidad de saber qué habría pasado si Dios en vez de enviar a su hijo Jesucristo a nacer en Belén, hubiera ordenado que el nacimiento de El Salvador se diera en Riohacha, un punto a orillas del Mar Caribe, con una temperatura media de 28 grados centígrados y poblado con gente mayoritariamente riohachera; pero, también por gentes llegadas de Santa Marta, Barranquilla, Cartagena, Montería y de las islas del caribe, particularmente de Aruba y Curazao.

Ya desde antes de nacer, Cristo, se vería enredado en un cipote escándalo. Las viejas del barrio Arriba y del Barrio Abajo que madrugan escoba en mano, dizque para barrer las puertas y no para enterarse de las últimas noticias, se hubieran dado gusto. Ambúa. Imagínate, que Maye, sí, la pelaíta esa que no quiere ni pisá el suelo, está preñá del viejo Chema. Aunque yo hablé con Chema y él dice que no tiene nada que ver con el asunto y que ese pelao no es de él.

En fin, que el viejo Chema terminaría aceptando la barriga de Maye, comprometiéndose con ella y diciendo que padre es el que cría. Así pasaría. Pero, Chema no perdonaría las habladurías de los vecinos ni de sus amigos más cercanos por lo que habría decidido no poner a ninguno de compadre y que el pelao se bautizaría ya grande. Sin embargo, aunque sin bautizar, toda Riohacha se enteraría de que Maye llamaba a su hijo como Jesús y terminó llamándolo Chucho. Chucho se aficionaría desde temprano a las labores de pesca y crecería con la espalda al sol ayudando a los pescadores, unas veces debajo el puente del ríito y otras ayudando a echar las lanchas al mar en El Guapo

Me imagino el escenario de Jesús nacido en el barrio Arriba de la capital guajira y desde entonces se le conocería como Chucho, el hijo de Chema, el de Maye, carpintero constructor de lanchas de madera para la pesca. Y su mamá sería Maye, la prima-hermana de Chave, la vendedora de tortuga frita.

Maye y Chave se visitarían mucho y se mandarían platos de comida una a la otra porque ambas estarían preñadas y se darían ánimo y consuelo en medio de los latigazos de la lengua de los habitantes del barrio. Chave, preñá y con un marido como Zacarías, ya bastante anciano  y Maye, preñá y sin marío. Ambúa.

La Biblia no informa de la ubicación ni qué hizo Cristo en el tiempo comprendido entre sus 15 y sus 30 años. Pero, si ellos no lo supieron aquí en Riohacha si se hubiera sabido rapidito. Las bolas llegarían rapidito y más rápido que un correo electrónico.

A Chucho lo vieron bien. Viviendo bien. Casado con una vieja de plata en un pueblo de Brasil y ni se acuerda de su mamá.

Otros vieron a Chucho, preso en una cárcel de los Estados Unidos, condenado a 20 años por tráfico de drogas y ni se le conoce porque está gordo y tiene una cortada en la cara. Él mandó una plata a su mamá para cuando salga, poner un negocio aquí en Riohacha.

Chucho murió en un tsunami en Venezuela y lo enterraron sin que nadie supiera quien era él.

Pero, el escándalo mayor sería cuando Chucho apareciera en esa Riohacha de principios de siglo con sus calles arenosas, sin energía eléctrica, sin alcantarillado, sin acueducto. Pero, con un gran movimiento comercial con las islas del caribe y el parque Padilla convertido en uno de los grandes puntos de encuentro de la ciudad para dialogar, para sentarse a descansar, para comentar la realidad local y nacional. Ya desde entonces, se le conocería como El Congresito.

Y en todo el frente del parque Padilla, estaría allí, majestuosa, la Catedral de Nuestra Señora de los Remedios de Riohacha. El sitio de adoración de la Vieja Mello

Y allí, en esa pequeña plazoleta entre la Catedral y el parque, aparecería Jesús, después de 15 años de ausencia, diciendo que era el Hijo de Dios y que lo escucharan.

De salida, especialmente los habitantes del barrio Arriba lo reconocerían y dirían, bueno y ¿Ése no es el hijo de Chema con Maye la del barrio Arriba? Tá loco. Llamen a Chema pa`que se lleve a su loco para la casa.

Jesús insistiría en hablarle a la gente. Pero, comenzarían a tirarle papeles, zapatos viejos, pepas de mango, cáscaras de piña y de mamón.

Un abogado riohachero, tomaría la vocería y diría: Déjenlo hablar que él es riohachero y tiene todo el derecho del mundo. Pero, la bulla aumentaría el volumen.

Una señora recién salida de misa diría que a ese poco de locos que han llegado a Riohacha hay que recogerlos, montarlos en un camión y llevarlos para su pueblo. No les prestaría atención a unos muchachos que le dicen que Chucho es riohachero.

Un muchacho moreno, embolador del parque diría que dejen al man que hable, eche, si el man tuviera billete, entonces, sí, pero, como el man está llevao, por eso no lo quieren dejá hablá.

El párroco de la Catedral saldría convencido de la locura de Jesús y lo tomaría suavemente del brazo, lo sacaría de en medio de la multitud y le diría que se fuera para su casa que yo conozco a tus padres y a tus hermanos y no quiero que te pase nada malo.

Un hombre moreno abrió la puerta de su moderno vehículo y gritó yo no como de locos, como me lo encuentre por ahí, de noche y solo, le reviento la cabeza a plomo.

Los periódicos nacionales no le pararían ni cinco de bolas a un loco nuevo que apareció en Riohacha diciendo que es el Hijo de Dios y los medios de comunicación locales se comprometerían en una campaña para ayudar económicamente a la familia de Chucho para que éste pueda ser llevado a una clínica de recuperación en Bucaramanga.
free invisible web counter
free invisible web counter

martes, 24 de diciembre de 2013

Lucas fuentes, el arte de la potencia en el fútbol

Por: Alejandro Rutto Martínez

Tomado de Articulo.org

El fútbol es un arte complejo y por complejo hermoso. En él se combina el ilusionismo de los malabaristas brasileros; la potencia de los delanteros europeos;  los impresionantes reflejos de los arqueros africanos; la capacidad de lucha y la perseverancia de los equipos europeos; el funcionamiento de alta precisión de algunas selecciones holandesas; la cohesión  y logros de la España de Vicente del Bosque; la fuerza bruta de los alemanes y la inagotable disposición de la mayoría de las hinchadas para sufrir lo indecible.

lunes, 23 de diciembre de 2013

Biografía de Diomedes Díaz

Tomado de Wikipedia

Diomedes Díaz (finca "Carrizal", La Junta, corregimiento de San Juan del CesarLa Guajira26 de mayo de 1957 - Valledupar22 de diciembrede 2013), también conocido como «El Cacique de la Junta»,1 2 fue un cantautor colombiano de música vallenata. Es considerado uno de los máximos exponentes de la música vallenata, a pesar de generar polémicas por su adicción a la drogas y de una vida de altibajos.3 4
Grabó temas vallenatos que fueron éxitos en Colombia y Venezuela, derivando en millonarias ventas de discos y por las cuales obtuvo múltiples reconocimientos a nivel nacional e internacional (discos de oro, platino y múltiple platino). Entre los principales éxitos se destacan composiciones propias como «Tres canciones», «Bonita», «Mi primera cana» o «Sin ti», además de canciones de otros compositores que interpretó con éxito, como «Sin medir distancias», «Tú eres la reina», «Amarte más no puedo», «Todo es para ti», «Lo más bonito», «Lluvia de verano», «La Juntera», entre otros.

Primeros años

Nació en la finca "Carrizal", en La Junta, corregimiento de San Juan del Cesar, Guajira, el 26 de mayo de 1957. De extracción humilde y campesina, pasó sus infancia trabajando como jornalero.
De adolescente perdió el ojo derecho al recibir accidentalmente una pedrada cuando con algunos amigos trataba de alcanzar un racimo de mangos.5
A los quince años se desempeñó como mensajero en bicicleta en la emisora Radio Guatapurí de Valledupar, por la que se dieron a conocer sus primeras composiciones, "La Negra" y "El Cantor Campesino", grabadas posteriormente por Jorge Quiroz y Luciano Poveda.6
En 1976 grabó por primera vez junto con el acordeonero Náfer Durán, hermano de Alejandro Durán, el disco "Herencia Vallenata".6
El apodo "El Cacique de la Junta" se lo debe a Rafael Orozco, quien lo llamó así en su interpretación de la canción de la autoría de Díaz "Cariñito de mi vida" (1975).6

Estrellato

Diomedes Díaz alcanzaría el estrellato en 1978 con el disco "La Locura", teniendo como acordeonero a Juancho Rois. Afianzaría su éxito con acordeoneros como Nicolás Mendoza y Gonzalo Arturo "El Cocha" Molina antes de volver a hacer pareja con Juancho Rois en 1988, una de las uniones más exitosas en la historia de la música vallenata que duraría hasta la trágica muerte de Rois en 1994. Díaz continuó su carrera acompañado por acordeoneros como Iván Zuleta, Franco Argüelles, Álvaro López y Juancho De la Espriella.
Diomedes Díaz es el mayor vendedor de discos en la historia de Colombia, las ventas de sus discos superan los 20 millones a lo largo de toda su carrera, por lo que se hizo merecedor de discos de oro y de platino. En 2010 ganó el Grammy Latino en la categoría Cumbia/Vallenato.7 8

Muerte de Doris Adriana Niño

A la medianoche del 14 de mayo de 1997, Doris Adriana Niño García (22 años de edad), quien sostenía una relación sentimental con Diomedes Díaz,9 se trasladó al apartamento de éste en el barrio San Patricio (Usaquén),10 en compañía de un escolta de Díaz.11 Algunos ocupantes del apartamento consumieron bebidas alcohólicas y cocaína.9 En el lugar se encontraba en ese momento Luz Consuelo Martínez, con quien Díaz sostenía una relación amorosa y quien al parecer estaba embarazada de él.9 Aquella noche perdió la vida Adriana Niño García.11
El 15 de mayo, un campesino encontró el cadáver abandonado de Niño García en la zona rural de CómbitaBoyacá, y dio aviso a las autoridades.9 La Fiscalía pensó que se trataba de una prostituta de la región.9
La causa de la muerte de Niño García fue plenamente establecida.12 En un informe, el Instituto de Medicina Legal concluye que Niño García murió aproximadamente a las tres horas del 15 de mayo, a consecuencia de un paro cardiorrespiratorio, provocado por una sobredosis de cocaína.12 El fallo proferido por el juez 46 penal de Bogotá declaró a Diomedes Díaz culpable de homicidio preterintencional.13 Esto quería decir, según consta en la sentencia, que Díaz usó la fuerza contra Niño García cuando, intentando controlarla o acallarla, le tapó la nariz y la boca con su mano, lo que le ocasionó a la postre la muerte por asfixia.13 Para el juez del caso, Díaz era consciente de que con su acción iba a hacerle daño a Niño García pero no tenía la intención de asesinarla.13
Por estos hechos, Diomedes Díaz fue condenado a 12 años de prisión por el delito de homicidio,14 sin embargo, un juez redujo su condena a 6 años, de los cuales cumplió 3 años y 7 meses, recibiendo luego la libertad condicional.14
En 2007, Díaz pagó una indemnización equivalente a 67.000 dólares a la familia de Niño García. El abogado defensor de Díaz dijo que el dinero fue depositado por concepto de daños morales y materiales.14

Problemas de salud

Desde 1997 padeció el síndrome de Guillain-Barré y en una ocasión fue sometido a una operación de corazón abierto. El 30 de octubre de 2012 sufrió un accidente automovilístico cuando se dirigía a su finca Las Nubes en el departamento del Cesar, por lo que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente para extraerle coágulos de sangre de los pulmones. En junio de 2013 fue operado de un tumor en la columna.15 6

Muerte

Murió en Valledupar el 22 de diciembre de 2013 a causa de un paro cardiorespiratorio a las 6:15 p.m. cuando se encontraba descansando en su cama. Las primeras versiones indican que Díaz se encontraba durmiendo y su esposa Consuelo al percatarse de que no se movía llamó a una ambulancia que de inmediato lo trasladó a una clínica, donde se confirmó su muerte. Allegados han dicho que sus funerales durarán cuatro días.16 17
hit counter script
hit counter script

Analytic